01|10|2022

Tras la marcha de la CGT, Vidal apuntó contra la falta de renovación gremial

18 de agosto de 2022

18 de agosto de 2022

La diputada se mostró con Frigerio en Entre Ríos. Reclamó alternancia y transparencia en las estructuras sindicales. Pidió cerrar el Lilita-gate.

La diputada del PRO María Eugenia Vidal reclamó la renovación de las organizaciones gremiales, al afirmar que “hace 30 años que están los mismos dirigentes" y abogó por la alternancia y la transparencia en los sindicatos, a horas de la marcha organizada por la CGT en el centro porteño y durante su visita a Entre Ríos, donde se mostró junto a su par y precandidato a gobernador, Rogelio Frigerio.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Este jueves, Vidal recorrió la capital de Entre Ríos, Paraná, y en los próximos días visitará Villaguay y Concordia, en el marco de una recorrida de dos días en la que tomará contacto con la dirigencia local de Juntos por el Cambio (JxC) y conocerá diversas actividades productivas de la región. La exgobernadora bonaerense participará de la inauguración de un centro de producción de alimentos para comedores comunitarios junto al dirigente del PRO paranaense Emanuel Gainza, conocerá un hogar para jóvenes y adultos donde se tratan diferentes problemáticas de adicciones y visitará una empresa dedicada a la elaboración de jugos concentrados y aceites esenciales de cítrico dulces de país, entre otras actividades previstas en su agenda.

 

En un contacto con los medios y consultada sobre el proyecto de ley que impulsa para limitar las reelecciones en los sindicatos Vidal planteó su postura: “No creo que sea bueno que nadie se quede en el poder para siempre, creo en la alternancia. Hace 30 años que están los mismos dirigentes sindicales, no ha habido renovación. También hay que avanzar con mayor transparencia en el manejo de los recursos”, remarcó la exgobernadora bonaerense.

 

"Empecé una pelea hace muchos años contra los privilegios y las mafias enquistadas en el sistema. Lo hice como gobernadora y cuando me fui de la provincia había 800 cargos públicos y hoy hay 1700. Bajé la pauta publicitaria a la mitad, le puse un tope al gasto de la Legislatura, eliminé las jubilaciones de privilegio e impulsé la ley que impide la reelección indefinida de los intendentes", enumeró Vidal en la conferencia de prensa lo que consideró hitos de su gestión en Buenos Aires.

 

A su turno, Frigerio tomó la bandera de la alternancia, pero en su caso para referirse a la situación provincial. “Tenemos la obligación de sostener en el tiempo esa llama de esperanza que se encendió en la gente con el triunfo de noviembre del año pasado y tenemos que estar a la altura de las expectativas”, dijo el exministro del Interior de Mauricio Macri

 

“La gente necesita conocer qué vamos a hacer si, después de 20 larguísimos años de un mismo signo político gobernando la provincia, apuestan por algo distinto. Tenemos que concentrar nuestra energía y nuestro tiempo para darle a la gente una propuesta superadora a lo que se está viviendo, que es probablemente uno de los momentos más tristes y de mayor angustia en la República Argentina”, aseveró el dirigente.

 

En el marco de su recorrida por Entre Ríos, Vidal volvió a manifestar -una vez más- su deseo de ser Presidenta, pero volvió a patear -otra vez- la definición para más adelante a la espera de que se ordene la interna de Juntos por el Cambio (JxC). “Hoy es el momento de construir un equipo y un plan para terminar con el kirchnerismo”, aseguró.

 

A pesar de que las tensiones internas de la coalición opositora crecen a medida que se perfilan las distintas figuras capaces de competir por el sillón de Rivadavia en las elecciones del año que viene, la exgobernadora de Buenos Aires sostuvo que "hoy no es el momento de hablar de candidaturas", ya que la historia argentina "ha demostrado que no hay un líder que llega solo y cambia todo".

 

Sin brindar definiciones, Vidal destacó que durante los últimos meses, en los que realizó una gira nacional por distintas provincias, recorrió “más de 30 mil kilómetros” en los que conversó con “la gente que trabaja en silencio por una Argentina mejor”, en un momento “muy difícil” del país a raíz de la “inflación más alta en 20 años” y en el que la población siente “mucha bronca, angustia, incertidumbre y desánimo".

 

Junto a Frigerio, una de las figuras de JxC criticada por la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien lo acusó de tener lazos con el ministro de Economía, Sergio Massa, y atentar contra la unidad opositora, Vidal respaldó al exministro. "No tengo dudas sobre la honestidad de ninguno de los miembros de Juntos por el Cambio", declaró la exgobernadora y consideró que "no hay que agregar problemas" ni "preocuparse por peleas personales".

 

Por su parte, el diputado llamó a Carrió a “no ser funcional ni ser igual al kirchnerismo” y, en caso de que existan “denuncias concretas”, la invitó a presentarse ante la Justicia o, en caso de que no las haya, a brindar la discusión política “entre cuatro paredes” para “no dar este espectáculo bochornoso frente a la gente".