30|11|2022

La UBA, con elecciones postergadas, Barbieri prorrogado y la re-re en discusión

01 de enero de 2022

01 de enero de 2022

Un nuevo mandato del rector pende de un resquicio en el estatuto. Las urnas, guardadas hasta mayo. La foto del blindaje político.

El rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri, terminó 2021 con su segundo mandato, que finalizaba el 10 de diciembre, prorrogado hasta julio 2022 y con una foto junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk; el senador Mariano Recalde y el diputado radical Emiliano Yacobitti. La imagen parece mostrar un camino allanado para una tercera relección como máxima autoridad de la institución que este año cumplió su segundo centenario. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La excusa fue la firma de un convenio en la sede la cartera educativa nacional para ejecutar obras en la Facultad de Medicina y un programa de obras financiadas por el Gobierno que le asignará a la UBA la suma de 300.411.450 pesos para la construcción del Complejo Aulario Universitario de Emergencia.

 

Perczyk mantiene “un excelente vínculo, de consulta y cotidianeidad”, con Barbieri desde su paso por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) como rector de la Universidad Nacional de Hurlingham y, después, como secretario de Políticas Universitarias, dicen en el Palacio Pizzurno.

 

Sin embargo, quien destaca a Barbieri en repetidas ocasiones es el presidente Alberto Fernández, como lo hizo, por ejemplo, nada menos que en el acto del 17 de octubre de 2020, donde recordó que era el primer universitario en una familia de trabajadores, pero, además, este año participó como egresado estelar de la celebración por los dos centenarios de la UBA, donde continúa dando clases y está afiliado a la Asociación de Docentes de la UBA (ADUBA).

 

“Soy un egresado de la Universidad de Buenos Aires y somos una suerte de logia que la cuidamos y queremos mucho y estamos siempre atentos a ver cómo nuestra universidad progresa”, dijo recientemente en el acto de asunción del nuevo rector de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Rubén Soro.

 

En la foto que obtuvo Barbieri para cerrar el año no solo está el ministro de Educación, sino, también, dos actores políticos de peso en la UBA: Yacobitti, diputado nacional de la Unión Cívica Radical y vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas, y Recalde, senador nacional del Frente de Todos y presidente del Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires. El primero como referente del radicalismo y el segundo del peronismo serán parte de la discusión que implicará apoyar una reelección de Barbieri que choca con el estatuto vigente. Con Yacobitti el vínculo parece ser muy cercano, algo que le cuestionan algunos referentes peronistas de la UBA que aseguran que “Barbieri es peronista después del horario de trabajo”. 

 

Como contó Letra P, la rosca del bicentenario en la principal casa de estudios del país viene a fuego lento debido a las diversas interpretaciones sobre el estatuto que podría o no habilitar un tercer mandato del rector. Barbieri deberá medir consensos internos ya que, según la última modificación del estatuto, el rector puede tener una sola reelección y él ya acumula dos mandatos: 2014-2018 y 2018-2022. 

 

Sin embargo, esta modificación fue votada por la Asamblea Universitaria el 2 de abril de 2002, enviada al Ministerio de Educación recién en 2018, que no la impugnó, y publicada en el Boletín Oficial el 7 de enero de 2019. Según la Ley de Educación Superior, el estatuto empieza a regir cuando se publica y no cuando se aprueba. Quienes sostienen que el exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas busca quedarse al frente de la principal casa de estudios del país opinan que el actual rector podría argumentar que el mandato que se le debe contar como primero es el que estaba cumpliendo en 2019, cuando se publicó la resolución 2336, que modificó el último párrafo del artículo 100.

 

Si bien cuál será la decisión de Barbieri hoy es un misterio, no hay otros nombres relacionados al peronismo dando vueltas y tampoco el rector salió a negar su voluntad de retener el cargo. En el radicalismo hay un nombre que insiste: María Catalina Nosiglia, secretaria de Asuntos Académicos de la UBA, pero hoy todo parece indicar que solo sería una opción si Barbieri se bajara de la reelección. 

 

La asamblea universitaria para elegir nuevas autoridades debió haberse realizado el 10 de diciembre, pero antes de esa cita deben estar elegidos los consejeros y las consejeras que surjan de las 13 facultades y de los consejos superiores que representan a los claustros de Estudiantes, Profesores y Graduados. Las votaciones deben hacerse de manera presencial, sobre todo las de estudiantes, ya que concentran un padrón muy importante y, debido a la pandemia, una amplia porción no ha vuelto a las aulas.

 

Según la asamblea del 23 de noviembre, la prorroga del rector y todos los consejeros es hasta el mes de julio de 2022 y una fecha tentativa para la convocatoria a una asamblea para votar rector o rectora es el 8 de julio. Mientras tanto, a mediados de mayo está previsto que se celebren las elecciones de estudiantes, después las de decanos y representantes de claustros para así dejar conformado el órgano que decidirá quién conducirá la UBA, institución que en 200 años nunca tuvo a una mujer como rectora.