23|7|2022

Obras, territorio y unidad, la trifecta de Cresto para acelerar su candidatura

11 de abril de 2022

11 de abril de 2022

Busca dejar atrás la derrota de 2021 y camina como aspirante a gobernador de Entre Ríos, parado en su rol de funcionario nacional. Peronismo y recorridas 24x7.

Enrique Cresto exprime la agenda y se mueve por su provincia, Entre Ríos, como candidato a gobernador del peronismo, aunque aún no lo verbalice. El Administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) volvió a la cancha a los pocos días de perder las elecciones legislativas de 2021 en manos de Rogelio Frigerio, hoy diputado nacional de por Juntos por el Cambio (JxC). Primero fue en una actividad en Paraná con el gobernador Gustavo Bordet, y luego con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en Villaguay. Desde aquel momento, no paró.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Fue un chirlo”, suele decir Cresto en privado para minimizar la ronda electoral en donde le tocó poner su nombre y perder por 20 puntos: 52,30 por ciento de Juntos por Entre Ríos, la franquicia cambiemita de JxC, contra 30,29 por ciento: 183.492 votos menos, según el escrutinio definitivo. Si bien el resultado no estaba cantado, era previsible. Con todo, no borra la derrota y él lo sabe.

 

Mientras, como contó Letra P, Bordet intenta levantar el ánimo en la tropa peronista y desactivar el clima de derrota anticipada, Cresto sigue. Mientras los tiempos políticos se aceleran, se mueve como candidato a la par de su actividad en la gestión. “Es un tren en marcha, te subís o te bajás. Laburar con él es vertiginoso”, aporta un colaborar que lo acompaña desde hace años.

 

No es el único pejotista que pretende ser ungido por Bordet. De todos modos, nadie quiere asomar la cabeza más de lo aconsejable. Para Cresto, ponerse hoy el título de candidato haría que todas las miradas se corrieran hacia él. Mientras tanto, intenta hacer de la caída del año pasado una virtud. Dice que jugó cuando todos sabían que el PJ iba a perder, que puso la cabeza cuando nadie quería hacerlo. Se menciona, en este sentido, que es “un soldado del peronismo”.

 

Por otro lado, se le achaca no haber asumido la banca para la que fue electo en la Cámara de Diputados. En su sector evalúan que tiene más para aportarle a la provincia desde el lugar que ocupa en el Enohsa que desde el Congreso y que esperan que esa tarea, oportunamente, se valore. El organismo que dirige tiene un presupuesto de 36.500 millones de pesos, siete veces y medio más que cuando asumió. La cifra representa algo más del 8 por ciento del presupuesto provincial.

 

En el centro geográfico de la provincia creó la delegación Mesopotamia del Enohsa, que interviene en Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Hasta allí peregrinan todos los lunes por la mañana legisladores, legisladoras y autoridades municipales entrerrianas. Firman convenios, proyectan obras y, por sobre todas las cosas, hablan de política.

 

Cresto se apoya, precisamente, en las intendencias para sustentar sus pretensiones electorales. Cree en el poder territorial para influir en el electorado. Es, en este sentido, un político clásico. Escuchar y gestionar son sus consignas.

 

Oficia también de gestor en la Capital Federal, como abridor de puertas. En su provincia valoran las gestiones que articula para facilitar el acceso a los despachos ministeriales en Buenos Aires y, si hace falta, trajinar el teléfono para acelerar trámites. Inclusive, meterse en temas que escapan a su competencia formal. Por caso, fue uno de los impulsores de la reapertura de la frontera con la República Oriental del Uruguay.

 

Un ejemplo de cómo se mueve. El lunes pasado recorrió una obra en Paraná. La foto lo muestra con el intendente Adán Bahl y su vice, Andrea Zoff; con el massista Daniel Koch, director de Vialidad Nacional en Entre Ríos; y con el camporista Tomás Ledesma, el diputado nacional que llegó al Congreso luego de la renuncia de Cresto a su banca. Luego, al mediodía, mantuvo un encuentro con autoridades municipales vecinalistas en Oro Verde, junto al diputado nacional Marcelo Casaretto. Por la tarde, participó en una reunión con la dirigencia del departamento Diamante.

 

Cresto cultiva el diálogo y las relaciones con todos los sectores del peronismo. Apuesta a ser, llegado el momento, el candidato del consenso para enfrentar a un fortalecido Juntos.

 

“Alberto y Cristina” son su mantra. Si se repasan sus discursos, en cada reunión o en los actos de inauguración de obras, se lo escucha repetir la oración todista de la unidad. Menciones y agradecimientos al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Quiere ser el candidato de ambos, sobre todo si Bordet demora la definición de quién pretende que sea su sucesor.