Las valijas de José

Vidal condecoró a policías por la detención que golpea con dureza al kirchnerismo

La gobernadora distinguió a los efectivos que detuvieron a López. En días donde se reflota el caso del triple crimen, también entregó insignias a los oficiales heridos por los Lanatta y Schillaci.

La gobernadora María Eugenia Vidal condecoró a los efectivos policiales que protagonizaron la detención que impacta de lleno al kirchnerismo: la captura del ex secretario de Obras Públicas, José Francisco López, mientras intentaba esconder bolsos con millones de dólares en un convento de General Rodríguez. Lo hizo al encabezar este martes por la mañana el acto de jura a la bandera por parte de los cadetes de la Policía Bonaerense en la Escuela “Juan Vucetich”. De paso, también distinguió a los oficiales heridos en Ranchos a fines del pasado año durante la búsqueda de los prófugos del triple crimen en días donde este caso vuelve a la primera plana con la detención de Ibar Pérez Corradi en Paraguay.

 

Se esperaba la presencia en el lugar de Mauricio Macri, no obstante, el presidente se bajó de la ceremonia a último momento sin detallar las razones.

 

“Hoy reconocemos a hombres y mujeres que han hecho del valor y el compromiso un modo de vida, una muestra de honestidad, de lealtad, de capacidad”, destacó durante su alocución el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, quien, horas después de conocida la detención de José López, no dudó en hacer hincapié en el rápido accionar de la fuerza que, enfatizó, responde a las “reformas” realizadas en la materia con la incorporación de “casi 300 vehículos que reforzaron las cuadrículas del Conurbano”. Vale señalar que esa "muestra de lealtad" Ritondo la destaca en medio de la investigación que se está llevando a cabo por la intrusión de dos policías de la Bonaerense en el despacho de la Gobernadora

 

En un contexto donde el triple crimen de General Rodríguez toma nuevamente vuelo mediático con la detención de Ibar Pérez Corradi, también se destacó la labor de los oficiales heridos en Ranchos por los entonces prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, imputados por el crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

 

Vale recordar que, hacia fines del pasado año, al encontrase con el control policial, Schillachi y los hermanos Lanatta detuvieron el vehículo y abrieron fuego contra los agentes Fernando Pengsawath (de 22 años, quien recibió un disparo en el abdomen) y Lucrecia Yudati  (de 33 años, baleada en una pierna).

 

Días después de ese episodio, Ritondo había asegurado que los prófugos estaban cercados en la zona, algo por lo cual posteriormente tuvo que pedir disculpas ya que los evadidos no sólo no estaban rodeados, sino que lograron trasgredir la frontera bonaerense y llegar hasta la provincia de Santa Fe, donde finalmente la fuerza policial de esa jurisdicción logró atrapar a los prófugos.

 

A casi seis meses de ese episodio que lo dejó mal posicionado, el ministro de Seguridad busca aprovechar el viento a favor de la detención de López para reivindicar, amparado en la labor de los efectivos distinguidos, el accionar de la fuerza que orbita. Así, aludió a “esa Policía que soñamos, esa Policía que queremos, y esa Policía que desde el primer día pregonamos con la Gobernadora”.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.
Buenaventura Duarte y Juan José López Desimoni junto a Gustavo Valdés, Pedro Braillard Poccard y el Jefe de la Policía de Corrientes, Alberto Molina.

También te puede interesar