Elecciones 2017

Clientelismo versión PRO: Cambiemos moviliza extras sin micros ni choripanes

La táctica proselitista de Vidal para nutrir sus actos "de gestión": usó un contingente de jubilados para sacarse fotos con candidatos oficialistas. “Lo que hacemos no es para la campaña”, les dijo.

“¡Es que van a tener una sorpresa!” fue la respuesta entusiasta del coordinador del grupo ante la pregunta de una de las jubiladas, alertada por el cambio de rumbo del colectivo.

 

El grupo de adultos mayores, que había llegado puntual, a las 9, a la puerta de la Municipalidad de La Plata para viajar desde allí a Mar del Plata no entendía por qué los dos micros dispuestos para el viaje se detenían en el Club Unión Vecinal de la la capital provincial. Formaban parte del primer contingente que aprovechaba el plan de turismo gratuito lanzado por el gobierno bonaerense.

 

Una hora después tuvieron la respuesta. La gobernadora María Eugenia Vidal arribó al lugar (que, desde las primeras horas de este miércoles, estaba vallado) junto a dos de sus candidatos a la Cámara de Diputados de la Nación: la actual legisladora porteña Graciela Ocaña, quien encabeza la lista, y el ex embajador en Uruguay y ex ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro, ubicado en el tercer lugar.

 

Estaban, además, el intendente de La Plata, Julio Garro; el titular del Instituto de Previsión Social, Cristian Gribaudo; el titular del Pami, Sergio Casinotti, y el titular del Banco Provincia, Juan Curutchet, entre otros.

 

Con la calle de ingreso al club cortada tres horas antes y la orden de restricción de paso para cualquier vehículo y peatón, la gobernadora arribó al lugar con la mirada atenta de los adultos mayores, que comenzaban a entender cuál era la sorpresa.

 

Hubo una foto armada sobre la calle y, después, una cálida recepción, con baile de tango incluido, en el interior de la sede deportiva.

 

“Lo que hacemos no es para la campaña”, les dijo Vidal a los presentes, luego de una maratónica sesión de fotos con todos ellos y algunos pasos de baile.

 

“Los más jóvenes les queremos devolver el esfuerzo que han hecho por todos nosotros”, les dijo. Y, casi como una suerte de presentación en sociedad, se dirigió a Ocaña y a Montenegro.

 

“Gracias, Graciela, por habernos ayudado; gracias, Guillermo, por estar acá con nosotros y ser parte de este equipo”, dijo la gobernadora.

 

“Bueno, ahora les deseo un buen viaje; ojo con el consumo de alcohol, no tomen si van a conducir y pórtense bien y un poco mal también”, bromeó la mandataria, entre risas, dos minutos antes de abandonar el lugar.

 

Aunque en autos diferentes, Vidal se fue del lugar con igual rumbo que Montenegro y Ocaña, con quienes planeaba mantener una reunión privada en la Casa de Gobierno.

 

La actividad de la mandataria se inscribe en la nueva modalidad de pre campaña que puso en marcha el Gobierno de Cambiemos, tras el cierre de listas del sábado 24.

 

El puntapié se dio este martes, cuando la gobernadora, junto a la segunda pre candidata a senadora nacional, Gladys González, y el segundo pre candidato a diputado nacional, Toty Flores,  compartieron una recorrida por obras de urbanización y un comedor barrial en Quilmes.

 

Queda en evidencia la estrategia original de ubicar a Vidal como figura central de la campaña y casi como la chaperona de los pre candidatos.

 

La decisión de Cristina Fernández de Kirchner de presentar su postulación al Senado por la provincia inclinó la balanza hacia la gobernadora, que, sin ser candidata, es la elegida para confrontar con la ex presidenta.

 

Guillermo de Rivas, Adriana Nazario y Guillermo Parodi compiten por la intendencia de Río Cuarto. 
Axel Kicillof y su equipo de gobierno en la marcha de la CGT. Foto: Pilar Camacho.

También te puede interesar