25|11|2022

CFK, en medio del clamor para que sea candidata: "Voy a hacer lo que tenga que hacer"

04 de noviembre de 2022

04 de noviembre de 2022

Lo dijo en Pilar, en su reaparición tras el atentado. La vice hizo una fuerte reivindicación de sus gobiernos y avisó: "Podemos hacerlo de nuevo". 

Como coronación de una enérgica reivindicación de sus gobiernos, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner dejó dos frases que representan una fuerte inyección de anabólicos al clamor para que vuelva a calzarse el traje de candidata a presidenta en 2023. "Podemos hacerlo de nuevo, porque ya lo hicimos", avisó y advirtió: "Voy a hacer lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo pueda organizarse en un proyecto de país que recupere la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

CFK encabezó este viernes su primer acto político desde el atentado que sufrió el 1 de septiembre en la puerta de su casa de la Recoleta. Lo hizo en un plenario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) desarrollado en Pilar, en un recinto que reventó con el clamor por CFK 2023: "Cristina Presidenta", cantó la militancia y la dirigencia presentes -el gobernador Axel Kicillof y su ministro Andrés Larroque, entre otras figuras de primera línea-. 

 

Como anfitrión, el intendente local, Federico Achával, le dedicó: "Para los trabajadores y las trabajadoras, el futuro es con vos". Como segundo anfitrión, el secretario general de la UOM, Abel Furlán, también calentó el clamor. "Soy kirchnerista porque Néstor y Cristina son quienes mejor interpretaron al peronismo", dijo y negó que la hubiera invitado para pedirle que sea candidata, aunque aclaró: "No siempre los compañeros me hacen caso". Terminó esa frase y el gimnasio municipal de Pilar volvió a tronar "Cristina Presidenta". Para completar la arenga, el dirigente cerró: "Sepan que no hay solución gremial sin solución política". 

 

 

Una suma fija

Inmediatamente, la vice entró en terreno sensible para el gobierno de Alberto Fernández y reivindicó su propio gobierno al asegurar que, durante su segundo mandato, la clase trabajadora volvió a recibir el 50% de la renta nacional. En ese sentido, le reclamó al Presidente: "Es necesario (pagar) una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores, (instrumento) que no va en detrimento de las paritarias", aclaró para la CGT, que se opone a la medida que ella impulsa.

 

Con todo, la vicepresidenta tuvo elogios para el ministro de Economía, Sergio Massa. "Está haciendo un gran esfuerzo administrando las consecuencias de lo que pasó", dijo.

 

Al contrario, cuestionó "a los movimientos sociales más importantes" que, dio a entender, no combatieron al gobierno de Cambiemos, en referencia, sin decirlo, al Movimiento Evita, principalmente.

 

Cristina dijo, también sin decirlo, que no se arrepiente de haber cedido el primer término de la fórmula presidencial de 2019 a Alberto Fernández. "Tuve -apuntó- que tomar una decisión y no me arrepiento, porque realmente pudimos lograr el objetivo, que no era votar en contra de alguien, sino en contra de determinadas políticas".

 

CFK dijo que "nunca hubo una participación tan baja de los trabajadores en el Producto Bruto Interno" como en la actualidad, aunque aclaró que "esto no comenzó con el gobierno del 19, sino con el anterior", y señaló al megaendeudamiento macrista como la génesis de ese problema.

 

Acuerdo democrático y consenso económico

La vicepresidenta afirmó que "es necesario volver a reconstruir el acuerdo democrático, donde las diferencias no pueden ser solucionadas a través de la violencia".

 

En el mismo sentido, pidió generar "un consenso económico" a través de una discusión "sin agravios y con números" y entró en la recta final hacia mensajes que tributaron al clamor por una candidatura de ella a la presidencia en 2023. "Venimos en nombre de 12 años de gobierno", aclaró CFK en alusión a un tiempo en el que "los trabajadores podían ahorrar, podían soñar". "Tenemos que recuperar los sueños que nos arrebataron con promesas que nunca se cumplieron", agregó. 

 

Volveremos

Cristina siguió en esa línea, la de la reivindicación de sus gobiernos, y sugirió, en medio del clamor que le llegaba de la militancia reunida en Pilar. "Podemos hacerlo de nuevo, porque ya lo hicimos".

 

No solo eso. Para cerrar, advirtió: "Voy a hacer lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo, nuestra sociedad puedan organizarse en un proyecto de país que recupere la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente".

 

"Éramos un pueblo alegre. Los recuerdo aquel 9 de diciembre de 2015. Volvamos a recuperar esa alegría de que el sueldo alcanzaba, de ir al trabajo, de saber que había futuro. Esa alegría nos la merecemos los argentinos y las argentinas", cerró.

 

Clamor y seguridad XL

La presencia de CFK había generado una fuerte expectativa política que quedó en evidencia en el estadio municipal de Pilar, en el norte del conurbano, colmado por unas diez mil personas -ocho mil de ellas, sentadas-, según fuentes de la UOM.

 

La reaparición de Cristina generó también una fuerte preocupación por su seguridad. Como reveló Letra P, esta semana el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, firmó una resolución que establece cambios en los protocolos de actuación de las fuerzas especiales de la Policía bonaerense, que este viernes era la encargada del operativo de prevención en el acto de la UOM.

 

Según pudo saber Letra P, el operativo estaba cargo de la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Norte y contó con participación de peritos en explosivos, bomberos y equipos tácticos del Grupo Halcón. En los accesos, todas las personas presentes fueron sometidas a un detector de metales y debieron abrir sus bolsos para ser registrados por los controles policiales.