02|12|2022

Manzur, Wado y la Liga del Norte contra el poder porteño

27 de mayo de 2022

27 de mayo de 2022

Los gobernadores se reunieron en Tucumán y volvieron a arremeter contra la Ciudad. Cena previa en la casa del jefe de Gabinete con contenido electoral.

Las asimetrías entre el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el resto del país fueron el eje, como en cada encuentro de autoridades del interior, de la reunión que mantuvieron este viernes, en Tucumán, los gobernadores del Norte Grande, la liga que se activó por motivos regionales y económicos, en lo formal, pero donde también se cocinan definiciones políticas que van tomando volumen hacia adentro y hacia afuera del Frente de Todos (FdT), temas que se abordaron esta vez en una cena previa servida el jueves por la noche en la casa del jefe de Gaibinete, Juan Manzur.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Federalismo, logística, problemas con el combustible, subsidios al transporte, desequilibrios estructurales y la discusión por la coparticipación en disputa entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires constituyeron el menú del encuentro formal de la décima asamblea de gobernadores de la región, a la que asistieron también funcionarios del gobierno nacional, encabezados por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el ministro coordinador. Además, estuvieron los ministros Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Juan Cabandié (Ambiente), Matías Lammens (Turismo y Deportes) y el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, entre otras figuras del elenco presidencial.

 

Las reuniones del Norte Grande comenzaron en diciembre de 2020, cuando diez gobernadores de la región -las únicas dos mujeres que gobiernan provincias están en la Patagonia, la rionegrina Arabela Carreras y la santacruceña Alicia Kirchner- se dieron por primera vez cita en Chaco y lanzaron una liga con el objetivo de impulsar el desarrollo regional estratégico y corregir asimetrías estructurales. Desde entonces, los mandatarios mantuvieron encuentros periódicos, de los que surgieron iniciativas y pedidos a la Casa Rosada y al Congreso.

 

En el espacio conviven Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Sáenz (Salta), del Frente de Todos; el aliado misionero Oscar Herrera Ahuad y los radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes). Por pedido de los gobernadores, a mediados de mayo, el Senado aprobó un proyecto de resolución que reconoce el tratado interprovincial de creación de la Región Norte Grande Argentino (NOA-NEA) previsto por la Constitución, para promover el "desarrollo económico y social" de las provincias de esa región, que ahora se mueve en bloque. 

 

Pero más allá de las cuestiones formales, la edición de este viernes tuvo una previa el jueves por la noche en la casa de Manzur, donde llegaron gobernadores y ministros para hablar de temas que excedieron la agenda del federalismo y se extendieron a la interna del oficialismo y las elecciones 2023.

 

El anfitrión, Manzur, recibió en su casa a los ministros Lammens y De Pedro, los gobernadores Jaldo, Jalil, Quintela, Herrara Ahuad, Insfrán y Zamora y los vicegobernadores Antonio Marocco (Salta) y Carlos Haquim (Jujuy). Haquim, aliado de Morales en las elecciones 2019, tiene sus orígenes en el peronismo y en el Frente Renovador, el partido que que lidera Sergio Massa.

 

El jefe de Gabinete fue el primero en tomar la palabra durante la cena. “El futuro del país viene del interior; tenemos la responsabilidad de unir a los argentinos, respetando las diferencias”, dijo el tucumano y pidió “sumar a todos”. Sentado a su lado, escuchaba De Pedro, que hizo alusión al escenario electoral.

 

El ministro del Interior hizo mención a las reuniones que tuvo en los últimos días con dirigentes de diferentes vertientes del peronismo, como Juan Manuel Urtubey, con quien estuvo en Mendoza, y el líder del sindicato de los gastronómicos, Luis Barrionuevo. El ministro habló sobre la necesidad de “sumar a todos” y remarcó la importancia de la unidad.

 

El santiagueño Zamora, presidente pro témpore del espacio, detacó la necesidad de que las provincias se unan para trabajar “con mirada regional” para fortalecer sus capacidades. “Las asimetrías que vienen de la concentración en el puerto tienen más de 200 años y el apoyo del Gobierno tiene que ir hacia cambiar esas asimetrías y poner la palabra federalismo en lo más alto de la agenda nacional”, dijo Zamora. 

 

En líneas generales, se remarcó la idea de que “las asimetrías” con la Ciudad de Buenos Aires “son insostenibles” y hubo gran preocupación por el eventual fallo de la Corte Suprema sobre el tema de la coparticipación. Puertas adentro, los gobernadores dan la batalla judicial casi por perdida, pero apuntan a visibilizar las asimetrías en la discusion. Zamora es uno de los gobernadores que más cuestionó hacia adentro del Gobierno la demora en el recorte de fondos a la Ciudad de Buenos Aires. Cree que el presidente Alberto Fernández debió haber avanzado con el tema apenas asumió, en diciembre de 2019. 

 

El encuentro de mandatarios ya tiene nueva fecha programada. Será del 8 al 11 de septiembre en el Centro de Convenciones Gala, de Resistencia, Chaco, con Capitanich como anfritrión.