LA ERA LIBERTARIA

La plata de los jubilados, la Cancha Rayada del patriota Toto Caputo

El dictamen de la ley ómnibus XS eliminó el traspaso del FGS de la ANSES a la órbita de Economía. Una derrota que echa por tierra el plan original del ministro.

El dictamen de la ley ómnibus XS se convirtió en Cancha Rayada para Luis Toto Caputo. El ministro de Economía, calificado como un "patriota" por el presidente Javier Milei en la cadena nacional del lunes último, sufrió la peor de las derrotas este jueves cuando el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados dejó sin efecto el pasamanos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES, la " plata de los jubilados", a su órbita. Un movimiento que le iba a permitir liquidar deuda pública. En versiones anteriores del texto, ya le habían recortado la chance de tener el control de acciones premium.

En la última versión de la Ley Bases parida este jueves en la cámara baja y ante los reclamos del bloque Hacemos Coalición Federal, La Libertad Avanza aceptó eliminar del texto el traspaso al Palacio de Hacienda de los títulos públicos por un valor de u$s33.000 millones que tiene en sus manos el fondo contracíclico del organismo previsional. La intención del equipo económico era que, una vez en control de las oficinas del quinto piso, pasaran a ser cancelados por "confusión patrimonial", ya que el Estado pasa a ser acreedor y deudor de sí mismo. Es decir: borrar el renglón y darle un crédito al tenedor del bono.

Las derrotas de Toto Caputo

El primer intento de Caputo fue quedarse con todo: los bonos públicos y los activos de importantes empresas en poder de la ANSES que a marzo de 2024 valían más de u$s6.300 millones. Las principales tenencias accionarias son de Ternium (20,2%); Pampa Holding (10,2%); Transportadora Gas del Sur (9,4%), Banco Macro (9,1%) y Grupo Financiero Galicia (8,1%). El articulado inicial de la normativa quitaba las limitaciones de inversión que posee el FGS en la actualidad y preveía que pudiera usarse en acciones, obligaciones negociables de sociedades anónimas nacionales, mixtas o privadas y en mercados de futuros y opciones. También derogaba el artículo 76° de la ley N° 24.241, que restringía el peso que puede tener cada tipo de inversión en la cartera total.

De esta forma, una de las acciones validadas era revender esos papeles a las mismas compañías, algo bien visto por el mercado financiero en general y las mismas firmas que buscan retirar la participación del Estado y sacar la silla estatal de la mesa de sus directorios.

Por la resistencia en el Congreso, el oficialismo agregó un artículo que preveía que una vez en manos del Tesoro, "el Poder Ejecutivo Nacional deberá contar con un dictamen previo favorable emitido por la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y del Seguimiento de las Privatizaciones establecida en la Ley N 23.696, el que deberá considerar las condiciones de mercado". En una negociación posterior, se eliminó por completo.

toto caputo.jpg

Sólo quedaba por tratarse entonces la consolidación de la deuda pública. En los tres meses que demoró el debate parlamentario, pasó de valer aproximadamente u$s22.000 millones a u$s33.000 millones, una suba atribuible al atraso cambiario desde la última megadevaluación de diciembre.

Como contó Letra P, el conflicto que provocó la remoción del artículo fue el pedido de distintas provincias de que se garantizaran flujos con el FGS para compensar a las 13 cajas jubilatorias no transferidas a la Nación, entre ellas las de Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe. El Gobierno prometió giros a esas provincias en los próximos días, pero por esa pelea el oficialismo no logró los votos para aprobar la transferencia a Economía.

El plan original del FGS para la dolarización

Todas las batallas del jefe de Hacienda por el FGS, al menos vía ley ómnibus, ahora están perdidas, siempre que el oficialismo no busque volver a incluir el planteo sobre tablas en el recinto cuando comience el debate este lunes. El activo que maneja la ANSES fue creado en 2007 con los fondos de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) que se dieron de baja. Es una cartera de acción específica que se utilizó en los últimos años para el fondeo de proyectos productivos y créditos para personas jubiladas y trabajadoras de bajos ingresos.

La denominada "plata de los jubilados" siempre estuvo en el radar de Caputo e incluso fue la puerta de entrada a su vínculo con el presidente Milei en mayo de 2023, cuando la campaña electoral recién estaba comenzando. El plan original para estos activos era utilizarlos como garantía en el caso de una dolarización. En el paper que la consultora Anker le entregó al entonces diputado libertario y candidato presidencial, se aseguraba que, insertos en un fideicomiso bajo legislación extranjera, servirían para conseguir unos u$s5000 millones de dólares. Esa cifra era necesaria para el cálculo de los u$s40.000 millones que entonces se necesitaban para intercambiar la base monetaria de pesos por divisa estadounidense.

Fue una alternativa que hizo dudar a Milei del proyecto de Emilio Ocampo, el padre de la dolarización que enamoró al ahora presidente con una iniciativa audaz para cambiar la base monetaria de pesos por dólares. A medida que la economía argentina se fue deteriorando en sus variables macroeconómicas, la cantidad de divisas necesarias para llevar a cabo la hazaña se complicó cada vez más. Entonces, el "Messi de las finanzas" entró en el momento justo. Ya en la gestión, Hacienda negó en varias oportunidades que el FGS se fuera a utilizar con ese fin.

ley omnibus: milei saco al banco nacion de las empresas a privatizar para tener dictamen
Daniel Tillard en Expoagro junto a Guillermo Francos.

Las Más Leídas

También te puede interesar