EL NUEVO CONGRESO

Tras reunirse con Guillermo Francos, los gobernadores de UP amenazan con romper los bloques

En el Congreso hay versiones de fugas de la bancada peronista hacia los armados provinciales. LLA cree que tendrá los votos para las reformas de Milei.

En un clima de incertidumbre que las figuras parlamentarias más experimentadas definen “sin precedentes”, después del encuentro que tuvieron con el ministro del Interior, Guillermo Francos, los gobernadores cercanos al actual oficialismo empezaron a enviar señales de una posible ruptura de los bloques de Unión por la Patria para ayudar al presidente electo, Javier Milei, en el paquete de leyes que prometió enviar el 11 de diciembre.

Los mandatarios empezaron a mostrar diferencias con referentes del kirchnerismo y algunos iniciaron acercamiento a los partidos provinciales. El bloque cordobesista también busca acercarlos, pero la sociedad de este espacio con el gobierno que viene complica la posibilidad de ofrecer a los jefes provinciales la autonomía que estos reclaman.

Aunque nadie se atreve a hablar de un pacto con el libertario, los gobernadores hicieron saber con gestos, algún diálogo de pasillo y hasta declaraciones públicas, que no están dispuestos a romper con Milei sin al menos negociar por sus intereses.

En los papeles, Unión por la Patria tiene 33 bancas en el Senado y 105 en Diputados, pero para mantener esas cifras necesita evitar rupturas, un escenario más que difícil. Entre los operadores de LLA en el Congreso, que esta semana empezaron a circular por los pasillos, hay certezas de que las bancadas se van a fracturar.

¿Rupturas?

El gobernador que ya tendría definido sacar los pies del plato peronista en el Congreso es Gustavo Sáenz, de Salta, curiosamente, el primer mandatario que pudo reunirse a solas con Francos pocos días después de la victoria de Milei.

Sáenz cuenta con tres bancas propias en Diputados: Pablo Outes, Cintia Pamela Calletti y Yolanda Vega. Según fuentes del oficialismo salteño ya les anticipó que deberán migrar al bloque Provincias Unidas, que por ahora sólo conformarían cuatro integrantes, tres de Misiones y uno de Río Negro. Podrían sumarse referentes de partidos gobernantes de Neuquén y Santa Cruz. La única duda es si estos alineamientos se oficializarán en diciembre o en febrero.

En el Senado, Sáenz no tiene dominio de los dos oficialistas, Sergio Leavy y Nora del Valle Giménez, pero les hizo saber que no formará parte de un conglomerado del PJ. Leavy tomó el mensaje y sus pares del Frente de Todos supieron que no tendrá una estadía fácil en ese espacio, donde ya llegaron otros gestos de rebeldía de gobernadores.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FGustavoSaenzOK%2Fstatus%2F1727708407442837525&partner=&hide_thread=false

Este miércoles, en la Cámara alta se viralizaron las declaraciones de Oscar Jalil, gobernador de Catamarca, quien en diálogo con TN pidió "entender que hay que bajar algunos impuestos" y "afianzar la relación público-privada". Pareció un mensaje directo a Milei. A Jalil le responde el senador Claudio Andrada.

En la Cámara alta también hay sospechas de la tropa tucumana, aunque está dividida. Juan Manzur hizo un sondeo para reemplazar al jefe del bloque, José Mayans, pero no tiene respaldo de su gobernador Osvaldo Jaldo, quien sí domina el voto de la senadora Sandra Mendoza. Entre los "sin tierra" del Senado, ven con demasiados gestos de fastidio al santafesino Marcelo Lewandowski.

Los bloques que quedarían

Los referentes del peronismo pampeano, cercano al gobernador Sergio Ziliotto, también entraron en rebeldía. Al menos eso entendieron quienes lideran al Frente de Todos del Senado en sus contactos con su compañero Pablo Bensusán. Ziliotto tuvo un gesto de diferenciación del kirchnerista el último martes, cuando le ordenó al diputado Hernán Pérez Araujo que renunciara a la Comisión de Juicio Político, que firmó dictámenes de acusación por mal desempeño contra los cuatro jueces de la Corte Suprema de Justicia.

En la Cámara baja, La Pampa tendrá desde el 10 de diciembre dos referentes del PJ: Ariel Rauschenberger y Varinia Marín.

Esta semana hubo versiones sobre una gestión del bloque de Córdoba para sumarlos junto a otros referentes de gobiernos peronistas, como Tucumán, Catamarca y La Rioja, pero no habrían prosperado por la cercanía del cordobesismo con Milei, quien ya ubicó funcionarios de ese sector en su gabinete. Se especula que hasta hubo un intento del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, para unir bancadas con Provincias Unidas, pero el movimiento fue vetado por el líder misionero Carlos Rovira.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FLetra_P%2Fstatus%2F1730028874082504974&partner=&hide_thread=false

Schiaretti quería un interbloque similar al que funcionó entre 2015 y 2019 y ayudó a obtener cuórum a Mauricio Macri. Casualmente, uno de los protagonistas de aquel bloque vuelve el 10 de diciembre: el cordobés Juan Brügge. Compartía filas con Florencio Randazzo.

El cordobesismo busca reclutar a una parte de "los sin tierra", como se denomina a legisladoras y legisladores de la Cámara baja que no tienen gobernadores como jefes. Son más que nunca antes, por la ola de derrotas del peronismo en las provincias. Un rebelde de este grupo sería el jujeño Guillermo Snopek.

Como explicó Letra P, la bancada de UP en Diputados la seguiría presidiendo el santafesino Germán Martínez, por el respaldo que recibió de Máximo Kirchner, quien le garantiza su continuidad con los votos de La Cámpora. En el Senado, Mayans quiere mantenerse como presidente, pero antes necesita mantener el bloque lo más unido posible.

Con ese objetivo, este jueves, en diálogo con El Destape, el formoseño prometió “escuchar a todos los senadores, porque todos son importantes" y aclaró que "el peronismo no tiene una conducción definida". En su entorno explican que con esas declaraciones trató de contener a toda la tropa para evitar fisuras, después de algunos gestos que no lo dejaron tranquilo.

En el Senado, el cordobesismo seguirá con su bloque, Unidad Federal, que integra Alejandra Vigo, la esposa de Schiaretti, junto al entrerriano Edgardo Kueider y al correntino Carlos Espínola, quien será el presidente. Está dispuesto a recibir a más integrantes.

La expectativa libertaria

Cada referente legislativo de La Libertad Avanza que circuló esta semana por el Congreso se mostró convencido de que Unión por la Patria se fragmentará y que aprobar las leyes que pide Milei no será un problema. En diálogo con Letra P, un senador libertario electo que habló con dos miembros de la actual bancada del Frente de Todos consideró imposible que pueda mantenerse la unidad entre sus 33 integrantes que, en los papeles, esa fuerza tendrá desde el 10 de diciembre.

"Hay 14 kirchneristas, 11 cercanos a gobernadores y ocho sin tierra. Sólo los primeros van a votar en contra de nuestros proyectos, pero los demás están dispuestos a colaborar. Es más probable que se rompa Unión por la Patria que Juntos por el Cambio", vaticinó el senador electo, a quien no le preocupa demasiado si las fisuras se dan en los papeles o en el recinto.

De todos modos, en sus reuniones con las bancadas opositoras, la vicepresidenta electa, Victoria Villarruel, anticipó que reclamará la presidencia de las comisiones vinculadas a la gestión, como Presupuesto, Asuntos Constitucionales y Relaciones Exteriores. Las negociaciones ya empezaron. En Diputados, aún resta definir las autoridades de la bancada y de la Cámara. Habrá menos tiempo.

up debate sus autoridades legislativas y manzur se anota para el bloque del senado
Germán Martínez.

También te puede interesar