26|7|2022

La convención radical mostrará a la UCR decidida a desafiar al PRO

25 de mayo de 2022

25 de mayo de 2022

Va por un reseteo de Gualeguaychú con planteo de liderazgo en JxC. Acuerdos programáticos y coalición amplia. Se perfila un Manes como presidente de unidad.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires)  En marzo de 2015, la UCR sellaba en Gualeguaychú el pacto con el PRO. En abril de 2017, María Eugenia Vidal se sentaba en el centro de la mesa convencional. En mayo de 2019, Mauricio Macri celebraba en las redes la ratificación radical de Cambiemos, que blindaba su intentona reeleccionaria. En la edición 2022 de la convención nacional, que tendrá lugar el viernes en esta ciudad, el radicalismo buscará ofrecer otra foto y un mensaje distinto de los que se emanaron en las tres ediciones previas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“El mensaje pasará por el protagonismo de la UCR dentro de la coalición”, trazó a Letra P un dirigente que integra la lista de oradores que agitará a los más de 300 convencionales que acudirán al teatro Coliseo Podestá de la capital bonaerense para elegir la nueva mesa directiva del organismo encargado de definir el esquema de alianzas y la arquitectura político-electoral del partido centenario.

 

Con el llamado a “ratificar alianzas”, dejarán en claro que no hay lugar para romper con el PRO, pero sí para marcar la cancha a la hora de sumar nuevos socios y de disputar el timón del frente. En esa línea, creen que no faltarán los mensajes que le den una vuelta de llave más a la negativa radical de anexar a JxC figuras como el diputado de ultraderecha Javier Milei. Así, el objetivo será mostrar “un radicalismo unido y con vocación de poder” que no solo perfile sus aspirantes nacionales para 2023, sino que promueva una ampliación de la alianza vía exploración de acuerdos con sectores más “afines” al ideario boinablanca.

 

Otros tiempos. En 2017, la mesa convencional tuvo a la macrista Vidal en el centro. Este viernes, no habrá extrapartidarios.

Un signo en ese sentido es que "todo va encaminado" a que asuma como nuevo conductor convencional Gastón Manes, hermano y armador político de Facundo Manes, quien ya desde inicios de 2021 planteaba a Letra P que el radicalismo "le tiene que dar un sesgo más de centro o centroizquierda a la coalición". Promovido por la estructura del Comité Provincia de Buenos Aires, que está al mando de Maximiliano Abad, y con su hermano lanzado de lleno a la carrera presidencial, el próximo titular de la Convención Nacional llega, además, con el apoyo del presidente del Comité Nacional, el gobernador jujeño y también presidenciable Gerardo Morales.

 

Según detallaron fuentes partidarias, la foto de unidad convencional estaría incluyendo también a Evolución, sector liderado por Martín Lousteau que, en principio, puso en pista para la disputa convencional al porteño Hernán Rossi. A diferencia de la atmósfera de tensión que fue preludio de la unidad para el Comité Nacional, en esta ocasión los distintos espacios fueron articulando conversaciones tendientes a la unidad en las últimas semanas, algo que podría materializarse con asientos para Evolución (a priori dos, pero pueden llegar a ser tres) en la próxima mesa directiva liderada por Manes. Además de presidente, el órgano partidario nombrará, como autoridades permanentes hasta 2026, a dos vices (1° y 2°) más cuatro figuras para encabezar las secretarías.

 

Están previstas las palabras de Morales, Gastón Manes, los jefes de bloques parlamentarios nacionales, quienes encabezan los órganos partidarios (OTR, Franja Morada y JR) y convencionales en representación de distintas provincias. Con el objetivo concreto de desafiarle al PRO el liderazgo de la alianza opositora, en esta convención nacional, a diferencia de la de 2017 -también se realizó en La Plata y contó con Vidal y el intendente amarillo Julio Garro- no tendrá presencias extrapartidarias.

 

El menú

Dentro de los 12 puntos que conforman el orden del día, además de ratificar la prórroga a la intervención de la UCR Santiago del Estero (provincia gobernada por el radical K Gerardo Zamora) y de la reforma de la Carta Orgánica para incorporar la representación de las diversidades en los cuerpos orgánicos, se contempla “ratificar la vocación y la voluntad política de la Unión Cívica Radical de fortalecer una coalición opositora amplia al oficialismo nacional, basada en acuerdos programáticos y en denominadores y valores comunes”.

 

Este reseteo partidario parece entusiasmar a aquellas figuras que se posicionaron públicamente en oposición al rol que la UCR mantuvo en tiempos de Cambiemos al poder. Eso se puede advertir en el saliente presidente convencional, el cordobés Jorge Sappia, que, en diálogo con Letra P, aseveró percibir aires distintos a los de Gualeguaychú. “El partido está replanteando su actitud, con vocación de protagonismo y de recuperar un lugar que había perdido”, aseguró.

 

Crítico de la sociedad con el PRO, el saliente titular de la convención nacional, Jorge Sappia muestra expectativas con el reposicionamiento radical.

“Por lo que he hablado con Manes, es un hombre bien ubicado en la perspectiva del partido. Hemos coincidido en todo en líneas generales”, ahondó Sappia, quien fue viceministro de Trabajo del gobierno de Fernando De la Rúa, cargo al que renunció al asumir Patricia Bullrich al frente de esa cartera.

 

“Lo que he criticado es que nos aliamos con un partido como el PRO, que es totalmente distinto a nosotros en términos ideológicos, sin haber hecho por lo menos un acuerdo programático sobre hacia dónde ir y cómo hacerlo”, puntualizó el saliente presidente de la convención nacional, que, a la vez, aseguró que apoyará con su voto a Manes.