15|10|2021

Punto para Larreta: Bullrich se baja y le libera la Ciudad a Vidal

La decisión de la jefa del PRO presiona sobre la interna amarilla bonaerense para buscar la unidad frente a la UCR de Manes. Carrió anunció que tampoco jugará.

La titular del PRO, Patricia Bullrich, anunció este sábado por la tarde que no será candidata en la Ciudad en las próximas elecciones y que apostará a 2023. Su anuncio despeja de manera definitiva el desembarco de la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en la capital y presiona sobre los cruces amarillos en el territorio bonaerense. En la provincia, el porteñismo larretista que impulsa a Diego Santilli se cruza con el ala bonaerense que lidera Jorge Macri, mientras la UCR se prepara para enfrentar en las primarias al partido amarillo tras el lanzamiento que formalizó Facundo Manes. En un sábado de superacción que incluyó también la decisión de Elisa Carrió de no competir en Buenos Aires, el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta parece anotarse un round decisivo en su estrategia por convertirse en el líder del espacio opositor en detrimento del expresidente Mauricio Macri, de viaje en Europa

 

Finalmente, la titular del PRO cambió de posición y no se postulará. Como había indicado Letra P, durante la tarde del viernes varias versiones hablaban de un acuerdo en el partido amarillo que daba vía libre a la candidatura de Vidal para liderar la nómina de JxC en la Ciudad. Ahora resta que se oficialice la decisión de la exmandataria. En principio, Vidal se apresuró a enviar una señal de concordia y felicitó a través de Twitter a Bullrich por su decisión "a favor de la unidad en esta elección tan importante". Sin querer queriendo, la exvicejefa del gobierno porteño también blanqueó en su mensaje cuál podría ser la misión de la exministra, al destacar su voluntad de "recorrer la Argentina defendiendo los valores de Juntos por el Cambio". 

 

Una de las alternativas que se barajaron el viernes, durante la guerra de nervios que anticipó el renunciamiento de Bullrich, era que la titular del PRO se quedaría con la lapicera partidaria para cerrar acuerdos en diferentes provincias a cambio de resignar su postulación en la Ciudad. Las palabras de Vidal sugieren ese destino. Sin embargo, la negociación incluye también qué grado de injerencia tendrá la exministra en la lista porteña de JxC y quién será el halcón de sus filas que ocupará el lugar que ella deja vacante. 

 

Además de ordenar el armado PRO de la Ciudad de Buenos Aires, el anuncio de Bullrich es un mensaje a la interna que cruje en territorio bonaerense. El amplio respaldo que ha obtenido la propuesta de Rodríguez Larreta de posicionar a Santilli para representar a la provincia ha tensado el vínculo con el sector macrista que respalda la aspiración del intendente de Vicente López. Ruidos que urge superar ante la postulación del neurocientífico como precandidato de los radicales.

 

La exministra de Seguridad del gobierno de Macri publicó su mensaje bajo el título "No renuncio a acompañar a cada argentino para que cumpla sus sueños", para explicar los motivos por los que va a "declinar la posibilidad de ser candidata en los próximos comicios". "Yo decido no ser candidata para potenciar mi responsabilidad y mi compromiso político", dijo la dirigente en una extensa carta que compartió por redes sociales y precisó: “Apuesto al 2023".

 

En el texto, Bullrich aseguró que acompañará a la dirigencia que participe de las elecciones y que hará campaña para Juntos por el Cambio: "Apuesto a llegar a cada hogar de nuestra Argentina y llevar una propuesta innovadora, que abracen con entusiasmo millones de ciudadanos, hartos y agobiados por lo que nos pasa como país".

 

 "Estoy segura de que -para esa elección- no soy imprescindible, ya que contamos con excelentes candidatos en todo el país. Igualmente, segura de que la mía debe ser otra tarea: la de colaborar, desde la conducción de mi partido, en la construcción del futuro, y no disputando un cargo en la Legislatura", subrayó. La proyección nacional de Bullrich y su apuesta a 2023 pueden aparecer como una amenaza en el horizonte presidencial que imagina Rodríguez Larreta. Por lo pronto, las palomas de JxC se anotaron este sábado una victoria frente a un ala dura cambiemista que no contó en cancha con Macri, quien tomó oportuna distancia del tramo decisivo de la rosca, y aseguraron la primera parte del Plan Canje larretista. Ahora falta la provincia.

 

Buenos Aires arde

Poco después de conocida la decisión de Bullrich, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, también expresó su decisión de no competir en el próximo turno electoral. En sus redes sociales, la exdiputada hizo referencia a la imposibilidad de una lista única bonaerense en JxC tal como ella propugnaba. "Habiéndose confirmado la candidatura de Facundo Manes, mi participación como candidata en la provincia de Buenos Aires carece de sentido histórico y mi sacrificio resultaría inútil. Sólo lo hacía por la Unidad de los argentinos y Juntos por el Cambio", posteó.

 

"La Argentina no puede partirse y Juntos por el Cambio no puede convertirse en una guerra de posiciones políticas", agregó Carrió, quien en los últimos meses viene moviéndose en tándem con Rodríguez Larreta, Vidal y Santilli, expresando posiciones contrarias al ala dura cambiemista.

 

Como si fuera poco, la renuncia de la presidenta del PRO no cambia por estas horas el escenario de la provincia de Buenos Aires, que se encamina a un enfrentamiento sin retorno entre tres listas: dos boletas del PRO, una encabezada por Santilli y otra por Jorge Macri, y la de la UCR comandada por Manes. 

 

La información fue confirmada por Letra P por una fuente destacada de Vicente López y otra de un distrito de peso que responde al proyecto de Rodríguez Larreta. Es más, recordaron que el jefe de Gobierno porteño y el intendente se reunieron en dos oportunidades para intentar saldar sus diferencias, aunque no tuvieron mucho éxito. 

 

Una de ellas fue el lunes y duró una hora y media, y una segunda este mediodía a lo largo de dos horas. Ambas en el barrio de Palermo y en privado. Mientras el porteño intentó insistir con el desembarco de su vice en provincia, el bonaerense le advirtió que irá con lista propia para enfrentarlo.

 

La salida inesperada del encuentro entre ambos líderes del partido amarillo corrió por cuenta de Manes, que si bien no estuvo presente, movió el tablero electoral con el lanzamiento de su candidatura. Por eso una de las partes no descarta que el médico sea una llave de la unidad para evitar la interna, e incluso ya piensan en un armado de listas que excluya a dirigentes con responsabilidades de gestión.