25|11|2022

En su contraacto, Fernández llamó a la unidad para “enfrentar a la derecha”

04 de noviembre de 2022

04 de noviembre de 2022

Tono muy medido en Santa Fe, minutos después del discurso de CFK. El Presidente pidió "saldar las diferencias" del FdT para "enfrentar la adversidad".

Minutos después de la que vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner volviera a un escenario político luego del atentado en su contra, de la reivindicación que hizo de sus dos mandatos presidenciales y de su principio de lanzamiento a la carrera por la presidencia en 2023, el presidente Alberto Fernández pidió este viernes "saldar las diferencias" internas del Frente de Todos (FdT) para poder "enfrentar a la derecha". "La adversidad no está entre nosotros", remarcó el jefe de Estado, que compartió escenario con el expresidente de Bolivia Evo Morales y evitó referencias a su rol en el proceso electoral que viene. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Si existen diferencias, saldemos las diferencias", consideró el mandatario y citó el lema de la constitución de Bolivia -"unidad en la diversidad para enfrentar la adversidad"- para hacer un paralelo con la actualidad política de la coalición gobernante en la Argentina: "La adversidad es la derecha, no está entre nosotros, está en frente y nos sigue amenazando todos los días. Un día le ponen la pistola a Cristina y otro día al pueblo. Entendámoslo de una vez por todas", agregó Fernández, que hace unos días volvió a correrse de una eventual disputa por un segundo turno cuando ofreció "bajarse" si eso ayuda al oficialismo a ganar en las urnas

 

Minutos antes, su compañera de fórmula había encabezado un acto sindical en Pilar, donde reivindicó sus dos gestiones al frente de la Casa Rosada y no descartó competir en las elecciones de 2023. "Voy a hacer lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo pueda organizarse en un proyecto de país que recupere la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente", afirmó la titular del Senado.

 

En Santa Fe, donde participó de la feria del libro nacional y popular, el Presidente aceptó las divergencias políticas y económicas que existen en el FdT y se preguntó: "¿Por qué vamos a pensar que entre nosotros tiene que haber una lógica única?". A pesar de esto, cerró con una arenga dedicada a la tropa oficialista de cara a los comicios del año que viene. "Mas unidos que nuca, a seguir peleando", alentó en un discurso de perfil bajo donde no lanzó nuevos dardos que puedan provocar el resquemor de sus socios gobernantes.

 

Al igual que la vicepresidenta, Fernández defendió sus primeros años de gestión y recordó que llegó a la Casa Rosada "en una situación muy compleja", que comenzó, sostuvo, con la herencia de "una deuda externa que solo sirvió para que algunos vivos se enriquecieran y se llevaran la riqueza fuera del país". "Con ese desorden tuvimos que enfrentar el programa de la pandemia y, cuando empezábamos a resolverlo, empezó esta guerra que trajo aumentos en la energía, alimentos y el desorden generalizado que se vive en el mundo", rememoró.