28|4|2022

10 de enero de 2022

10 de enero de 2022

La excusa fue el medio ambiente, pero Larreta y Morales pactaron una tregua. La reunión con el Gobierno por la paritaria con el Fondo y un programa ordenador.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se mostraron juntos este lunes luego de una semana de tironeos públicos sobre la relación de Juntos por el Cambio con el oficialismo en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La reunión fue en la Ciudad de Buenos Aires, pero no se concretó en la sede comunal capitalina, sino en la Casa de Jujuy. El alcalde aceptó jugar de visitante. Fue todo un gesto de distensión bajo el pretexto de reunirse por la Red Federal de Acción Ambiental de JxC. Un primer paso para descongelar el vínculo en vísperas de la reunión con el Gobierno, a la que finalmente asistirá el alcalde cuando se concrete la semana próxima. 

 

La escena, según supo este portal, fue pactada la semana pasada luego de la reunión de la Mesa Nacional de JxC. Sus miembros aceptaron participar de una reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para conocer detalles del diálogo con el Fondo, como lo hicieron la semana pasada los demás mandatarios y las dos mandatarias. "Nosotros forzamos cambiar las condiciones con el Gobierno para garantizar la asistencia de todos nuestros gobernadores, desde entonces contamos con la presencia de Horacio", explicaron cerca de Morales.

 

El jujeño viene de otra semana áspera con Rodríguez Larreta. Lo cuestionó por plegarse al ala dura y mimetizarse con la posición de no aceptar la invitación del Gobierno. Este lunes le prodigó algunos gestos para despegarlo un poco y por un rato de Patricia Bullrich y el expresidente Mauricio Macri. Lo hizo en una entrevista radial donde castigó a la titular del PRO. "Hay algunos sectores para los que, si explota todo, es mejor, para que el ajuste sea brutal; no es una buena opción para el pueblo. Algunas de las posturas más radicalizadas de JxC ni siquiera quieren diálogo en temas clave como deuda y presupuesto", lanzó el jujeño y buscó mejorar la puntería antes de recibir al alcalde porteño en la casa que su provincia tiene en el barrio de Retiro. "Ni Gerardo ni Horacio pueden permitir que la irracionalidad gane las discusiones; si quieren encontrar una salida, tienen que avanzar en estas coincidencias", resaltaron en la conducción boinablanca para terminar de delinear el círculo que construyeron en torno al sector más duro de la alianza.

 

Los guiños de Morales suavizaron la foto del encuentro. En el Gobierno porteño eludieron entrar en detalles. Confirmaron la asistencia del alcalde junto a los tres gobernadores de la UCR, como un cierre de la pulseada interna de la semana pasada. Aseguraron que "resaltaron el valor de la unidad de JxC", aunque este medio supo que las conversaciones fueron más allá. Hablaron de la agenda de trabajo que tendrán para definir un programa de gobierno de la coalición opositora. Es un punto definido por los socios del conglomerado para ordenar las internas y, también, las negociaciones con el Gobierno. 

 

"No disimulamos los conflictos. Priorizamos la unidad de JxC, pero con un programa de gobierno. Mientras no tengamos eso, las diferencias se van a expresar públicamente. Cuando lo tengamos, funcionaremos de otro modo", afirmaron a Letra P en nombre del cacique jujeño. 

 

A la trama política, le sumaron una agenda institucional que les permita armar una hoja de ruta entre ambos. Según indicaron en un comunicado, hablaron de "la importancia del cuidado del ambiente y sobre el próximo encuentro presencial de la red", que se reunirá marzo en San Salvador, la capital jujeña. Será un encuentro partidario, porque la red que justificó la foto está integrada por jóvenes de todas las provincias que forman parte de JxC. En los papeles, su misión es "impulsar acciones concretas para la mejora del ambiente y del desarrollo económico y social sostenible de la Argentina".

 

Antes del encuentro con los jóvenes militantes el alcalde confirmó que viajará para recorrer el Parque Solar Caucharí. También recorrerá las empresas productoras de litio y la empresa Cannava, dedicada a producir derivados medicinales de cannabis. Cuando el porteño visite Jujuy, habrá pasado un mes de la tregua pactada este lunes en la casa provincial. Para entonces, se habrá concretado la parturienta reunión con el Gobierno por la relación con el FMI. Habrá sido otro round más, porque ambos dirigentes continuarán tironeando el liderazgo de JxC y el vínculo con la Casa Rosada.