21|11|2022

Brito & De Nárvaez: génesis y letra chica de una sociedad (multi)Millonaria

07 de abril de 2022

07 de abril de 2022

El Monumental cambió de nombre por 20 millones de razones verdes. Un acuerdo que nació en Casa Rosada y el link con el establishment. El rol de D'Onofrio.

En el almuerzo, a Jorge Pablo Brito y Francisco De Nárvaez solo los separaba una persona, Hugo Eurnekian, director de Corporación América y ceo de la petrolera Compañía General de Combustibles (CGC). Brito tenía a su izquierda a Marcos Bulgheroni, de Pan American Energy (PAE), y De Nárvaez tenía a su derecha a Marcelo Mindlin, de Pampa Energía

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Frente a esa línea de dueños, bajo los techos del salón Eva Perón de la Casa Rosada, estaban el presidente Alberto Fernández, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.  

 

Durante esa comida, organizada por el Gobierno en octubre de 2021, se habló de inversiones, de doble indemnización, de precios y del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que todavía no estaba cerrado. Sin embargo, Brito, presidente de River, y De Narváez, hincha del Millonario, también hablaron del club de sus amores. Algo de aquella charla empezaría a circular en enero y este martes quedó oficialmente presentado: el Grupo De Narváez, dueño de la cadena de supermercados ChangoMás, pondrá 20 millones de dólares para cambiarle el significante a la casa de River en Núñez. Durante los próximos siete años, el estadio Monumental se llamará Más Monumental.

 

Si detrás de un nombre siempre hay una historia, en esta historia hay una suma millonaria para fondear la reforma y ampliación de un estadio icónico, el posicionamiento de una marca y otras acciones de marketing que van a empezar a incorporarse en los hábitos de miles de hinchas de fútbol y fans musicales. Es un negocio novedoso para la dirigencia de los clubes y para el país en general. 

 

No es la primera vez que sucede en Argentina. Desde 2018, el estadio de Argentinos Jrs. se llama Autocrédito Diego Armando Maradona. El Movistar Arena es otro de los ejemplos recientes. Sin embargo, River convirtió el término naming, utilizado para definir el auspicio de un nombre para una empresa u organización en los reductos del marketing y la publicidad, en algo mucho más masivo que se lee y escucha en notas periodísticas, grupos de WhatsApp y charlas de café. 

 

La oferta de ChangoMás fue finalmente la única concreta que llegó a la Comisión Directiva del club, luego de que la petrolera Axion se interesara en el verano pero no tradujera su acercamiento en una propuesta real.

 

Otra cadena de supermercados, Jumbo, también se interesó verbalmente, aunque tampoco refrendó su interés por escrito. “Solo estuvo ChangoMás. Nadie ofreció 20 millones y medio para mejorar esa oferta”, le explican a Letra P en Núñez. 

 

Círculo rojísimo

Este martes, Brito y De Narváez presentaron oficialmente el acuerdo millonario. La relación entre ellos viene de hace décadas. El empresario pelirrojo mantenía un vínculo de amistad con Jorge Brito padre -fallecido en Salta en 2020 en un accidente aéreo-, lo que le permitió conocer a “Jorgito” cuando recién asomaba en el Banco Macro

 

Esa relación surgida en el más poderoso y cerrado Círculo Rojo del país se actualiza y vigoriza por River, un club que, al igual que la cofradía de “dueños” de empresas claves que los reúne ocasionalmente, les genera encuentros desde hace mucho tiempo.

 

En aquel almuerzo que compartieron con la primera plana del Gobierno, De Nárvaez ya tenía prácticamente diseñada la oferta que algunas semanas después llegaría formalmente a la oficina de Rodolfo D’Onofrio, el presidente riverplatense que terminó su mandato en el último diciembre y le dejó su lugar a Brito, su vice durante el segundo mandato.

 

Este martes, durante la presentación, De Narváez recordó aquel momento y mencionó a D’Onofrio. “Sembró la semilla, el gen que dio comienzo a este proyecto”, dijo sobre el expresidente, otro de sus amigos de la crema riverplatense. D’Onofrio llamó a De Narváez al día siguiente para agradecerle la mención y para explicarle que no había podido ir por un asunto médico. De lo contrario, hubiese estado allí.

 

Ventajas

En River aseguran que los 20 millones de dólares representan un monto muy alejado de los que suelen manejarse en un fútbol argentino cada vez más devaluado. Ponen como ejemplo el poderío de Brasil, donde en los últimos años el naming en estadios empezó a abrirse como otra fuente de ingresos para clubes que multiplican por diez los presupuestos de los grandes de la Argentina. 

 

En septiembre de 2020, el Grupo Hypera Pharma firmó un contrato con Corinthians de 300 millones de reales -casi 56 millones de dólares- por 20 años para que el estadio del Timão pasara a llamarse Química Arena. Son dos millones ochocientos mil dólares por año, una cifra incluso inferior a la que ChangoMás le pagará a River. 

 

 

La Comisión Directiva tratará este jueves el esquema de pagos. Es el último paso que falta para que el Grupo De Nárvaez empiece a desembolsar parte del dinero acordado, luego de que la Asamblea de Socios aprobara por unanimidad que la gestión de Brito hiciera las reformas del estadio y se fondeara con el naming del Monumental. El grupo empresario del exdiputado nacional no solo quiere explotar el cambio de nombre en el ámbito del fútbol, sino en el de la música: el pequeño video que se mostró en la sala daba cuenta de eso.

 

Hay quienes consideran que la llegada de Brito fortaleció los ya históricos lazos que unen a River con el establishment. A este acuerdo para cambiar la denominación del estadio se le suma el esponsoreo de Amazon, más la negociación con los jeques emiratíes dueños del Manchester City para que Julián Álvarez permaneciera hasta junio en el equipo de Marcelo Gallardo. “Es un abrepuertas”, definen al dueño por herencia del banco privado más grande del país. Pertenecer al Círculo Rojo desde la cuna tiene sus privilegios, algo que Brito sabe mejor que nadie.