LA ECONOMÍA Y LA INTERNA

Kicillof también sube la tarifa de luz, pero menos que la Nación

El aumento será del 14% a partir de julio, dos puntos y medio por debajo de lo dispuesto para Edenor y Edesur. Además, incrementa el valor de peajes.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Detrás de lo dispuesto por el Gobierno nacional en medio del fuerte debate político en el Frente de Todos (FdT), el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, también avanza con suba de tarifas en el servicio eléctrico, pero por debajo de lo dispuesto por la administración central y en línea con la postura kirchnerista de atenuar el impacto en el bolsillo de los usuarios. El incremento de la luz en La Plata y el interior de la provincia será del 36 por ciento global anual. Además, se establece un aumento del valor de los peajes de las rutas a la Costa Atlántica y la Autopista Buenos Aires - La Plata del 39 por ciento. La novedad se conoció en las últimas horas, a partir de movimientos en los procesos administrativos que siguen los ajustes de tarifas en Buenos Aires.

 

En el caso de la electricidad, se confirmó que el gobierno de Kicillof ajustará la tarifa 14% a partir de julio, suba que se plasmará entonces con la factura que liquida el consumo de este mes de junio y que impactará en los usuarios de las distribuidoras reguladas por la provincia –EDEN, EDES, EDEA y EDELAP- y alrededor de 200 cooperativas del interior. La Provincia ya había autorizado una suba del 22 por ciento en marzo, con lo cual el aumento global del servicio de la electricidad en territorio bonaerense será del 36 por ciento anual.

 

El ajuste de la luz en la provincia, que viene de un congelamiento en el primer año de gobierno de Kicillof y de un aumento del 7 por ciento el año pasado, se convirtió en un dato político habida cuenta de la interna que el tema tarifas produjo en el Frente de Todos entre las posturas del presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la del sector referenciado en la vicepresidenta Cristina Fernández de no avalar subas que agudicen la inflación.

 

En este caso, Kicillof ajustará la tarifa en un porcentaje similar al que rige para el Área Metropolitana, pero por un valor que quedará anualmente muy por debajo de la inflación: 36 por ciento de aumento de la luz frente al 70 por ciento de inflación proyectada, destacan en la gobernación.

 

Días atrás, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) acató la orden de la Secretaría de Energía y publicó los nuevos cuadros tarifarios que rigen desde junio, con un incremento final de 16,5% en promedio para la mayoría de los usuarios residenciales, dos puntos y medio por encima de lo establecido por la administración provincial.

 

En tanto, en las últimas horas también se conoció que los peajes en las autopistas y rutas gestionadas por el gobierno bonaerense aumentarían un 39%, de acuerdo a la recomendación que hará la empresa estatal que las gestiona, AUBASA, al Ministerio de Infraestructura.

 

AUBASA, empresa estatal de la provincia hoy gestionada por funcionarios que responden a Sergio Massa, pidió un aumento del 39% para los peajes instalados en la Autopista Buenos Aires La Plata, la AU 2 –que conecta con Mar del Plata- y las rutas 63, 74, 56 y 11.

 

Por eso, el dato del aumento también vino con lectura política. Fuentes del Frente Renovador cercanas al presidente de la empresa, Ricardo Lissalde, destacan que la cifra de 39 por ciento se fijó después de tres años de congelamiento de las tarifas de los peajes, período en el cual la inflación tuvo un fuerte incremento.

 

“Si calculamos la inflación desde mayo de 2019, que fue la última vez que subieron los peajes, hasta ahora, sería del 250 por ciento. Y el aumento de la tarifa va a ser de menos del 40”, explicaban cerca del massismo.

 

Santiago Santurio, diputado de La Liberad Avanza. 
Juliana Santillán criticó al kirchnerismo por los incidentes en el Congreso

También te puede interesar