30|9|2021

"Frigerio es un soberbio que no conoce Entre Ríos"

ENTREVISTAS

20 de agosto de 2021

20 de agosto de 2021

La diputada albertista cargó contra el exministro de Macri, cabeza de lista de Juntos, y anticipó: “Vamos a militar la memoria de lo que fue Cambiemos”.

Carolina Gaillard es precandidata en segundo término de la lista del Frente de Todos (FdT) Entre Ríos, que en esta elección legislativa no tiene interna. Quizás sea lo más albertista que tenga la propuesta electoral. Eso lo explica su historia de relaciones, que empiezan con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, a quien conoce hace muchos años. En diálogo con Letra P, la diputada llama a tener “memoria” de lo que fue el gobierno de Cambiemos y le apunta al precandidato de Juntos, Rogelio Frigerio, a quien cuestiona por su gestión como ministro del Interior de Mauricio Macri por "destruir todo lo que se había hecho" en la provincia y acusa de no conocer el distrito.

 

"Esta no es una simple elección legislativa, sino que se ponen en juego dos modelos de país y de cómo gestionar el Estado", asegura la diputada, que buscará retener su banca en el Congreso. En esta línea, apuesta a una campaña "amorosa y empática" con la gente. "El FdT va a militar la memoria de lo que fue Cambiemos en el gobierno durante cuatro años", anticipa.

 

Su apellido está muy ligado al proyecto que impulsó el uso de cannabis medicinal. Cuando el Congreso sancionó la ley, fue de las pocas invitaciones al palco que se hicieron para acompañar al ministro de Producción, Matías Kulfas. Enrolada en el colectivo feminista, presidió la Comisión de Legislación Penal por donde pasó el proyecto de Interrupción Voluntarios del Embarazo (IVE).

 

-¿Qué se juega en estas elecciones?

 

-Se juega qué modelo de país queremos antes que los nombres de quienes van a representar a los entrerrianos en el Congreso. Acá se está poniendo sobre la mesa un proyecto con un Estado presente; o un Estado para los que quieren un país para pocos, como quedó claro cuando gobernó Macri.

 

-¿Cómo se interpela a la ciudadanía en un escenario atípico de pandemia?

 

-La política, tras la pandemia, no será igual. El covid-19 nos atravesó de diferentes formas. Muchas cosas cambiaron para siempre. Las formas de educar, de relacionarse con el otro. Desde la política hay que escuchar de una manera muy atenta a la gente. Tiene que ser una campaña amorosa y empática, explicándole a la gente lo que se juega.

 

-¿Cómo lo va a hacer el Frente de Todos?

 

-Vamos a militar la memoria de lo que fue Cambiemos en el gobierno durante cuatro años. Uno de los principales exponentes que destruyó todo lo que se había hecho es Frigerio, quien fue el ministro del Interior y responsable de que no se haya construido una sola vivienda en la provincia y la paralización de la Autovía 18. La paralización del Hospital La Baxada (de Paraná), que durante cuatro años estuvo cerrado, fue gravísima. Los gobiernos provincial y nacional actuales lo abrieron con el objetivo de no dejar un solo entrerriano sin atención en semejante tragedia sanitaria. ¿Qué hubiese sucedido si Macri gobernaba? Eliminó el Ministerio de Salud para bajarlo al rango de secretaría. No podemos olvidar eso. Nuestra propuesta es mirar para adelante, pero para eso es necesario contar lo que pasó y tener en claro desde dónde partimos para recuperarnos.  

 

-Se insiste mucho con que esta elección es el primer tiempo de un partido que, en definitiva, se resuelve en 2023. ¿Coincide con esa idea?

 

-Esta no es una simple elección legislativa, sino que se ponen en juego dos modelos de país y de cómo gestionar el Estado. La gente decidirá sobre los dirigentes que quiere que se encarguen del manejo de la cosa pública. Esta elección es el futuro o una vuelta al fracaso de un pasado que no ocurrió hace mucho. La experiencia neoliberal acaba de mostrar para quién gobierna. Ahora, se vuelve a proponer como alternativa.

 

-La campaña tiende a polarizarse entre el kirchnerismo y el PRO. ¿Se trata de profundizar esa polarización o ir hacia el centro en busca del electorado volátil?

 

-La clave será recordarle a la gente lo que sucedió entre 2015 y 2019. Hoy hay angustia por la situación económica y, en especial, por el precio de los alimentos, pero el Gobierno está trabajando en esta problemática. Acá no hay tarifazos, acá hay un plan Ahora 12, una inyección de recursos para los sectores de más bajos recursos, proyectos de ley que van en consonancia con la nueva agenda del cuidado. El electorado va a mirar todo eso y, además, sabe que el Gobierno pudo llevar adelante de manera exitosa una campaña de vacunación nunca vista, en una situación inimaginable. Las negociaciones de una deuda increíble por la que no quedó un dólar en el país, y ahora se le está haciendo frente para estabilizar el país. Además, la recuperación de muchos sectores que de a poco empiezan a mostrar crecimiento en puestos de trabajo invita a tener expectativa.  

 

-Está instalada la idea de que el Frente de Todos Entre Ríos corre de atrás en las encuestas. ¿Esa es la foto hoy?

 

-Los entrerrianos no pueden votar a alguien que castigó a la provincia. Frigerio, cuando fue ministro, dijo en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados que la Autovía 18 no era prioritaria, sin tener la más mínima idea de los problemas que soluciona ese corredor en el plano productivo. Allí vi a un soberbio que no conoce Entre Ríos.