04|10|2021

Losada: "Ponerle palos en la rueda al campo es atentar contra nosotros mismos"

15 de julio de 2021

15 de julio de 2021

La precandidata a senadora nacional por Santa Fe recorrió la terminal T6 y volvió a criticar al kirchnerismo por su política agraria.

De recorrida por la terminal T6 del complejo agroindustrial exportador más importante de Latinoamérica, ubicado al sur de la provincia de Santa Fe, la periodista Carolina Losada, precandidata a senadora nacional en la interna de Juntos por el Cambio, afirmó que "ponerle palos en la rueda al campo es atentar contra nosotros mismos". Acompañada por su compañero de fórmula, el intendente de la localidad de Avellaneda Dionisio Scarpin, y por Mario Barletta y Germana Figueroa Casas, quienes encabezan las precandidaturas a la Cámara de Diputados, visitó el complejo de 320 hectáreas instalado en un extenso frente sobre el río Paraná, que conforma el centro neurálgico de las cosechas de la pampa húmeda y en donde tiene lugar la molienda de soja y la producción de biodiesel para consumo interno y de exportación.

 

“El campo es sin dudas el corazón productivo de nuestro país; ponerle palos en la rueda es atentar contra nosotros mismos, es algo que no se puede entender” expresó Losada, quien fue recibida por el gerente general de T6 Claudio Petrocelli. “El campo y todos los sectores de la cadena hasta llegar a la exportación son un motor importante de la economía, en el campo hay ganas de trabajar, de ponerse al hombro el crecimiento de nuestro país. Las políticas de un kirchnerismo cegado por odios históricos que tanto mal le han hecho al campo argentino tienen que tener un freno. Nuestra misión es devolverle las ganas al campo, a la industria que es parte de nuestra identidad y nuestra principal fuente de comercio y relacionamiento con el mundo”, agregó la periodista.

 

Por su parte, Scarpin afirmó que "esta es nuestra puerta al mundo, el puente más importante con los mercados internacionales, sin dudas el motor de la Argentina que necesitamos”. Y criticó la "constante obsesión kirchnerista de someter a sus caprichos y mantener a la agroindustria con el freno de mano puesto".

 

Barletta, en tanto, coincidió en que no hay crecimiento posible para este sector - virtuoso generador de las economías regionales y fuente de mano de obra- sin reglas claras que se mantengan en el tiempo y leyes y condiciones que faciliten la generación de nuevos mercados y potencien los ya existentes, los mismos que durante los últimos años se han visto perjudicados por las decisiones de la Casa Rosada.

 

Durante la visita, pudieron ver de cerca las preocupantes consecuencias que la histórica baja del Paraná le trae a la Hidrovía, la principal carretera fluvial del país y arteria fundamental de la agroexportación argentina, restándole a los barcos entre 20 y 30% de su carga de cereales o productos.

 

“Ver la frenética actividad de una terminal portuaria como T6 puede ofrecer una visión real de la magnitud de este sector que es uno de los motores del país”, apuntó Figueroa Casas, precandidata a diputada nacional, invitando a “imaginar el potencial comercial, productivo y de generación de empleo que podría tener con escenarios favorables y reglas claras y a largo plazo que permitan acelerar inversiones de expansión, mejora de los procesos productivos y el desarrollo de nuestra agroindustria”.

 

Biocombustibles, día clave

Prorrogada por el gobierno nacional, la actual Ley de Biocombustibles espera este jueves por la votación en la Cámara de Senadores para que sea aprobado el nuevo marco regulatorio. Del tema se habló durante la visita a T6. “Acompañamos al sector hoy más que nunca porque estamos a la víspera de un retroceso total y absoluto para la industria. Claramente la ley debe ser actualizada, pero para mejorarla y avanzar. Necesitamos una ley que mire hacia el futuro y otorgue previsibilidad jurídica y económica para poder producir, que promueva la innovación y las nuevas tecnologías para la elaboración de biocombustibles avanzados, impulse el desarrollo regional y se enmarque en el principio de progresividad ambiental”, expresaron.

 

“Este proyecto es un retroceso objetivo: reduce los cortes de biocombustibles con combustibles fósiles (nafta o gasoil), y no permite el autoconsumo. Las modificaciones que plantea condenan al cierre a las pequeñas empresas y atentan directamente contra el sector productivo de nuestro país y de nuestra provincia” explicaron, indicando también que en Santa Fe se encuentran 18 de las 54 plantas de biocombustibles que hay en todo país, representando el 80% de la producción de biodiesel de la Argentina.

 

“La propuesta oficialista no solo incumple compromisos asumidos, sino que nos lleva al ostracismo del mercado internacional, ya que los biocombustibles impactan directamente en la reducción de la huella de carbono de lo que producimos, factor necesario para certificar normas de calidad y que permiten que nuestras exportaciones ingresen a los principales mercados. Queda en evidencia que el compromiso con las generaciones futuras es sólo discursivo para el Frente de Todos” concluyó Losada.