23|1|2023

Martínez tiende la mesa para un PJ neuquino partido en tres

05 de marzo de 2022

05 de marzo de 2022

Rumbo al cierre de listas para la interna partidaria, el secretario de Energía busca afianzarse de cara a 2023. Parrilli pide unidad. Un tercero en discordia.

Mientras corre el reloj del plazo para la presentación de listas que definirá las próximas autoridades del Partido Justicialista (PJ) de Neuquén, el espacio comandado por el secretario de Energía de la Nación y potencial candidato a gobernador, Darío Martínez, aviva un acuerdo con diversas agrupaciones para quedarse con el partido en las elecciones del 24 de abril que asoman como inevitables. Si bien hay tiempo hasta el 29 de marzo, tres sectores que pretenden competir por la columna vertebral del Frente de Todos (FdT) ya reservaron color para pujar en las urnas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Además de Martínez, cabeza del consejo partidario y que ostenta la llave del PJ neuquino, el sector que se referencia en el senador Oscar Parrilli se inscribió con el Peronismo para la Victoria. Como el tercero en discordia, Fabián Ungar, otrora precandidato a diputado nacional en las últimas elecciones de medio término, también reservó color con la nómina Neuquén de Todos.

 

Con vistas a las que aparentan ser las elecciones más importantes de los últimos tiempos para el peronismo neuquino, la conducción que lidera Martínez convocó a un encuentro para este sábado, abierto también a otras fuerzas del FdT. Será en la zona más popular de la capital, en el barrio Alto Godoy. Desde las 18, en una reconocida esquina, se bajará un mensaje a la militancia: es momento de que el PJ vuelva a tener un candidato o una candidata a la gobernación.

 

El sentimiento que reina entre la dirigencia se sustenta en los últimos procesos provinciales. Desde que Aldo Duzdevich perdió sin atenuantes, en 2003, con Jorge Sobisch, el PJ nunca más logró imponer una cabeza de fórmula para tratar de destronar al eterno Movimiento Popular Neuquino (MPN). Con Horacio “Pechi” Quiroga (2007), Martín Farizano (2011) y Ramón Rioseco (2015-2019), los extrapartidarios acapararon las candidaturas. Ahora, sobre todo por las aspiraciones de Martínez, el objetivo es cambiar esa tendencia en un panperonismo que viene de salir tercero con un 17% de los votos en las legislativas de 2021.

 

“La experiencia del peronismo en los últimos años nos ha demostrado que necesitábamos una renovación. Hemos sumado compañeros y compañeras de diferentes espacios y localidades, logrando construir un armado más amplio que tiene vocación de poder”, razonó el legislador Darío Peralta ante el llamado de Letra P. Como representante del sector que responde a Martínez, augura una gran interna: “Mejor, así se definen las candidaturas con mayor representatividad”.

 

Parrilli busca imponerse en el PJ provincial.

Además de Peralta, la diputada nacional Tanya Bertoldi, el diputado Guillermo Carnaghi y la senadora nacional Silvia Sapag completan la lista de los representantes de mayor rango que tiene Martínez y que serán de la partida del cónclave. 

 

El parrillismo, en cambio, solo tiene al hombre de confianza de Cristina Fernàndez de Kirchner en el parlamento nacional. Las espadas del extitular de la AFI kirchnerista son el legislador Sergio Fernández Novoa y Lorena Parrilli, su hija y también legisladora provincial. Otra figura importante es Nanci Parrilli, hermana del senador, de paso sinuoso por el PJ. Como lo detalló este medio, hasta que dio un paso al costado, llevó las riendas del partido atravesada por desencuentros con algunos referentes que no comulgaban con su estilo. Para que la sangre no llegue al río, finalmente, se apartó. Eso posibilitó el ascenso de Martínez, convirtiéndose en aquellos días en una de las figuras más prometedoras del partido. La presencia del senador en el acto que tendrá lugar en el oeste de la capital neuquina sería una sorpresa que nadie tiene en sus cálculos.

 

“Estamos abriendo el debate, proponiendo que los peronistas nos pongamos de pie y podamos trabajar en pos de un peronismo amplio, con vocación de poder, un peronismo ganador. Por eso queremos definir un candidato en el mes de octubre”, auguró Parrilli. “Las nuevas autoridades del partido deberán asumir estos compromisos y llevarnos a un peronismo grande”, machacó.

 

Con tres espacios que, hasta el momento, se disputarán la conducción, a partir de ahora empieza la ronda de encuentros y rosca hasta finales de mes. El objetivo es el 24 de abril, cuando se definirá quién es el dirigente más influyente del peronismo en Neuquén.