15|11|2021

Macri arrastra las marcas

21 de agosto de 2021

21 de agosto de 2021

Prepara el terreno para su visita a la bota. Adentro, sus fieles se alistan y sus rivales se incomodan. Afuera, hasta el PJ se interesa en su llegada.

Como antesala de su próxima visita a Rosario, que adelantó Letra P en exclusiva, el expresidente Mauricio Macri rompió el monocorde tono de la campaña santafesina y sacudió estanterías, propias y ajenas. El expresidente de Boca arrastra marcas, libera a su feligresía, incomoda a los socios de Juntos por el Cambio (JxC) y les da pasto a las fieras de la interna peronista.

 

Macri habló este viernes con Radio Dos, un medio del conglomerado Televisión Litoral, que conduce el empresario Gustavo Scaglione y en el cual siempre jugó de local durante su estadía en la Casa Rosada. El porteño puso primera cuando le pidieron una opinión sobre Omar Perotti y su gobierno. “Lo veo débil, había otra expectativa, pensé que no iba a dudar con lo de Vicentín y estar escondido detrás del gobierno nacional”. Música para los oídos de sus adláteres provinciales.

 

Tras su presidencia, la imagen de Macri, sobre todo en Rosario, descendió hasta los subsuelos, pero ganó las elecciones presidenciales de 2019 en Santa Fe, luego de haber perdido las PASO por diez puntos. Una remontada impresionante. Por ese motivo, su figura tiene ascendencia en la provincia y las decisiones que tome o las declaraciones que haga pueden tornarse centrales en la campaña.

 

Su pollo en la interna de JxC es el diputado nacional Federico Angelini. Por un lado, porque es la única de las cuatro listas encabezada por un PRO, pero por el otro, porque fue uno de los pocos dirigentes amarillos que no renegó de su liderazgo después de la victoria de Alberto Fernández. Angelini, además, juega en línea con Patricia Bullrich y busca pegarse al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Macri aterrizará en Rosario la semana que arranca o la próxima para presentar su “Primer tiempo”. Lo hará de la mano de Angelini, que no siente un peso, para nada, su abrazo. Que se inmiscuya en Santa Fe no pasa desapercibido para los rivales del diputado nacional en la interna.

 

Carolina Losada, por ejemplo, eligió un tono duro, provocador, hasta agresivo en su campaña; un discurso bien antikirchnerista que no le debería desagradar a Macri. Sin referencias nacionales por el momento, la periodista bien podría sentarse en las primeras filas de la presentación del libro.

 

El radical Maximiliano Pullaro, que cultiva una sintonía fina con el senador Martin Lousteau, no se refleja en Macri. Se define incluso lejano al expresidente, pero su primer precandidato a diputado nacional, el PRO Gabriel Chumpitaz, es un adepto de Bullrich y está en el bando de los halcones de JxC.

 

La dupla que conforman el radical José Corral y el PRO Roy López Molina, en cambio, evita hablarles a los ultras y se concentra en una “campaña de propuestas”. Una foto o un abrazo con Macri interfieren con su plan para esta campaña. De entrada, el dúo aclaró que su estrategia es la de un “larretismo santafesino”.

 

El desembarco de Macri, no obstante, también le sirvió a la interna del PJ, en especial al precandidato Agustín Rossi, para enfatizar su discurso kirchnerista. "Macri es el pasado y al pasado no se vuelve", remarcó el Chivo en una recorrida de campaña. En el comando perottista, que lidera Marcelo Lewandowski, hicieron mutis por el foro: se concentraron en las bondades de la gestión y nada más.