22|9|2021

Soldado que huye sirve para otra guerra

29 de abril de 2021

29 de abril de 2021

El secretario de Energía, Darío Martínez, optó por cuidar su relación con ATE y el MPN en pleno conflicto en Neuquén para tratar de salir ileso de cara a 2023.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, mantuvo un llamativo silencio durante los 21 días que duró el conflicto entre el gobierno de Neuquén y los trabajadores autoconvocados de la salud, que derivó en múltiples cortes de ruta que afectaron la producción de Vaca Muerta y ocasionaron pérdidas millonarias para el Estado. Sucede que el funcionario decidió no intervenir en la disputa para cuidar los acuerdos que mantiene con el gobernador Omar Gutiérrez, el dirigente petrolero Guillermo Pereyra y el titular de ATE Neuquén, Carlos Quinquitreo, apuntado por la interhospitalaria.

 

Mientras la mayoría del Frente de Todos (FDT) de Neuquén lo posiciona como el próximo candidato a gobernador por su ascendencia en el peronismo patagónico, gracias a su designación en la importante cartera nacional, otro sector le apunta por mantenerse casi al margen del conflicto. Le recuerdan que anunció con bombos y platillos la inauguración de una sede de la secretaría de Energía en la provincia para estar cerca de los problemas del área productiva, pero brilló por su ausencia cuando las papas quemaron. En definitiva, plegado a la agenda de la Casa Rosada, intentó que la pelea entre el gobierno provincial y los asambleístas no se nacionalice. Pero sus esfuerzos no alcanzaron.

 

La ecuación por los cortes arrojó cifras significativas: si los piquetes no se levantaban esta semana, el Estado nacional debía desembolsar 290 millones de dólares, el costo de 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

 

Cauto por los números, Martínez prefirió mantenerse como espectador mientras la tensión en la cuenca petrolera iba en aumento. Según pudo saber Letra P, el neuquino no se metió de lleno en la pelea que afectó a los principales yacimientos para no condicionar lo construido fuera y dentro de su espacio. Uno de los factores, reconocieron fuentes del kirchnerismo neuquino, son los acuerdos en el pago chico. La variopinta estructura del Frente de Todos, más el rol institucional, lo posicionaron como un jugador clave en la coalición y voz de la Casa Rosada, por eso midió cada paso.

 

En ese contexto, Martínez debió balancear y proteger la relación con actores importantes, como el gobernador Omar Gutiérrez, el dirigente petrolero Guillermo Pereyra y el titular de ATE Neuquén, Carlos Quinquitreo, el apuntado por buena parte de los hospitalarios que siguen en las rutas. De hecho, durante el tiempo que duraron los bloqueos solo se limitó a emitir un comunicado para expresar su preocupación por lo ocurrido. 

 

Amigos son los amigos. Gutiérrez y el presidente Fernández.

Gutiérrez es uno de los gobernadores no peronistas preferidos del presidente Alberto Fernández. En 2020, cuando una crisis se había desatado por el reclamo de un grupo de mineros del norte provincial, y los trabajadores se manifestaban en la capital, el jefe de Estado viajó hasta la Angostura para contener al Movimiento Popular Neuquino (MPN). “A esta altura, Omar es un amigo”, dijo el Presidente sobre Gutiérrez, que ganó en prestigio mientras el kirchnerismo duro, representado en el senador nacional Oscar Parrilli, despotricaba ante la reafirmación de ese romance político.

 

Quinquitreo, el blanco de críticas de la asamblea interhospitalaria y al que los autoconvocados ligaron en esta negociación al gobierno del MPN, es un aliado del kirchnerismo en tiempos de elecciones nacionales. “Darío no podía pelearse con él”, ratificó un importante dirigente del peronismo a este medio.

 

El secretario general de los estatales siempre se mostró dialoguista con el MPN a la hora de definir cuestiones provinciales. En el plano gremial, se plegó a la línea contraria a Hugo “Cachorro” Godoy y a Julio Fuentes, su antecesor en la filial patagónica. Por eso su relación con el actual número dos nacional de ATE, el rionegrino Rodolfo Aguiar, es pésima. “La dimensión del conflicto es una muestra de que no se convocaron asambleas y que, en un gremio como el nuestro, la falta de participación de los afiliados invalida o convierte en ineficaz cualquier acuerdo paritario que se haya firmado", afirmó Aguiar, cuando los cortes de ruta parecían inamovibles.

 

En los días previos a la resolución del conflicto, los disidentes de ATE le recordaron a Quintriqueo la “pasividad” con la que firmó una paritaria del 15% a pesar de que, en el 2020, en el año más complejo de la pandemia, no hubo incremento alguno para las trabajadoras y los trabajadores de la salud.

 

El conflicto llegó a la Legislatura

El nivel de tensión, que trepó con el correr de los días, evidenció cierto malestar en la Legislatura. Todo comenzó con el pedido para que diputados se congelen salarios: el MPN, que primereó al renunciar al aumento en la dieta, desató la furia opositora que habló de un discurso “antipolítica”. Pero justamente el legislador del FdT Mariano Mansilla abonó a la teoría renunciando al aumento y demostró la compleja configuración interna del bloque, en el que conviven diversas vertientes. Mansilla responde a Ramón Rioseco, último candidato a gobernador, un hombre cercano al Instituto Patria.

 

La voz y los ojos de Martínez en el Poder Legislativo es Darío Peralta, que escuchó las críticas de propios y ajenos. Hasta hoy, Peralta también nivela para no quedar en offside con alguna declaración mientras se viene un debate caliente: el envío de un proyecto para emitir deuda por $13.500 millones que promete generar nuevas tensiones.

 

Finalmente, los trabajadores hospitalarios autoconvocados definieron en una asamblea levantar los cortes en las rutas petroleras pero mantener la "acción directa" en otras regiones de Neuquén. Por ahora, el mandato de la interhospitalaria es afianzar el reclamo en la cordillera. El conflicto, como explicó Letra P, generó la reacción del lado chileno cuando el sindicato de camioneros del país vecino inició un bloqueo a la isla de Tierra del Fuego.