19|10|2021

Ahora, Manes: cierre con liturgia radical y proyección 2023

08 de septiembre de 2021

08 de septiembre de 2021

El neurólogo tuvo su acto con bombos, platillos y épica alfonsinista. La mira, más allá de las PASO. Gobernadores en escena, Sanz detrás del alambrado. Frases.

“Dicen que el domingo vamos a perder. Yo les digo que el domingo va a salir el sol en la provincia de Buenos Aires y va iluminar a toda la Argentina”. En su mensaje de cierre de campaña, Facundo Manes se encargó de remarcar que la propuesta que encabeza va más allá de la interna en la madre de todas las batallas, que apuesta a proyectarse a escala nacional y con miras a 2023. Eso también se desprendió de la escenografía y las figuras que lo rodearon.

 

“Se viene un país nuevo y no podemos hacerlo con las caras y las prácticas de siempre”, arengó este miércoles por la tarde-noche en la sede de El Porvenir de Quilmes, rodeado de gobernadores radicales y legisladores nacionales, además de intendentes y quienes lo secundan en la lista de Dar el Paso, que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) se medirá ante la boleta amarilla encabezada por Diego Santilli.

 

La nutrida concurrencia que, en principio, estaba estipulada para las gradas al aire libre de un anfiteatro pobló las instalaciones cerradas (y con escasa ventilación) del club quilmeño, plan B al que el armado radical recurrió ante la incesante lluvia. Banderas rojas y blancas, de ateneos, de distritos y de la Franja Morada se mechaban entre boinas blancas y pasacalles donde se ilustraba la imagen del expresidente Raúl Alfonsín. “Volveremos a ser gobierno como en el 83”, fue uno de los hits. También había cánticos personalizados, no solo para Manes, sino también para quien le sigue en segundo lugar, la dirigente de Evolución Danya Tavela.

 

En tanto, para dotar de un toque artesanal y de bajo presupuesto a la campaña del neurólogo, se ofrecía a la concurrencia cartulinas de colores con leyendas escritas en fibrones, todas ellas pobladas con las frases más repetidas por el neurólogo; “No renunciemos a la Argentina”; “No rendirse nunca”; “Paz, educación y trabajo”; pero también algunas teledirigidas al Gobierno: “Basta de Olivos VIP”.

 

“Orgullosa de haber hecho una campaña austera, militante”, destacó la primera oradora, Margarita Stolbizer, en medio de las coloridas cartulinas. Frente a un escenario donde la escuchaba el exintendente de San Miguel Joaquín de la Torre, la líder del GEN volvió a aludir a  “barones del conurbano” para criticar al peronismo.

 

Liturgia radical en Quilmes.

Con la nómina de oradores retocada, se sumó el precandidato porteño Martín Tetaz. “Con Facundo tenemos la misma agenda, que es la educación”, expresó quien secunda la propuesta larretista que lidera María Eugenia Vidal.

 

Luego fue el turno de los gobernadores, que se encargaron de subir a Manes a la escena nacional: “Vengo a acompañar a un hombre que trasciende la provincia de Buenos Aires”, dijo el correntino Gustavo Valdés. “Facundo es la expresión del argentino medio”, etiquetó el jujeño Gerardo Morales, que también pidió “dar señales claras a JxC, mirar para atrás y tener un sentido autocrítico de porqué defraudamos a tanta gente”.

 

Lejos del escenario donde estaban los oradores, tras el alambrado que dividía el pasillo del club con la cancha de fútbol 5 donde se apostaba la militancia, se encontraba el cofundador de Cambiemos, el mendocino Ernesto Sánz. A diferencia del reclamo de autocrítica intra cambiemismo por el que peticionó Morales, Sánz apuntó en diálogo con Letra P: “Yo no hago más autocrítica desde que el peronismo no hace ninguna. El día que el peronismo la haga, la haremos nosotros”.

 

Sobre las perspectivas del neurólogo, el mendocino comentó a este medio: “Facundo tenía proyección nacional antes de dar este paso, la tenía por prestigio, por presencia, por haber recorrido el país durante muchos años y ahora desde la política entusiasmando a la gente”. Y puntualizó mirando a futuro: “Es muy importante que la UCR tenga dentro de JxC un gran protagonismo en lo ideológico, en lo programático y estratégico”.

 

Entre los oradores también estuvo Martín Lousteau, quien pidió por “un JxC más grande y mejor”. En ese sentido, enrostró al liderazgo que en 2019 sobre terreno bonaerense tenía quien hoy es su aliada en jurisdicción porteña: “En provincia de Buenos Aires no se amplió la coalición y perdimos por 14 puntos”.

 

Todas las alocuciones tuvieron como eje la asociación de la historia y la figura de Manes como ícono de la movilidad social ascendente que hoy ven desdibujada. Sobre ese aspecto también fue el propio neurólogo al cerrar el acto con su mensaje. Lo hizo luego de ingresar a las instalaciones colmadas entremezclándose con el público cuan boxeador que se alista a subir al ring. Acompañaba esa escena un tema de estilo trapero especial para su campaña con “Dar el Paso” predominando en la letra.

 

“Somos la mejor opción para ganarle al kirchnerismo en noviembre”, enfatizó. Habló de su eje rector de campaña, la “revolución del conocimiento” y del “despertar ético” por el que exaltó en su haber el hecho no tener historial político: “¿De qué experiencia nos hablan los que ya tuvieron la oportunidad de gobernar? ¿La experiencia que nos llevó a esta decadencia crónica?”, dijo para puntualizar: “A la Argentina no alcanza con administrarla, hay que inspirarla”. Así, cerró: “Esta es la lucha de nuestras vidas. Y vamos a estar hasta el final”.

 

Con bombos y trompetas persistentes como banda de sonido, tras las palabras del neurólogo llegó el turno de la seguidilla de selfies entre el rockstar radical, intendentes y precandidatos distritales, también con algunos militantes, aunque el grueso de la concurrencia ya se había retirado. La lluvia ya había frenado.