12|9|2021

El Frente de Todos segmenta la campaña en Buenos Aires

02 de agosto de 2021

02 de agosto de 2021

Buscará evitar la nacionalización en el interior y la batallará en el AMBA. La coordinación, a cargo de la mesa política del oficialismo.

El Frente de Todos no quiere una campaña nacionalizada en la provincia de Buenos Aires. Sus estrategas saben que será inevitable en el AMBA, pero intentarán imponer una agenda propia en el interior que abarque las particularidades de cada sección electoral. Con el mismo criterio, aseguran, eligieron los nombres para las listas. La coordinación de los desembarcos y la definición de los roles de cada una de esas figuras estarán en manos de la mesa política 100% masculina que conforman Máximo Kirchner, Sergio Massa, Axel Kicillof e intendentes.

 

El trazo fino de la campaña en territorio bonaerense está en proceso de elaboración, pero evitar la nacionalización, al menos en el interior, es una decisión ya tomada. “No se nacionaliza la elección en la provincia de Buenos Aires, sino en el AMBA, es decir en el conurbano y en la Ciudad de Buenos Aires”, afirma un funcionario provincial en diálogo con Letra P y apunta contra la oposición: “Nacionalizar la campaña es una estrategia de Juntos por el Cambio, no del Frente de Todos”.

 

Referentes del oficialismo consultados por Letra P reconocen que será muy difícil evitar que en el AMBA la discusión pase por los grandes temas nacionales, porque allí focalizan los grandes medios de comunicación porteños, por el peso electoral de ese territorio y por la proyección nacional de las principales figuras políticas que van a la contienda. En el interior, aseguran, la situación es diferente: en los equipos de comunicación del Frente de Todos ya trabajan en un marco discursivo estructurado a partir de narrativas locales.

 

“Podamos hablarle a cada una de las secciones electorales en función de las necesidades y las inquietudes que tiene la gente que vive en esas regiones”, afirma a Letra P uno de los miembros del equipo comunicacional del Frente. “Tenemos nuestra propia agenda, que es la agenda de la provincia”, insiste.

 

Según detallaron en diálogo con este medio quienes están al frente de la comunicación de campaña, el oficialismo buscará focalizar en las particularidades, necesidades e intereses de cada región. Por ejemplo, en la Sexta sección (sudeste bonaerense), va a hablar de los proyectos para los puertos de Bahía Blanca y Coronel Rosales y en la Quinta (corredor atlántico) contará cómo se prepara la próxima temporada de verano: el Frente de Todos buscará transmitir la expectativa de que sea "la mejor de los últimos veinte años" de la mano de la vacunación y la reactivación económica.

 

En la Segunda sección (noreste de la provincia), el Frente de Todos hará hincapié en el cordón industrial de la ruta 9. En la Cuarta (el noroeste, corazón agrario bonaerense), con precios del maíz y la soja por encima de lo esperado, hablará de programas provinciales como el plan de Desarrollo Rural y las obras que allí se están realizando. En la Séptima (centro del territorio), de temas referentes al sistema productivo y ganadero – minero que predominan en la zona. “Todas esas narrativas locales son las que van a formar parte de nuestra campaña provincial, pensada para el interior de la provincia”, explican.

 

En el conurbano, el peronismo tendrá que batallar las grandes discusiones nacionales. La campaña tendrá allí la presencia de Cristina Kirchner y los principales referentes de la coalición junto con intendentes e intendentas que ostentan el poder territorial. El discurso estará dirigido a defender la gestión de la pandemia, mostrar obras y explicar cómo será la reactivación económica, que todavía no llega a sentirse.

 

Esta estrategia discursiva está en la misma línea conceptual que la que aplicó el oficialismo en el armado de las listas. “Son perfiles que tienen que ver con las demandas locales y territoriales de cada lugar”, explica un referente del oficialismo y ejemplifica con la elección de Naldo Brunelli, dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica, para una zona donde el Frente de Todos pondrá el eje en el cordón productivo de la Segunda; o la de Walter Torchio, más vinculado a sectores del campo, para la Cuarta sección, entre otros casos.

 

En todo el territorio bonaerense, la coordinación de la bajada de las principales figuras del Frente de Todos estará a cargo de la mesa política de campaña, qye tendrá representantes de los principales sectores de la coalición. Allí se decidirá a dónde va cada una y cuál será el formato de los desembarcos.