ELECCIONES 2023

El PJ bonaerense blanquea que va por la suspensión de las PASO

Fue uno de los temas centrales de la reunión en La Plata. Acuerdo transversal, aunque sin unanimidad. Crisis y estrategia electoral, razones públicas y ocultas.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La suspensión de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) dejó de ser un tema tratado exclusivamente en roscas bonaerenses entre cuatro paredes: el PJ que comanda Máximo Kirchner lo sumó al temario de la cumbre celebrada este martes en La Plata y, pese a que no hay unanimidad de posturas al respecto, la decisión de eliminar del calendario 2023 ese turno electoral es empujada por figuras que reportan a diferentes tribus que confluyen en el partido. El ahorro en medio de la crisis es la razón que todas abrazan en público y la estrategia electoral -que perjudica a la oposición-, el fundamento mantenido en las sombras.

 

Quienes tomaron la palabra para hablar del tema se manifestaron a favor de evitar la disputa interna el año próximo. “Nadie habló a favor de hacerlas”, afirmó a Letra P una fuente presente en el encuentro. Sin embargo, el hijo de la vicepresidenta decidió patear la definición; se discutirá los próximos días porque “hay algunos compañeros y compañeras que no están de acuerdo”.  

 

Si bien el debate por qué hacer con las PASO no era parte del temario previsto y el eje estaba puesto en determinar la movilización para el próximo 17 de octubre y definir fecha y lugar para el congreso partidario suspendido por el intento de asesinato contra Cristina Fernández Kirchner, el tema entró en debate a partir de los planteos que hicieron algunos de los presentes.

 

Según pudo reconstruir este portal, entre quienes abonaron la suspensión de la norma impulsada en 2009 por Néstor Kirchner hubo miembros de todas las tribus. El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario General de La Cámpora, Andrés Larroque, repitió parte de lo que ya dijo públicamente (“No podemos tener dos elecciones para una misma cosa”) y en la misma línea habló la senadora cristinista Teresa García; hasta el ministro e intendente en uso de licencia de Avellaneda, el exneoalbertista Jorge Ferraresi se manifestó a favor de la suspensión.

 

Aunque la mayoría las considera “una buena herramienta”, es -arguyen- la coyuntura la que los hace rechazarlas para el próximo turno electoral. Los argumentos esgrimidos este martes fueron la crisis social y económica que atraviesa el país y una ciudadanía que “no está pensando en elegir candidatos”, sino en que “se resuelvan los problemas”. Como reconocen en privado algunas figuras del oficialismo, la suspensión de las primarias beneficiaría al FdT toda vez que la oposición necesita de la herramienta para zanjar una interna brutal entre halcones y palomas del PRO y, más extensivamente, las diferencias del partido amarillo con su socia la UCR, que, con Gerardo Morales y Facundo Manes, busca rediscutir el liderazgo de Juntos por el Cambio (JxC).

 

Como viene contando este medio, un grupo de intendentes del conurbano viene empujando la suspensión, postura a la que días atrás se sumó la organización que lidera Kirchner en voz Larroque, el vocero designado. El Frente Renovador de Sergio Massa y un importante grupo de gobernadores peronistas también tributan en ese sentido. Resiste el presidente Alberto Fernández, respaldado por los movimientos sociales y algunos de sus hombres más cercanos, como el diputado nacional Leandro Santoro.

 

Pero pese a la instalación del tema en el cónclave peronista de Buenos Aires, Kirchner evitó dar definiciones y recordó que, así como hay muchos compañeros y compañeras a favor de la suspensión, también hay algunos que, dentro del Frente de Todos, no comparten esa postura, pero que el debate está abierto y que en los próximos días se discutirá y tomará una postura conjunta.

 

Fue lo que repitió Larroque una vez finalizado el encuentro: “Se planteó y quedamos en seguir charlando porque no hay posturas unificadas; es un tema complejo y delicado, pero sí estuvo el visto bueno para seguir planteando la cuestión”, dijo ante la consulta de Letra P.

 

Durante el encuentro, que duró dos horas y media, mientras los presentes almorzaban empanadas y sánguches, también se determinó que el PJ bonaerense acompañará la movilización a Plaza de Mayo el próximo 17 de octubre y se estableció el 5 de noviembre como nueva fecha para el congreso provincial a realizarse, probablemente, en la ciudad de Mar del Plata.

 

La dirigencia también abordó la represión policial perpetrada en el Bosque platense durante el partido entre Gimnasia y Boca y discutió sobre temas que aparecen en cada reunión: seguridad, precios y poder adquisitivo del salario. En ese marco, se reforzó la necesidad de trabajar fuertemente en el territorio y en mantener la unidad del Frente de Todos.

 

El papa Francisco habla de IA en la cumbre del G7
Martín Menem, junto al diputado Luis Picat e intendentes del Gran Córdoba.

También te puede interesar