22|9|2022

Fernández no piensa "en reelecciones" y dice que está "abierto" el debate de las PASO

21 de septiembre de 2022

21 de septiembre de 2022

En el balance de su visita a EE.UU., habló de eventual suspensión de las primarias y le respondió a Macri por el ataque a CFK. Vaca Muerta y Claver-Carone.

HOUSTON (Enviada especial) En el cierre de su gira por Estados Unidos, el presidente Alberto Fernández aseguró este miércoles que no piensa “en reelecciones” ni tampoco “en las PASO”, aunque admitió que la suspensión de las primarias de 2023 “es un debate que está abierto”. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tras el encuentro que mantuvo en esta ciudad con representantes de empresas del sector energético para hablar sobre las potencialidades de Vaca Muerta, el mandatario dialogó con los medios enviados a cubrir el viaje presidencial – entre los cuales estuvo Letra P- sobre el resultado de las reuniones de la gira y se refirió, también, al atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a la posibilidad de avanzar en la eliminación de las elecciones primarias para 2023.

 

“No podemos minimizarlo y decir que es un grupo de loquitos”, dijo Fernández en referencia a las declaraciones que hizo Mauricio Macri sobre el ataque a CFK. El Presidente siguió la línea que marcó durante su discurso en las Naciones Unidas y advirtió sobre la proliferación de grupos radicalizados. Además, afirmó que conversó con el francés Emmanuel Macron y otros referentes mundiales sobre la necesidad de avanzar en el diseño de una hoja de ruta que le permita al hemisferio sur participar de la mesa de negociaciones sobre la guerra en Ucrania.

 

 

-El gobernador Axel Kicillof reconoció que hay un debate abierto sobre la posibilidad de eliminar las PASO. ¿Cuál es su posición al respecto?

 

-Como bien dijo Axel, es un debate que está abierto, pero no quiero opinar sobre eso (porque) estoy con mi cabeza puesta en otros problemas. No estoy pensando en las PASO ni en reelecciones ni en cuál es la coyuntura política y personal ni de mi espacio político. Estoy pensando en cómo sacar adelante los problemas que tenemos, que son muchos y todos los días se agravan porque el mundo cada día está más difícil. Así que no tengo mucho más que agregar a lo que dijo Axel. Es un debate que se ha abierto, pero hay que ver cómo evoluciona. La verdad es que yo tengo otras prioridades hoy en día.

 

-¿Qué tipo de organización delictiva está involucrada en el ataque a la vicepresidenta? ¿Imagina, como Mauricio Macri, que es "un grupo de loquitos" o es una organización montada, con financiamiento, jefes, organizadores?

 

-No voy a hablar de eso. Es tema judicial y no conozco la investigación. Lo que puedo decir es algo que se evidencia en todo el mundo. Ayer lo hablamos con Macron y con Pedro Sánchez. Tras la pandemia se generó un desánimo social muy grande en todo el mundo y ese desánimo es aprovechado por sectores reactivos, que a veces son más de izquierda o más de derecha, aunque parecen estar prevaleciendo los de derecha, y promueven un discurso realmente confrontativo y de odio que a veces penetra en la cabeza de mucha gente y esto es un problema que tenemos y hay que afrontar.

 

-¿Pero está organizado o son actos independientes?

 

-No sé. Ahí parece haber un grupo de personas que estaban todas de acuerdo en hacer lo que hicieron. Hay tres o cuatro detenidos. Entonces, evidentemente hay un grupo de personas que estaba trabajando en eso. Después espero que la justicia determine si hay otros responsables que financiaron. Igualmente, ver un grupo de personas que hablan entre sí, con la frialdad que hablaban, de matar a alguien es algo que nos preocupa y que no podemos admitir como sociedad. No podemos minimizarlo y decir que es un grupo de loquitos. Es muy grave lo que pasó, el mundo entero se conmovió. Por eso, ayer empecé el discurso agradeciendo todos los gestos de solidaridad que recibimos como país. En Argentina se llegó al extremo de que alguien gatille, gracias a Dios sin suerte, sobre la cabeza de Cristina, pero esto está pasando en todo el mundo.

 

Es la energía

-Hoy habló sobre un proyecto con beneficios y garantías en tema gas. ¿Puede ampliar en qué consiste?

 

-Es un proyecto en el que venimos trabajando con el ministro Sergio Massa desde hace unos días y tiende a dar certidumbre a los que inviertan no solamente en gas sino, también, en otras energías renovables, como el litio y el hidrógeno y sus variantes y también en energía solar. Básicamente, pretende fijar un escenario que no sea alterado y por eso necesita de aprobaciones legales. Esa misma lógica se va a aplicar a los que construyan plantas de licuación de gas, que son muy importantes para sacar el gas natural, convertirlo en gas licuado, y llevarlo a otras regiones del mundo.

 

-Durante la presentación en The New School habló sobre el litio como mineral estratégico para la Argentina. ¿Qué significaría en términos concretos?

 

-Todos los que estuvieron hoy en mi mesa hablaron sobre litio y son productores de gas o de petróleo. Están viendo al litio como una energía importante. Tenemos que actuar como país con una lógica común; por eso hablé de la necesidad de, siguiendo lo que ha hecho Chile, declarar al litio como un bien estratégico para el desarrollo de Argentina. Tenemos que ver cómo podemos preservar la buena explotación y producción con las provincias, porque, por la estructura federal que tenemos, los recursos son de las provincias. Tenemos una cuenca muy importante que parece estar ampliándose constantemente.

 

-¿Hubo algún planteo específico en la reunión con Kristalina Georgieva respecto de las metas 2023?

 

-Con Kristalina hablé de todo, mucho sobre la economía mundial. Fue el mismo tema que me ocupó gran parte de la charla con Macron y todos los que estuvimos anoche. Le advertí que el escenario ha cambiado sustancialmente, ella lo entiende perfectamente bien. También le hablé de los derechos especiales de giro (DEGs) y del Fondo de Resiliencia que se ha creado a instancias nuestras y le planteé la necesidad de que la Argentina esté incluida en esa distribución de DEGs. Hablamos, también, sobre la eliminación de los sobrecargos y ella me dijo que en la próxima reunión de directorio del Fondo iba a poner ese tema en debate. Fue una muy buena charla, muy constructiva. Tenemos una mirada común sobre los efectos de la guerra en la economía mundial.

 

-En la reunión con Macron que tuvo el martes a la noche, ¿se habló sobre la posibilidad de armar una mesa de negociaciones por la guerra en Ucrania y que la Argentina o la Celac participen de ese espacio?

 

-Cuando visité a Macron y a Olaf Scholz hace unos meses planteé que esa guerra que están librando Ucrania y Rusia, en la que están también involucrados Europa y Estados Unidos, excede mucho a la región y a los que aparecen como sectores en pugna. Como consecuencia de la guerra, en el hemisferio sur hay enormes dificultades. La mayor tiene que ver lisa y llanamente con el hambre. Desde entonces vine planteando la necesidad de que el hemisferio sur sea escuchado y sea parte de la mesa que encuentre una solución al conflicto. Así vino la invitación al G-7. Ayer (por el martes), el presidente Macron me invitó junto con los presidentes de la Unión Africana, de Costa de Marfil y del Consejo Europeo. Estuvieron presentes también los cancilleres de Egipto y de India. Volvimos a hablar del tema y nos planteamos una hoja de ruta para ver cómo podemos ser partícipes de una solución. Tememos que, si no nos involucramos, dure mucho tiempo. Queremos que termine cuanto antes. Tiene que ver con lo que ayer decía quien me presentó en The New School (Michael Cohen): “Estás en la mesa o sos el menú”. Nosotros queremos estar en la mesa.

 

-En los próximos días, el directorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) va a decidir sobre la remoción del presidente Mauricio Claver-Carone en función de un informe de un comité de ética independiente por supuestas malas conductas en ese cargo. ¿Cómo votará la Argentina? 

 

-Sobre ese tema no voy a opinar porque no conozco el informe, no conozco cuál es exactamente la imputación y, por lo tanto, no tengo nada que decir al respecto. Todos conocen lo que pienso sobre cómo el banco está siendo conducido a partir de los años de Donald Trump. No ha sido bueno para la región que el banco no quedase en manos de un latinoamericano. Nosotros no estamos pensando en ocupar ese lugar en el banco. Sí necesitamos que el banco rápidamente responda a los compromisos que tiene con Argentina y todavía no lo ha hecho.