07|5|2022

Misión ¿Imposible? Guzmán y Kulfas reciben a empresas para frenar la inflación

03 de enero de 2022

03 de enero de 2022

Buscan acuerdos para moderar la escalada de precios, que para los privados volverá a rondar 50% este año. Es una de las claves en la negociación con el FMI.

Los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) recibirán este martes al mediodía a un puñado de empresarios y empresarias de compañías multinacionales. El almuerzo tiene como objetivo comenzar a alinear las expectativas para contener la inflación. El Gobierno, ahora avalado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), recurrirá a lo que fracasó en 2021: la búsqueda de una pauta compartida por empresas y sindicatos para bajar el 50% anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

 

La reunión, confirmada a Letra P por fuentes oficiales y del sector privado, se dará un día antes de que Guzmán les informe a las máximas autoridades provinciales el estado de situación de la renegociación con el FMI. Un día después, se volverán a encontrar en Olivos, en un almuerzo que encabezará el presidente Alberto Fernández y que buscará darle músculo empresario y sindical a la posición argentina para cerrar el nuevo programa económico con el Fondo.

 

La lista de participantes al encuentro de este martes todavía no estaba cerrada. Pero se espera la presencia de referentes del sector agroindustrial, firmas de consumo masivo y ejecutivos de la industria automotriz, entre otros. Será, con todo, una reunión de pocos, según anticipó uno de los invitados que pidió no ser nombrado.

 

Allá por febrero de 2021, Guzmán fue el principal orador en un encuentro en el que el gabinete económico buscó alinear al sector empresario y a sindicalistas a la pauta inflacionaria del 29% prevista para el año pasado. Al poco tiempo, los funcionarios juzgaron que los gremios acompañaron de entrada, pero que las empresas no lo hicieron. Entonces, habilitaron la reapertura de paritarias para que las pautas pública y privada cierren por encima del IPC. Referentes del sector privado y del Ejecutivo atribuyeron buena parte del fracaso a la inflación global, con materias primas que llegaron a duplicar su precio en dólares y costos de logística que se fueron por las nueves. Los hombres y mujeres de negocios agregaron a ese lamento el factor gasto público y su financiación con emisión monetaria.

 

Ante el nulo resultado de esa convergencia de expectativas, el Gobierno recurrió al ancla tarifaria (con subas en los precios de los servicios públicos de un dígito o nulas, sobre todo en el área metropolitana) y al ancla cambiaria, con un tipo de cambio oficial que cerró el año pasado con una suba del dólar de apenas 22,1%, inferior a la mitad de la inflación del periodo.

 

Para este año, el Banco Central de Miguel Pesce prevé que el tipo de cambio acompañe a la inflación y el secretario de Energía, Darío Martínez, oficializó que la electricidad metropolitana y el gas subirán 20%, más segmentación. Los peajes de los accesos a la Ciudad, también bajo control del Estado Nacional, subirán en torno al 26%. Las paritarias, en tanto, se prevén por encima del 40%. Las consultoras que participan del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) estimaron una inflación del 52%, algo superior al cierre de 2021.

 

“Abordar la persistente y alta inflación requiere un enfoque múltiple que implique una reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal, una política monetaria adecuada con tasas de interés reales positivas y una coordinación de precios y salarios”, afirmó el staff del FMI el 10 de diciembre, luego de la reunión de una semana con funcionarios del Ministerio de Economía y el Banco Central. Pesce y Guzmán preparan el terreno para las tasas de interés positivas y buscarán acelerar con el alineamiento de precios y salarios.

 

En ese sentido, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunciará sobre el fin de semana la nueva etapa de Precios Cuidados que reemplazará al congelamiento de los últimos tres meses. Durante diciembre, una serie de reuniones presenciales y virtuales con las firmas de consumo masivo dejaron los esbozos del plan. Habrá unos 1300 productos -actualmente son 1332- que formarán parte de un acuerdo de un año, con revisiones trimestrales y actualizaciones de precios mensuales. Las empresas acercaron a Feletti los listados de los productos que participarían y los precios que quieren y el Gobierno revisa en estos días el armado final. Tras la salida de Débora Giorgi, los mano a mano quedaron bajo la órbita del subsecretario de Políticas para el Mercado Interno, Antonio Mesmesian.