18|1|2023

Manes, entre el diagnóstico infeccioso y la oportunidad de la antigrieta

08 de diciembre de 2022

08 de diciembre de 2022

El neurólogo acelera en la avenida del medio. Frente al corrimiento de CFK, cautela con expectativa de fortalecer expresiones de centro.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) “La infección no se termina con una condena”, tuiteó Facundo Manes apenas se conoció la sentencia a seis años de prisión para la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad. El médico presidenciable refuerza el diagnóstico infeccioso de la política y lo extiende a todas las instituciones del Estado –“donde apretás, sale pus”, dice-. De esta manera, excava en su prédica antigrieta y pide salir de “las viejas divisiones que nos tienen bloqueados”.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Con estrategia mediocampista, en el entorno de Manes mantienen cautela frente al efecto que producirá en la arena política el renunciamiento de CFK a candidatura alguna en 2023. De todos modos, flotan expectativas en torno a la posibilidad de que puedan ganar terreno expresiones de centro como las que hace bandera el diputado radical.

 

En la tropa radical que empuja las pretensiones nacionales de Manes se esperanzan con un desmantelamiento del escenario de hiperpolarización y su consecuente repercusión en la discusión interna dentro del PRO y, más específicamente, en lo referente a la jugada política de alguien que supo ser blanco de dardos del neurólogo, el expresidente Mauricio Macri. De todos modos, insisten que la línea de acción de aquí en más la planifican “independientemente de la volatilidad del escenario”.

 

Sin dejar de agitar la bandera de “Empatía” con la que el neurocientífico busca erigirse como el postulante radical a la Casa Rosada, ese rincón de la UCR insiste en la necesidad de moldear “una propuesta superadora” que “conecte con la ciudadanía”.

 

Sobre el renunciamiento de CFK, algunas voces cercanas a Manes mantienen cautela y prefieren “esperar un poco más” para divisar los efectos. En ese sentido, hay quienes no dudan en que, de mínima, la vicepresidenta seguirá orbitando con fuerza dentro de la estrategia electoral del FdT. Otros, mantienen dudas: “Hay que ver dentro del PJ que línea prevalece para decir si estamos cambiando de etapa política en Argentina. Si prevalece la línea menos ultra, hay chances de aminorar la grieta”.

 

Como fuere, confían en que una expresión “que represente la moderación” puede ganar terreno en la cancha electoral, más allá del perfil que construya la escudería oficialista con miras a 2023. “Si se confirma lo que dijo, surgen las opciones más de centro y alejadas de la polarización”, deslizó con una cuota de escepticismo una voz legislativa con llegada al neurólogo, al tiempo que instó a “estar atentos a lo que vaya ocurriendo no solo en la política sino en la sociedad”.

 

“Es momento de romper con las eternas repeticiones para pensar algo nuevo, algo que nos haga mirar para adelante, que nos devuelva esperanzas. Depende de nosotros”, arengó Manes para cerrar su hilo en Twitter post condena a CFK. El mensaje nuevamente marcó matices respecto a las expresiones más jubilosas de un “fallo ejemplar”, como las vertidas por su contrincante interno a la presidencia, Gerardo Morales, quien habilitó las redes del Comité Nacional para hacer eco de mensajes en esa tónica.

 

Frente a eso, volvió a registrarse un contraste con la actitud del comité bonaerense que impulsa el trajinar nacional del neurólogo. Aunque varias de sus autoridades se manifestaron al respecto, la UCR Buenos Aires no publicó nada sobre la condena a la vicepresidenta.