02|10|2021

Una patrulla perdida de halcones ahonda la interna de JxC

19 de agosto de 2021

19 de agosto de 2021

En medio del cumple-gate, un amparo contra el Gobierno mostró la soledad de los firmantes del PRO y de la lista de López Murphy. Malestar de sus socios.

La denominada "Marcha de las Piedras", que familiares y amigos de víctimas de la covid-19 protagonizaron este lunes frente a la Casa Rosada y la Quinta de Olivos, desnudó un nuevo desacuerdo entre duros y blandos en el seno de Juntos por el Cambio (JxC) y profundizó las diferencias para mantener una agenda común que le permita a la coalición capitalizar las fallas del Gobierno.

 

La movilización que surgió en las redes y contó con una escasa presencia de figuras y referentes de la alianza opositora, sumó horas después un inédito recurso de amparo en la Justicia para evitar que las piedras que se acumularon en la protesta sean trasladas por el Gobierno a otro lugar para construir un espacio de memoria para los muertos por la pandemia.

 

La presentación judicial expuso la divergencia de sectores duros del PRO y de Republicanos Unidos, el nucleamiento que lidera Ricardo López Murphy, con la línea discursiva que líderes nacionales de la alianza como Horacio Rodríguez Larreta y Elisa Carrió pregonaron en los últimos días tras el escándalo del cumple-gate.

 

La convocatoria estuvo impulsada por quienes no pudieron acompañar a sus seres queridos en los últimos momentos de vida o despedir a sus muertos por las restricciones sanitarias dispuestas desde marzo del año pasado que impedían acercamientos, viajes y velorios. Luego del escándalo que se desató por la filtración de fotos y videos donde se ve al presidente Alberto Fernández participando del cumpleaños de su pareja el 14 de julio de 2020, violando las restricciones que él firmó por decreto, la movilización tuvo un tono de repudio que solo contó con la presencia de algunos referentes del ala dura del PRO, como los diputados nacionales Waldo Wolff y Fernando Iglesias, junto a la precandidata a diputada Sabrina Ajmechet

 

Después de los momentos de dolor y despedida que se vivieron frente a la residencia presidencial y a la Casa Rosada, en el Gobierno buscaron una salida superadora que no los enemistara con los familiares y amigos de los fallecidos. Cada piedra una tiene inscripto el nombre de una víctima. Todas fueron trasladadas al interior de la Casa de Gobierno hasta que se defina el futuro espacio de memoria. 

 

La iniciativa no cayó bien en JxC y sigue sin contar con respaldos públicos de los demás socios. Dentro del PRO confiaron que "más allá de lo espontáneo", la mayoría del bloque consideró que no era acertado "subirse" al reclamo de los familiares de las víctimas en medio de la controversia por la filtración de fotos y de un nuevo video donde también se ve a Fernández festejando el cumpleaños de su esposa en 2020. "No es casual que a la marcha no fue casi nadie de JxC", acotaron en el interbloque de macristas, radicales y "lilitos". 

 

El amparo lleva la firma de Wolff, que también impulsa uno de los dos pedidos de juicio político contra el Presidente por violar el aislamiento. También puso el gancho su compañero de bancada, Luis Patiño. En el texto piden que "el Estado nacional por sí o por medio de ninguna de sus organismos desconcentrados y  descentralizados se abstengan de remover, quitar, cambiar, recoger o modificar ninguna de las piedras que forman parte del “Memorial de las Piedras en Homenaje a los Fallecidos por la Pandemia COVID19” situada en la Plaza de Mayo". El recurso también lleva la firma del abogado Yamil Santoro y de la científica Sandra Pitta, precandidatos a legislador porteño y diputada nacional de Republicanos Unidos. Se trata del primer amparo que firman diputados del PRO con los nuevos socios de Republicanos Unidos. Sin embargo, la lista es tan exigua que desnuda la falta de apoyo de sus pares y socios. 

 

Ante las consultas de Letra P, entre los firmantes del amparo justificaron la lista corta por la urgencia de "una acción que fue presentada para tratar de preservar lo que se estaba gestando". "Consideraron que era una manifestación espontánea que debía mantenerse pública. Para que vaya el que quiera, cuando quiera. Y que si alguno quería ir a llevar su homenaje, lo pudiera hacer, aunque haya pasado el 16 de agosto", explicaron. 

 

En el escrito al que accedió este portal los firmantes del amparo despliegan un abanico de argumentos para mantener la pelea. Sostienen que desde el lunes "forma parte del bagaje histórico-cultural de los ciudadanos de la República Argentina". Dicen que "permite que los argentinos puedan transitar el duelo causado por las personas fallecidas de una manera menos traumática, considerando que por las numerosas restricciones que fueron dictadas por el Poder Ejecutivo nacional en materia sanitaria, no pudieron darle su último adiós". También sostienen que "el Memorial recuerda el esfuerzo que los ciudadanos argentinos hicieron para contener el contagio del virus en el peor momento de la pandemia, a la vez que presenta un símbolo de recuerdo para la reconstrucción del país post-pandemia".