GÉNEROS

Universidades: pese al lobby, las rectoras siguen sin acceder a lugares de poder

Sumaron a la representante de Cuyo a las cuatro que tenían en el CIN, el ente que gobierna el sector. Rodríguez Saá, al comité ejecutivo. La rosca previa.

Hace tiempo que rectoras y vicerrectoras de universidades nacionales vienen haciendo un trabajo sostenido para disputar lugares de poder tanto en las casas de altos estudios como en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). El viernes ese órgano político realizó su plenario anual en la ciudad de Santa Fe, donde la máxima autoridad de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), Carlos Greco, asumió la presidencia, secundado en la vicepresidencia por el rector de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Víctor Moriñigo; siguiendo la lógica de alternancia entre los bloques peronista y radical. Pese al lobby en demanda de una mayor paridad, y a una asamblea previa en la sede de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), el foro de mujeres universitarias sigue sin poder mover el amperímetro de la representación en el CIN.

Además de los dos cargos principales ejercidos por varones, el día a día del CIN implica el trabajo de un comité ejecutivo y de varias comisiones. En esta estructura organizativa, el foro de mujeres logró sumar este año a Esther Sánchez, rectora de la Universidad Nacional de Cuyo, a las otras cuatro que ya formaban parte del organismo interuniversitario en 2022 y que retuvieron funciones: Agustina Rodríguez Saá(Universidad Nacional de Comechingones), Lidia Blanco (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco), Alicia Bohren Universidad Nacional de Misiones) y Adriana López (Universidad Nacional Raúl Scalabrini).

La puntana Rodríguez Saá -sobrina del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, e hija de Adolfo- en su calidad de presidenta de la comisión de Comunicación y Medios integrará también el consejo ejecutivo del CIN: será la única mujer de una conformación mayoritariamente por varones. Quienes llevan adelante la agenda de paridad en la mesa de decisiones del consejo interuniversitario ponen el foco en este dato. Es que las otras cuatro representantes serán vicepresidentas de comisiones: Blanco, de Posgrado; Bohren, de Asuntos Internacionales; López, de Conectividad y Sistemas de Información, y Sánchez, de Extensión.

La otra pelea que se dio en la previa del plenario del CIN fue que tanto las rectoras López y Sánchez, del bloque radical; como Bohren, Rodríguez Saá y Blanco, del bloque peronista, estuvieran representadas en esa mesa de discusión universitaria.

En el plenario del CIN también se trató la carta de petición que impulsó Sánchez y firmaron 12 representantes del bloque radical, entre quienes se encuentra el flamante vicepresidente Moriñigo, para reclamar la reapertura de la paritaria salarial a fin de destrabar el conflicto en 13 universidades afectadas por paros docentes. En ese marco, se llevaron el compromiso de la Secretaría de Políticas Universitarias de llamar a nueva reunión en los próximos días.

https://twitter.com/ruge_cin/status/1646997703929262081

El CIN representa a más de 60 instituciones de educación superior que se organizan con autoridades que desde la presidencia, el comité ejecutivo y las comisiones, impulsan y llevan adelante desde la discusión por el presupuesto universitario con la cartera educativa hasta la gestión de políticas para el sistema.

Foro previo, tareas de cuidados y género

El jueves, también en Santa Fe, el foro de rectoras y vicerrectoras realizó su asamblea anual para planificar y unificar demandas para el año en curso. Entre ellas acordaron solicitarle al comité ejecutivo del CIN que busque formas de asesoramiento jurídico para abogadas y abogados de secretarías que deban abordar casos de violencia. También pusieron en agenda las tareas de cuidado a fin de que las casas de altos estudios avancen con subsidios y licencias ampliadas por paternidad, para moderar la desigualdad que sufren las mujeres.

Para quienes vienen dando la pelea para que las mujeres ocupen más cargos de responsabilidad y decisión en el sistema universitario, la tarea del foro no puede leerse lejos del funcionamiento de la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias (RUGE), un espacio con representación de las instituciones de educación superior que sigue siendo central para la gestión diaria.

Coordinada por Sandra Torlucci, rectora de la Universidad Nacional de las Artes, la RUGE es un espacio previo a la constitución del foro que desarrolla la agenda de género y trabaja contra la masculinización de la vida académica. Desde 2018 funciona dentro del marco del CIN y auspicia políticas de género, a fin de romper el techo de cristal en un ámbito donde los porcentajes entre quienes habitan las instituciones y quienes las dirigen están ampliamente desfasados.

El foro se constituyó en 2022 y para este 2023 promete una agenda en la que se hará hincapié en áreas para cruzar géneros y otras desigualdades. También tiene previstos encuentros presenciales para, por ejemplo, desarrollar un estatuto que dé mayor formalidad a esta iniciativa. Mientras tanto desde el CIN destacan que en las universidades de Córdoba con Mariela Marchisio como vicerrectora, o de Río Cuarto con Marisa Rovera y Nora Bianconi, como rectora y vice, se van sumando, aunque lentamente, más mujeres a cargos de poder.

las universidades iran a golpearle la puerta a massa
Estudiantes, docentes, no docentes y gremios de la educación marcharon hasta Plaza de Mayo en reclamo al recorte universitario (Foto: NA)

También te puede interesar