23|11|2022

Ataque a CFK: Capuchetti delegó la investigación en el fiscal Rívolo

23 de noviembre de 2022

23 de noviembre de 2022

Luego de los pedidos de la querella de la vicepresidenta, la jueza abandonó la causa. Había sido acusada por no investigar las conexiones políticas.

 La jueza federal María Eugenia Capuchetti resolvió delegar la investigación por el atentado a Cristina Fernández de Kirchner en el fiscal Carlos Rívolo. La decisión es en momentos en que la vicepresidenta, como querellante en el caso, pretendía apartar a la jueza al decir que no investigó como corresponde y porque no trabajaba sobre prueba que presentaban.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Según la agencia de noticias Télam, Capuchetti tomó la decisión mientras la Cámara Federal analizaba si la apartaba de la investigación a partir de un nuevo pedido del equipo judicial de la expresidenta, que acusaba a la funcionaria judicial de emprender una serie de irregularidades que entorpecieron la búsqueda de las responsabilidades materiales e intelectuales del intento de asesinato ocurrido la noche del 1 de septiembre.

 

"Encontrándose la recusación ante ese tribunal (la Cámara Federal porteña), debo hallar un remedio procesal que propenda a la mejor administración de justicia y a la validez de los actos que se tomen, en lo sucesivo, con ese norte", afirmó la jueza, quien sostuvo que su decisión “de ningún modo implica desconocer la expresa directiva del Superior de proceder, con la premura que el caso impone, a la elevación de la causa a su etapa plenaria".

 

A 83 días del inicio de las pesquisas, la jueza procesó como coautores del ataque a Fernando Sabag Montiel, quien le gatilló a la vicepresidenta, y Brenda Uliarte, su novia que lo acompañó a la escena del crimen. También se encuentra detenido Nicolás Gabriel Carrizo, pero como partícipe secundario de la trama.  

Durante los últimos días, la querella de Cristina Kirchner había exigido su apartamiento por considerar que la jueza no había investigado los supuestos nexos políticos de la oposición con la “banda de los copitos”, como el diputado del PRO Gerardo Milman, quien, según un testigo que declaró en la causa, dijo que “cuando la maten a Cristina” él iba a estar en la costa atlántica.

 

Este martes, la vicepresidenta volvió a la carga a través de su cuenta de Twitter contra Carrizo, a quien se le descubrieron mensajes en su celular en los que se demostraría su supuesta participación en el intento de magnicidio. "Mi amigo intentó matar a Cristina", le dijo a una persona a través de un sistema de mensajería, a quien le manifestó, además, que “esto se va a poner peor”.