JUNTOS EN EL BARRO

Córdoba: Darío Capitani busca refundar la liga municipal del PRO con Pablo Cornet a la cabeza

El exlegislador encaró la reconstrucción amarilla junto al intendente de Villa Allende. El marco, el Partido Cordobés. Temporada de verano e interna.

Una foto de gestión en la perla amarilla por antonomasia, Villa Allende; un objetivo político más amplio. Allí, donde el entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri ganó de la mano del golfista Eduardo Gato Romero su primera intendencia en la provincia Córdoba, Darío Capitani se reunió con Pablo Cornet para impulsar la actividad turística del corredor de Sierras Chicas y, puntualmente, colocar el mojón de la reconstrucción del PRO, dentro del Partido Cordobés de Martín Llaryora.

Capitani pone el ojo en el mismo espacio que la vicegobernadora, la radical Myrian Prunotto, quien se reunió este miércoles con el titular del núcleo, Guillermo Ristorto. El intendente de Pampayasta Sur fue designado de manera temporal, razón que explica la movida del otrora armador del sueño presidencial de Horacio Rodríguez Larreta.

Cornet tiene ambiciones de gestión, pero también políticas, a pesar de que transita desde el 10 de diciembre su primera experiencia en un cargo electivo. Si logra la titularidad en la elección interna prevista entre marzo y abril, el organismo recuperaría la identidad amarilla que tuvo en sus comienzos cuando fue fundada por el intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, el exmacrista que engorda también las filas del nuevo cordobesismo.

prunotto comupro.jpg

Cabe recordar que la Comupro, con la derrota de la alianza en 2019, fue primero mutando su perfil hacia el vecinalismo; para consolidar después una postura mayoritaria (aunque no total) más cercana a la idea transversal que propone el llaryorismo.

El funcionario extrapartidario de Llaryora pisa con pie de plomo. Sabe que Cornet tiene buena vibra con Llaryora, pero su identidad amarilla sigue intacta. Empezarán por la liga de intendentes, mientras observan como se termina de reacomodar la fuerza que fundó Macri y que tiene a Javier Milei en la línea divisoria de aguas.

Abanderado amarillo

Detrás del encuentro entre el expresidente del PRO y el responsable de la ciudad pegada a la capital asoman los claroscuros de la interna amarilla. Capitani está decidido a ser “el mejor PRO” dentro del esquema multipartidario que propone el gobernador peronista, pero también se propone juntar los pedazos del PRO que se fueron desparramando turno electoral, tras turno electoral.

La decisión supone la competencia tácita con otros dos hombres que fueron fuertes en el esquema macrista: el viceintendente de Córdoba, Javier Pretto, que integró el lote de pioneros amarillos de Macri en el distrito; y el ministro de Industria, Pedro Dellarossa, quien ganó Marcos Juárez con la fase beta de lo que más tarde se conoció como Cambiemos.

A lo largo de la carrera electoral y después del triunfo, Llaryora logró sumar a sus filas a los dos presidentes que tuvo el espacio y a uno de sus intendentes más poderosos; incluso, logró el acuerdo en el Congreso con el responsable en los papeles del partido, el diputado larretista Oscar Agost Carreño.

La superpoblación amarilla invita a los protagonistas a moverse y es lo que hizo precisamente Capitani, quien está dispuesto a aprovechar las relaciones que construyó con los miembros del PRO mientras ejerció como presidente del sello, pero también los links que le quedaron con la dirigencia política cordobesa cuando se desempeñaba como una suerte de secretario de Rogelio Frigerio en el Ministerio del Interior.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FDarioCapitani%2Fstatus%2F1740012140226826425&partner=&hide_thread=false

A este capital político suma el soporte de Gustavo Santos para el manejo de una cartera estratégica. Capitani camina sobre lo seguro porque sabe que su plan de gestión al frente de la Agencia Córdoba Turismo está complemente armado para exhibir resultados visibles de gestión, con la venia de Llaryora, por supuesto, y del funcionario de Naciones Unidas.

Con una agenda agresiva y dispuesto a mantener lazos con el intendentismo, el excandidato de Juntos por el Cambio a la intendencia de Villa María está dispuesto a mostrar que es capital político valioso en el esquema del cordobesismo ampliado. ¿Lo pide Llaryora? No, aunque se observan movimientos similares de otras figuras.

Prunotto no cesa en sus movimientos sumatorios, aunque también está activo en ese frente el ministro de Gobierno, Manuel Calvo, que logró su foto con el Foro de Intendentes de la UCR.

Martín Llaryora, gobernador de Córdoba. 
El intendente electo, Pablo Cornet, festejó en la vereda del local partidario. 

También te puede interesar