X
Tras horas de reunión, acordaron un comunicado en conjunto y una foto. Los mandatarios provinciales se comprometieron a dar quórum, pero no garantizaron votar la reforma jubilatoria.
Redacción 18/12/2017 13:45

Los gobernadores del Partido Justicialista dieron el visto bueno al Gobierno para que en la sesión especial de este jueves avance la reforma jubilatoria y, en un gesto de dialoguismo, aceptaron tomarse una foto con funcionarios y diputados nacionales de Cambiemos en la previa a la votación. Sin embargo, los mandatarios provinciales se comprometieron únicamente a dar quórum para que comience la sesión, pero sólo algunos de los diputados que responden a los mandatarios votarán a favor de la modificación del cálculo de lo haberes jubilatorios que promueve la administración de Mauricio Macri.

La Casa Rosada asegura que contará con el número necesario para emprender la sesión especial y que sobrepasa los 140 votos para que las reformas jubilatoria y tributaria se aprueben en la Cámara de Diputados. El escueto comunicado firmado por los mandatarios provinciales sostiene que “gobernadores de 11 provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se reunieron con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para expresar su apoyo a la reforma previsional que tiene previsto debatir hoy la Cámara de Diputados”.

En representación de la Casa Rosada, ingresaron al Congreso Nacional para la reunión con los gobernadores el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el viceministro de esa cartera, Sebastián García De Luca.

Estuvieron reunidos en las oficinas de la presidencia de la Cámara de Diputados, en manos de Emilio Monzó. Participaron los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alberto Wereltineck (Río Negro), Juan Manzur (Tucumán),Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy).

 

 

Al encuentro en del despacho de Monzó también se sumó, una vez comenzada la reunión, la diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió. También, estuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, cuya Policía estará a cargo del operativo en los alrededores del Congreso. A su vez, participaron el jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara baja, el radical Mario Raúl Negri, el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, y el jefe del Bloque Justicialista, el salteño Pablo Kosiner.

En el correr de la reunión, gobernadores y funcionarios nacionales acordaron suspender la conferencia de prensa anunciada horas antes y solamente tomarse una foto para reproducir como mensaje de diálogo en la previa a la sesión en la que se votará las reformas jubilatoria y tributaria.

Tras la fallida sesión del jueves 14 de diciembre, en el marco de una fuerte represión por parte de la Gendarmería Nacional y un escándalo por el quórum, el Gobierno volvió hacia atrás y convocó a una reunión con los mandatarios provinciales. El viernes hubo encuentro, también en el despacho de Monzó. Luego de horas de deliberación, se acordó el bono compensatorio para jubilados y beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH) y una nueva reunión con el Gobierno el lunes.

Gobernadores PJ hicieron ostentación de dialoguismo con oficialismo duro

Tras horas de reunión, acordaron un comunicado en conjunto y una foto. Los mandatarios provinciales se comprometieron a dar quórum, pero no garantizaron votar la reforma jubilatoria.

Los gobernadores del Partido Justicialista dieron el visto bueno al Gobierno para que en la sesión especial de este jueves avance la reforma jubilatoria y, en un gesto de dialoguismo, aceptaron tomarse una foto con funcionarios y diputados nacionales de Cambiemos en la previa a la votación. Sin embargo, los mandatarios provinciales se comprometieron únicamente a dar quórum para que comience la sesión, pero sólo algunos de los diputados que responden a los mandatarios votarán a favor de la modificación del cálculo de lo haberes jubilatorios que promueve la administración de Mauricio Macri.

La Casa Rosada asegura que contará con el número necesario para emprender la sesión especial y que sobrepasa los 140 votos para que las reformas jubilatoria y tributaria se aprueben en la Cámara de Diputados. El escueto comunicado firmado por los mandatarios provinciales sostiene que “gobernadores de 11 provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se reunieron con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para expresar su apoyo a la reforma previsional que tiene previsto debatir hoy la Cámara de Diputados”.

En representación de la Casa Rosada, ingresaron al Congreso Nacional para la reunión con los gobernadores el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el viceministro de esa cartera, Sebastián García De Luca.

Estuvieron reunidos en las oficinas de la presidencia de la Cámara de Diputados, en manos de Emilio Monzó. Participaron los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alberto Wereltineck (Río Negro), Juan Manzur (Tucumán),Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy).

 

 

Al encuentro en del despacho de Monzó también se sumó, una vez comenzada la reunión, la diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió. También, estuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, cuya Policía estará a cargo del operativo en los alrededores del Congreso. A su vez, participaron el jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara baja, el radical Mario Raúl Negri, el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, y el jefe del Bloque Justicialista, el salteño Pablo Kosiner.

En el correr de la reunión, gobernadores y funcionarios nacionales acordaron suspender la conferencia de prensa anunciada horas antes y solamente tomarse una foto para reproducir como mensaje de diálogo en la previa a la sesión en la que se votará las reformas jubilatoria y tributaria.

Tras la fallida sesión del jueves 14 de diciembre, en el marco de una fuerte represión por parte de la Gendarmería Nacional y un escándalo por el quórum, el Gobierno volvió hacia atrás y convocó a una reunión con los mandatarios provinciales. El viernes hubo encuentro, también en el despacho de Monzó. Luego de horas de deliberación, se acordó el bono compensatorio para jubilados y beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH) y una nueva reunión con el Gobierno el lunes.