25|11|2021

Caserio buscará retener su banca en el Senado. Gill y Riutort encabezarán la boleta del FdT para Diputados. Disputarán el voto peronista con el schiarettismo.

Por Magdalena Da Porta y César Pucheta

 

Luego de una serie de intensas negociaciones, el Frente de Todos (FdT) cordobés confirmó que el actual secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, encabezará la lista de candidatos y candidatas a la Cámara baja, y Carlos Caserio intentará retener su banca en el Senado. 

 

Martín Gill y Alberto Fernández. Twitter (@martinrgill)

En una apuesta por disputar el voto peronista capitalino, el intendente de Villa María en uso de licencia estará secundado por Olga Riutort. A la sanjuanina que fue diputada de su provincia natal entre 1983 y 1991, y fue la Secretaria General de la Gobernación de José Manuel De la Sota, le seguirá Pablo Carro. El Secretario General de la CTA de los Trabajadores en Córdoba buscará su reelección tras llegar a la Cámara baja en el 2017, entonces como representante del Frente Córdoba Ciudadana. Esa banca es la única que el oficialismo nacional pone en juego en tierras mediterráneas.

 

Ilda Bustos será la cuarta precandidata. Su nombre es uno de los que suena desde comienzos del armado oficialista y contiene a la pata sindical que, hacia adentro de la CGT – Regional Córdoba, se referencia con el Gobierno del Frente de Todos.

 

La lista se completa con Natalio Graglia (Intendente de Villa Nueva), Francisca Matoni (Secretaria General de la Federación Universitaria de Córdoba), Gastón Mazzalay (Intendente de Malvinas Argentinas),  la ex legisladora provincial Graciela Brarda y Gastón Tomatis, (Intendente de Las Acequias).

 

Desde hace tiempo y con mucho menos misterio, la boleta para el Senado ya estaba resuelta. Caserio intentará retener su banca, que fuera obtenida en 2015 a partir del acuerdo del massismo y el delasotismo, y que desde el 2019 suma a la mayoría oficialista del Frente de Todos.

 

Estará secundado por la diputada nacional Gabriela Estévez, referente cordobesa de La Cámpora, que representa la pata más cercana a la vicepresidenta en el territorio mediterráneo.