ELECCIONES 2023

Córdoba: JxC se ilusiona con arrebatar otro bastión a un peronismo dividido

Este domingo se vota en La Calera. La alianza opositora se sumó a Encuentro Vecinal, que puso al candidato. La interna de la familia Rufeil complica las chances del cordobesismo.

Una insuperable ruptura entre dos integrantes de una reconocida familia de linaje justicialista condiciona seriamente la continuidad de gobiernos peronistas en la ciudad de La Calera, cuyos habitantes acudirán este domingo 4 de junio a las elecciones para la renovación de autoridades municipales. Fruto de irreconciliables diferencias, que trascienden lo político, entre el intendente Facundo Rufeil y su primo, el predecesor Rodrigo Rufeil, dos listas se disputarán el voto peronista en la más importante de las localidades que rodean a la capital provincial y forman el Gran Córdoba.

Por un lado, el mencionado Facundo intentará su reelección con un elenco que mantiene nombres de su núcleo duro y se rotulará con el nombre que el cordobesismo ya ha dejado de lado: Hacemos por Córdoba. Por otro lado, bajo supervisión de Rodrigo, Gastón Morán encabeza una nómina que linkeará a la denominación elegida para la ampliación de la alianza que gobierna la provincia: Unidos Hacemos por La Calera.

La disquisición semántica refleja también la diversidad de apoyos que exhiben. Facundo Rufeil ostenta el acompañamiento del gobierno provincial, aún en manos de Juan Schiaretti, quien hace escasos días inauguró obras en la ciudad y prometió su presencia si hay festejos este domingo. Aferrado a esa representatividad, desoyó los pedidos de la mesa coordinadora de la campaña provincial, que le planteó alternativas para la unidad.

Morán se ha mostrado con funcionarios del aún intendente de Córdoba y candidato a gobernador, Martín Llaryora. Durante la semana pasaron a fotografiarse con él Javier Pretto, aspirante a viceintendente de la Capital, y el secretario de Salud municipal, Ariel Aleksandroff. “Martín está, pero no va a tensionar”, argumentaron desde el Palacio 6 de Julio.

Ampliando el espectro, el jefe comunal calerense se arroga una representatividad sin interrupciones del proyecto cordobesista, en la ciudad que más ha crecido en las últimas décadas; en el departamento que más se ha desarrollado en términos económicos y poblacionales en el mismo lapso.

Aún sin romper abiertamente con el gobierno provincial, al que representa como legislador, Rodrigo Rufeil forma parte del colectivo de dirigentes que en 2019 decidió aproximarse al Frente de Todos para apoyar la candidatura de Alberto Fernández. Expresidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, también participó de la configuración cordobesa de la ANSES, donde revista su delfín, Morán.

Durante meses ambos interpelaron a Facundo para lograr una unidad del peronismo. Ante la férrea negativa, decidieron profundizar un armado al que la intendencia le añade la demonizada letra K.

Oportunidad

La ruptura oficialista ofrece una oportunidad a una oposición que hasta el momento sólo ha encontrado matices en los 12 años de continuidad de las administraciones de los primos: ocho, para Rodrigo; cuatro, para Facundo. Según han denunciado, las diferencias se reducen a intereses divergentes para un modelo de gestión jalonado por prebendas y negociados inmobiliarios.

En ese coro destaca la unificación de las principales voces bajo el nombre de Juntos por La Calera, alianza conformada por partidos integrantes de Juntos por el Cambio y Encuentro Vecinal, la fuerza que lidera Aurelio García Elorrio.

Ensayo a escala de una fusión opositora que por mucho tiempo impulsaron armadores cambiemistas para toda la provincia, el experimento calerense será encabezado por Fernando Rambaldi, concejal y activo denunciante de presuntas irregularidades en la administración municipal. Lo acompañará una lista con nombres de todos los espacios, pero con predominio vecinalista.

Ese armado refleja las tensiones de una extensa negociación. Hasta la conformación de la nueva alianza, JxC presentaba de antemano varios candidatos, entre los que picaba en punta Rafael Pontieri, referente del Frente Cívico. Empresario gastronómico, su reconocido restaurante ofició de sede para reuniones clave. Entre ellas, encuentros de Luis Juez y Horacio Rodríguez Larreta.

Encuestas en mano, el vecinalismo impuso a Rambaldi. Confirmado como postulante por el espacio, profundizó las denuncias sobre dos ejes: el incumplimiento de las normativas ambientales y catastrales, anverso del desarrollo inmobiliario de la ciudad; corrupción y clientelismo, en particular con los desarrollistas beneficiarios de aquellas prebendas.

Voto country

La embestida encierra una paradoja. Ante un escenario que prevén parejo, la alianza opositora apuesta a una buena recolección de votos en los mismos barrios cerrados que reflejan el crecimiento de la localidad. Más aún, los necesitan.

El denominado "voto country" también puede ser clave para Facundo Rufeil, que espera cosechar allí una cantidad de adhesiones que le permita despegarse de sus rivales. Cree que los nuevos habitantes, que llevaron la población total de 30 mil a casi 50 mil (un 13% de brecha entre censos), valorarán la imagen de una ciudad que poco tiene que ver con los apagados colores del pasado.

Cálculos aparte, en el Panal esperan el triunfo de alguna de las listas peronistas para continuar con los “domingos felices”. En particular Llaryora, que apostó fuerte con la creación del Ente Intermunicipal de Gestión Metropolitana (que tiene a La Calera como segundo distrito en importancia después de la Capital) como forma de integración regional y, sobre todo, proyección allende La Cañada.

Allí mismo, las referencias provinciales de JxC se ilusionan con la posibilidad de sumar otro triunfo en un distrito clave, tras la sucesión que iniciara en Marcos Juárez y se extendiera hasta el pasado domingo, con el batacazo en Coronel Moldes. Allí, como en La Calera, el peronismo acudió con dos listas que dividieron los votos, permitiendo al radical Ezequiel Moiso imponerse con apenas el 30% de los sufragios.

Sin expectativas de éxitos, pero coincidiendo en la necesidad de ofrecer variantes por fuera de las fuerzas tradicionales, otras cuatro opciones estarán presentes en los 12 establecimientos habilitados para sufragar: María Emilia Abdelnabe, por el Movimiento de Unidad Calerense; Augusto Chávez, Partido Demócrata; Pedro Cuchallo, Partido de la Victoria; Ximena Castillo, Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

Martín Llaryora, gobernador de Córdoba. 
jxc le arrebato dos municipios al pj y la alegria no es solo cordobesista

Las Más Leídas

También te puede interesar