18|9|2022

Duchazo de humildad: Capitanich se repliega y va por la reelección en Chaco

03 de agosto de 2022

03 de agosto de 2022

El mandatario norteño deja en suspenso su proyección nacional. Se complica el sueño de un presidente surgido del interior, ante el avance de la massamanía.

El desembarco de Sergio Massa como nuevo superministro en la Casa Rosada sigue provocando reacomodamientos en el oficialismo. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, una de las figuras más leales a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, desestimó este miércoles una proyección nacional que lo presentaba como posible integrante de una fórmula presidencial oficialista en 2023 al asegurar que en la actualidad ve su futuro más ligado al "escenario provincial”. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Estoy priorizando la provincia, claramente. Yo me veo más trabajando en el escenario provincial”, aseguró en un programa de televisión local, donde agregó: “Voy a hacer el máximo esfuerzo, pero depende de la voluntad popular. Hay que tener la prudencia necesaria. Nosotros lo que hacemos es lo que hay que hacer, trabajar sistemáticamente, con mucha honradez y esfuerzo todos los días”. 

 

Ante la crisis de la economía nacional y los problemas internos del Frente de Todos (FdT), Capitanich era una de las figuras que aparecía como eventual jefe de Gabinete o un posible integrante de una fórmula presidencial. Además de la estrecha relación que mantiene con la expresidenta Cristina Kirchner, de quien fuera jefe de Gabinete durante parte de su segundo mandato, el dirigente chaqueño había manifestado este año sus ambiciones presidenciales.

 

Como contó Letra P, a fines de 2021 Capitanich consideró que “el Norte Grande debería tener un candidato a las PASO" presidenciales de 2023, en referencia al ámbito de rosca y gestión que nuclea a los 10 mandatarios de esa región y del que es uno de los protagonistas. Lo hizo tras la recuperación electoral que logró en su provincia, donde dio vuelta el resultado adverso de las primarias y se quedó el triunfo por dos puntos con 44,14 % de los votos. Pocos meses después, el gobernador norteño hizo pública su vocación de pelear por el sillón de Rivadavia. Este escenario cambió a partir del desembarco de Massa en la Casa Rosada, quien se perfila como el hombre fuerte del Gobierno y el principal candidato a liderar al peronismo en los comicios nacionales de 2023.

 

Con la mente puesta en lo que podría ser su cuarto mandato al frente de la provincia, Capitanich aseguró que “en la proyección 2023-2027” su gestión pretende realizar un “plan quinquenal” para construir “11.500 cuadras de pavimento urbano y 701 escuelas nuevas e intervenir 490 más”, entre distintas obras públicas. “Tenemos una provincia súper recontra ordenada hacia el futuro”, manifestó.

 

En 2019, Capitanich volvió a ser gobernador, luego de ser intendente de Resistencia los cuatro años previos, al ganar las elecciones con el 49,32% de los votos y vencer al candidato de Chaco Somos Todos, Carim Peche, quien llegó al 31,40%. Sus dos primeros periodos al frente de la provincia se desarrollaron de manera calcada con los dos mandatos de CFK, entre 2007 y 2015, excepto entre el 20 de noviembre de 2013 y el 27 de febrero de 2015, cuando solicitó licencia para asumir como ministro coordinador en la Casa Rosada.