06|2|2023

Frente multicolor o los socios de siempre, la duda de JxC para ir por el MPN

29 de marzo de 2022

29 de marzo de 2022

La coalición opositora cuenta los votos de 2021 y se tiene fe para desbancar al oficialismo neuquino. ¿Un giro al centro o megacoalición con integrantes K?

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) La alianza Juntos por el Cambio (JxC) de Neuquén se debate entre ampliar la coalición con partidos locales como la Democracia Cristiana de Jorge Sobisch o el Frente Neuquino de Ramón Rioseco, con vistas a conformar un frente multicolor para enfrentar al Movimiento Popular Neuquino (MPN), o remendar los lazos con la Coalición Cívica (CC-ARI), que en las últimas elecciones legislativas se despegó de la UCR y del PRO y en el distrito jugó en soledad. En este caso, quienes trabajan en un armado del radicalismo, la CC y el partido amarillo, en espejo con la coalición nacional, muestran objeciones a un esquema que uniría a kirchneristas y macristas. En ese marco, la mesa de la alianza redacta un borrador de reglamento interno para definir, más tarde que temprano, si abre o no el juego a otros sectores. El antecedente electoral de 2021 mete presión y eleva las expectativas: la sumatoria de los votos de las dos listas que fueron separadas a las urnas en noviembre, Cambia Neuquén y la boleta del empresario de medios Carlos Eguía, acumularon siete puntos más que el oficialismo provincial. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Las voces que demandan la incorporación de otros aliados surgen de un espacio interno del PRO. La intención de lograr un gran frente anti-MPN emergió desde el corazón del partido amarillo como respuesta al llamado de Rioseco, que instó a “todo el mundo” a desbancar al partido de los Sapag. Uno de los que se abrazó a la idea de un frente amplio es el exdiputado nacional Leandro López, dirigente de activa participación en la capital de Neuquén y muy cercano al concejal Marcelo Bermúdez, actual cabeza del PRO neuquino.

 

“Sobisch fue el mejor Gobernador de la provincia en los últimos 25 años. Rioseco y Pechi Quiroga fueron los mejores intendentes de la provincia en los últimos 25 años ¿Da para armar un Frente Amplio para ganarle al sapagismo y salir de la decadencia? Obvio!!! Re da!!”. El mensaje por redes sociales de López, en respuesta a la invitación de Rioseco, abrió el debate y dividió opiniones.

 

La postura no coincide con otras figuras de la coalición, que trabajan para conformar la mesa en Neuquén. “Estamos en un proceso de consolidación, tenemos que apuntalar el espacio. Debemos ocuparnos de consolidar la relación, en el plano local, con los socios a nivel nacional”, respondió el diputado Pablo Cervi a Letra P.

 

El adelanto de Cervi, que alcanzó una banca en Diputados con casi el 23% de los sufragios al frente de la boleta que compartieron la UCR  y el PRO, tiene su correlato en la reunión de esta semana para limar asperezas con Eguía, quien compitió en soledad y partió el frente con el sello de la CC-ARI. En el objetivo de enterrar las diferencias, el diputado nacional y titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, organiza una nueva visita al Alto Valle para incorporar el partido de Elisa Carrió al modelo provincial cambiemita.

 

La fórmula de unidad de las distintas vertientes opositoras, entiende Cervi, no tiene asidero hasta hoy. “Somos un espacio fuerte para lo que viene, algunos externos buscan sumarse. Esto demuestra que vamos por un buen camino”, se sinceró ante la consulta de este medio. Y aseguró: “Nosotros trabajamos por la unidad, por eso debemos fortalecer nuestro espacio y avanzar en un reglamento interno”.

 

Eguía, otro escéptico de una apertura amplia, sabe que puede regresar a JxC. Como vocero de Carrió, pretende erigirse como candidato a legislador provincial. No tiene certeza si será en una lista de unidad o en una colectora. “Espera la definición de lo que diga Ferraro”, respondió uno de los allegados al periodista.

 

“Nosotros creemos que primero hay que consolidar nuestro espacio, pero tampoco podemos ofrecerle cualquier cosa a nuestro electorado”, machaca la legisladora neuquina Leticia Esteves (PRO), una de las dirigentes más activas para que el frente cierre en su modelo tradicional. “No podemos dilapidar (en un acuerdo con Rioseco) lo construido estos años”, razonó al llamado de Letra P.

 

Las afirmaciones de Esteves se sustentan en los datos. Tan solo con el PRO, Nuevo Compromiso Neuquino (NCN) y el radicalismo, sumados a la cosecha de Eguía con la CC-ARI, JxC puede ilusionarse con desbancar al invicto MPN en 2023.

 

Los guarismos finales en Neuquén dejaron primero al MPN con algo más de 111 mil votos (29,42%). Segundo quedó Cervi con más de 86 mil votos (22,77%) y Eguía entró cuarto, con un poco más de 53 mil votos (14,06%). En sumatoria, si hay acuerdo, JxC podría soñar con imponerse en la carrera por la gobernación.

 

Resta saber cómo se incorporará al peronismo republicano de Miguel Ángel Pichetto y a Valores para mi país, un espacio celeste que jugó en 2021. Esa discusión será posterior.