30|1|2023

Centro para Massa: el mercado frenó la expectativa de inflación para 2022

04 de noviembre de 2022

04 de noviembre de 2022

El relevamiento del BCRA mostró una baja marginal del 0,3% para todo el año, aunque mantiene en 96% para 2023. La novedad llegó a la par de los elogios de CFK

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central le puso freno de mano al crecimiento sostenido de las proyecciones inflacionarias que las consultoras venían realizando para 2022. La baja, marginal del 0,3%, significa un cambio de tendencia luego de la disparada de precios que se inició en julio y se potenció después de las crisis de los bonos y de la salida del exministro Martín Guzmán.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Si bien los analistas no se alinearon con el 95% previsto en el Presupuesto 2023 por Sergio Massa, el corte de la racha alcista entusiasma al ministro de Economía, quien por estas horas intenta derribar los pronósticos de un IPC descontrolado, con arrastre estadístico del 96% para el año próximo. El apoyo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner también envalentonó a la tropa del tigrense, que hizo circular la frase que soltó CFK este viernes en Pilar: "Está haciendo un gran esfuerzo administrando las consecuencias de lo que pasó".

 

Para el REM, a fines de octubre de 2022, "las y los analistas del mercado proyectaron que la inflación minorista para el corriente año se ubicará en 100,0% interanual", lo que significa un una reducción de 0,3 puntos porcentuales al pronóstico de la encuesta de septiembre. Si bien se mantiene por encima del 100, quienes están en el Top 10 por pronosticar mejor esa variable para el corto plazo "esperan en promedio una inflación de 101,2%, también en idéntico descenso. Este empate técnico entre las previsiones entre ambos meses solo se compara este año con la estadística de febrero, cuando las consultoras mostraron una variación cero, con apenas una suba del 0,2%, en momento en que el IPC se pensaba en torno al 55% para todo el año.

 

La parada más difícil para el jefe del Palacio de Hacienda será revertir las expectativas para 2023, ya que el REM revisó las previsiones de inflación y las subió a 96%, lo que significa un incremento de 5,5 puntos porcentuales en relación con la medición previa, mientras que para 2024 los analistas que participan de la encuesta que realiza el BCRA esperan un IPC interanual en torno al 69,6%, también en alza al anterior relevamiento, en este caso alrededor del 2,8%. "Respecto de la inflación núcleo, quienes participaron del REM pronosticaron que la misma alcanzaría el 97,0% a fines de 2022 (2,2 p.p. menor a la encuesta pasada)", destacó el informe.

 

En el Presupuesto, Massa fijó en 60% su expectativa de remarcaciones para el año próximo, pero se mostró confiado, incluso, de hacerla descender aun más. Una de las estrategias que tiene es la puesta en marcha de un plan de estabilización de precios, con acuerdos por empresas y sectores, que desinfle las expectativas. Para el equipo económico, ese factor es clave. "Lo que se debe frenar es el arrastre estadístico, porque es el que hace más daño. Muchos empresarios y comerciantes remarcan por si acaso y eso genera mayores distorsiones", afirmó a Letra P uno de los funcionarios que mantiene diálogo constante con el jefe del Palacio de Hacienda.

 

El REM le dio una mano justo a la entrada de un mes caliente en materia de remarcaciones, con el peso de la energía con quita de subsidios y aumentos programados en combustibles y prepagas, entre otros indicadores. Massa espera que esas variables lo ayuden a contener un fin de año tenso y lograr el objetivo de evitar pasar la barrera de tres dígitos. Para eso, apuró el acuerdo con la cadena de valor textil y espera novedades para firmar el congelamiento con las alimenticias.

 

Este viernes por la tarde, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, firmó con el presidente la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA), Luis Tendlarz, un acuerdo de congelamiento de precios "voluntario" por 60 días. Por la reunión pasó Massa, quien "valoró el esfuerzo del sector" e indicó que "este acuerdo apunta a encontrar un punto de equilibrio en la puja distributiva" e instó a "continuar trabajando en conjunto para fortalecer el empleo en el sector". "El acuerdo, que además contempla un abastecimiento razonable al mercado, prevé que una vez cumplido este plazo los precios de los productos se adecuarán por 90 días a la variación del tipo de cambio oficial del dólar estadounidense", sostuvo un comunicado de prensa.

 

El sector textil se había atrincherado para resistir el congelamiento, a pesar de ser voluntario, porque teme por la continuidad de las subas en los precios de los insumos y los servicios. Tiene algunos datos que preocupan, como el que difundió la Cámara de Operadores Logísticos (CEDOL) luego de un informe que realizó la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) sobre el índice de costos del sector. "Durante el mes de octubre 2022, nuevamente aumentó el valor del combustible en un 7,39% y siguieron subiendo, como viene sucediendo, los valores de los neumáticos (5,8%), el material rodante (5,51%) y los seguros (7,97%). El incremento más significativo en su magnitud porcentual ha sido el de los peajes, que han tenido un alza del 49.63%, afectando considerablemente al transporte".

 

El mal augurio es para noviembre, ya que el estudio pronosticó un mes con puja de remarcaciones. A la cuota de paritarias del 29%, "se le suma el aumento del 7% de combustible que se aplicó desde el miércoles pasado". Ambos aumentos permiten anticipar un piso de variación que tendrán los índices de costos logísticos en el anteúltimo mes del año: ante octubre, el índice CEDOL con costos de transporte tendrá un incremento mínimo del orden del 10%; mientras que el CEDOL sin costos de transporte se incrementará, al menos, un 20%. En el rubro "distribución con acompañante", el piso de la suba será del 16%, en tanto el de "sin acompañante" sufrirá un crecimiento mínimo del 12%.

 

Según el consenso de las consultoras privadas que no participan de la encuesta del BCRA, la inflación de octubre tendrá un piso del 6,4% y un techo del 6,8%, mientras que para el REM será del 6,5%. En todos los casos, el IPC estaría por encima del 6,2% que logró Massa para septiembre, cuando se esperaban remarcaciones más cercanas al 7%. Recién dentro de dos semanas, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la oficina que dirige el multitasking Marco Lavagna, revelará el promedio de las subas generalizadas de precios.