20|6|2022

Santilli, el equilibrista: el desafio de tener a todos adentro en La Matanza

08 de mayo de 2022

08 de mayo de 2022

Inmerso de lleno en la interna bonaerense con Ritondo, el diputado busca complacer a todas las tribus en el municipio más poblado del conurbano.

El diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Diego Santilli avanza a paso firme en la construcción de su candidatura a gobernador en la provincia de Buenos Aires después de haber organizado el equipo del armado político del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. A su vez,  tiene que oficiar como equilibrista para no herir susceptibilidades como consecuencia de la interna que mantiene con su colega Cristian Ritondo para definir quién se calzará el traje de aspirante para el sillón de Dardo Rocha.

 

Una prueba de ese equilibrismo que debe manejar se dio el pasado viernes durante la recorrida de Larreta por La Matanza. El exvicejefe de Gobierno porteño organizó una agenda con cada uno de los representantes de las tribus de esa interna, pero también incluyó a un intendente del PRO para enviar una señal a los jefes comunales que buscan construir en nombre del alcalde porteño. 

 

Desde diciembre de 2021, una de las cuestiones troncales a las que se abocó Santilli fue a terminar de definir formas y roles dentro del equipo que trabaja para que Larreta llegue a la Casa Rosada en 2023. Sin embargo, siempre mantuvo un ojo puesto en Buenos Aires y, especialmente, en La Matanza, donde dos de sus más estrechos colaboradores -el próximo director del Banco Provincia Bruno Screnci Silva y el expresidente de la Comuna 13 Gustavo Acevedo- se dedican full time.

 

En el distrito con mayor población de la provincia, la interna que se gestó entre Santilli y el titular del bloque del PRO en la Cámara de Diputados también dividió aguas. Si bien la dirigencia inmersa en esa discusión sostiene que la disputa es de “arreglo fácil”, el diputado procuró "cuidar las formas" y tener una agenda local con todos. Así lo explicó un hombre de consulta permanente en temas bonaerenses del exvicejefe de Gobierno.

 

¿Quiénes son los jugadores en cuestión? Durante todo el viernes, Santilli mantuvo recorridas con el legislador Alejandro Finocchiaro, quien se encuentra más cercano a Ritondo, con el exdiputado nacional Hernán Berisso, que juega con el santillismo, con Cristian Alcaraz y Florencia Arietto, quienes hasta hace poco eran parte del equipo de Patricia Bullrich, y con Jorge Lampa, concejal y armador del PRO en el distrito. 

 

“Tratamos de hacer mucho equilibrio para convocar a todos; con una agenda muy amplia para poder caminar con todos y hacerlos partícipes del desembarco en La Matanza”, agregaron en el entorno del diputado nacional. 

 

Finocchiario y Berisso están en el centro de la disputa interna matancera. En público y en privado, aclaran que las discusiones políticas no cambiarán el vínculo entre ellos. "Somos amigos todos hace tiempo, cualquier tipo de diferencia se arregla en dos minutos. Sólo estamos compitiendo", remarcó uno de los protagonistas. 

 

Con integrantes de todas las tribus, Screnci Silva avanza con su objetivo de conformar una mesa de Juntos por el Cambio en el distrito que gobierna el peronista Fernando Espinoza. “La idea es juntarnos todos, reunir recursos y tener todos los fierros organizados”, explicó uno de los facilitadores que colabora con esa empresa.

 

En las mesas de trabajo, el factor Macri está siempre presente. El interrogante es qué hacer con el expresidente ya que su figura cosecha las mayores críticas del electorado que vive en el coburbano. “Hay que dar un golpe sobre la mesa con ese tema. El plazo límite es fin de año”, resumió uno de los dirigentes que intenta convencer a Larreta de que se defina públicamente lo antes posible.

 

“La pandemia generó que la gestión en salud se valore o se critique. Ahora que la situación está controlada, la clave está puesta en la asistencia. Hay que poner el cuerpo, poner la cara, estar presente con el vecino. Ahí es donde está el problema con el expresidente”, explicó una fuente, a Letra P.

 

El otro tema clave es la inseguridad. “El kirchnerismo no tiene decisión política para combatir la delincuencia. Tampoco hay planificación ni una visión clara y contundente de cómo bajar los delitos, cómo enfrentar el avance de los narcos y las mafias. La inseguridad está creciendo día a día en la provincia y el gobernador está ausente”, disparó Santilli. 

 

No por nada, como contó este medio, el punto de inicio de la gira-desembarco de Larreta en el conurbano fue la casa de un policía que se cansó de denunciar robos y otras actividades delictivas en Gregorio de Laferrere. De allí, la visita a la familia del kioskero Roberto Sabo, asesinado en Ramos Mejía este año, lo que generó una masiva marcha contra el jefe comunal Espinoza.

 

La pata de los intendentes

En su rol de equilibrista, Santilli  también intentó las aguas entre los intendentes que reclaman una silla en la mesa nacional de JxC.  La difusión de una foto más algunas tensiones internas generaron que en el encuentro del pasado jueves coexistan algunos reclamos. "Buscó calmar todo con la prédica de ´muchachos, no es momento para pelearnos´ y un poco la espuma bajó", recordó uno de los jefes comunales que participó del encuentro en la ciudad de La Plata.

 

De hecho, Diego Valenzuela (Tres de Febrero) estuvo con Santilli durante una visita a la empresa de gaseosas Manaos, que incluyó a otros empresarios de la zona. El encuentro estaba pautado, según explicaron, desde hacía tiempo. "Valenzuela está recorriendo la provincia, trabajando muy en línea con Larreta, sin candidaturas de por medio, pero queriendo estar en la mesa de discusión", remarcaron desde su entorno.