01|9|2021

Foco de tensión agita las aguas de la unidad del FdT en la Cuarta

20 de julio de 2021

20 de julio de 2021

El kirchnerismo anota nombres y no le reconoce territorialidad a Micheli, que dispara contra el intendente Zurro y La Cámpora. El antecedente de 2017.

“Unidos o derrotados”, es el escenario dicotómico que plantean diversas voces de la interna del Frente de Todos (FdT) en la Cuarta sección electoral, al ponderar el trabajo en conjunto que vienen articulando entre las distintas fuerzas que lo componen, con vistas a mejorar en este 2021 la performance electoral de 2017, cuando el peronismo solo se quedó con dos de las siete bancas en juego para el Senado provincial. Pero bajo ese cielo que comenzó a forjarse en 2019, este año se suman otros factores. En el frente interno, el pedido de pista del gremialista de la CTA Pablo Micheli y, por fuera, el armado seccional de Florencio Randazzo, agitan las aguas del FdT, que busca ganar volumen en una de las cuatro batallas de la guerra del Senado.

 

Las vertientes que integran el ala kirchnerista identifican como una de las referencias centrales al intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, con línea directa con el Instituto Patria y uno de los más acérrimos defensores de la gestión de CFK en tiempos de Cambiemos en el poder. “Fue el abanderado de la resistencia acá”, sintetizó una voz con presencia en territorio.

 

Ese crédito, coloca con lapicera al hombre de Pehuajó, que tiene como su principal alfil seccional a su sobrino, el secretario de Asuntos Municipales nacional, Avelino Zurro. El camporismo, en tanto, buscará ganar presencia en varios distritos, mientras que en la seccional tiene posibilidad de tener un lugar para intentar renovar su mandato María Elena Defunchio. En el kirchnerismo juninense, en tanto, impulsan también al senador Gustavo Traverso, a quien ponderan su labor en la comisión de Salud tanto en el marco de la pandemia como en el proceso de evitar el desembarco de Farmacity en la provincia. “Y es juninense”, destacan.

 

Es que aquí, voces del ala kirchenerista abordadas por Letra P coinciden en no colocar como un coterráneo seccional a Micheli, quien viene desplegando en los últimos meses una activa agenda de desembarcos territoriales en esta jurisdicción en busca de un lugar. Nacido en la localidad de Ferré (General Arenales) y criado en Junín hasta los 14 años, el dirigente de la CTA no figura en la mesa del FdT local. Incluso, algunas figuras de ese ámbito sostienen no tener agendado su número telefónico. De paso, recuerdan sus viejas críticas al gobierno de CFK.

 

Micheli hace acuse de recibo. Algo de eso se vio en su reciente visita a Nueve de Julio, donde arremetió: “No hay un solo esquema para discutir las candidaturas. Hay un sector de la dirigencia que conduce La Cámpora en la Cuarta sección que no tiene un desarrollo territorial muy importante, en ese esquema está el intendente de Pehuajó Pablo Zurro y el secretario de Asuntos Municipales Avelino Zurro. Ellos tienen cierta incidencia sobre los intendentes peronistas. En la Cuarta sección, de 19 intendentes tenemos 13 que son de Cambiemos, esa incidencia es relativa. No hay un solo esquema que maneja Zurro y La Cámpora”.

 

Según pudo saber este medio, existieron reuniones entre el sector de Zurro y el de Micheli. Allí, se marcó que el camporismo no bendeciría su candidatura seccional. Ante eso, el líder gremial baraja opciones. En el entorno de Micheli ponderan la relación “de larga data” entre el hombre de la CTA y Axel Kicillof y Carlos Bianco, con quienes recientemente ha posado para las fotos; buscan mandar el mensaje de una bendición de arriba para recorrer la jurisdicción.

 

Precisamente, un ordenamiento desde la cúpula podría limar las asperezas entre el arco kirchnerista de la Cuarta y Micheli. Voces cercanas al gremialista hablan de una posible pelea interna con el impulso de algún sello que integra el FdT, de no llegar a un acuerdo. Se menciona la sintonía con el Frente Grande. Pero eso también está supeditado a la bajada de línea de la súper estructura política, que, a priori, no da cabida a enfrentamientos en las PASO.

 

Otro aspecto es qué sucederá con el Frente Renovador. La muerte de Mario Meoni representó un duro golpe para este armado. “Es irremplazable, en Junín construyó el meonismo”, ponderó una voz del FdT que marcó que su espacio tiene lugar en la mesa de discusión local y seccional y que seguramente estará representado en ambas jurisdicciones.

 

En el FdT de la Cuarta, afirman que cerrar filas es central en un contexto donde ven aguas turbulentas en Juntos, pero donde también advierten en el armado randazzista una posible erosión a su caudal electoral. En la Cuarta, Randazzo tiene como su operador principal al exintendente chivilcoyano Ariel Franetovich, que ya indicó que presentará lista en el pago chico.

 

Con un cociente elevado para cosechar una banca (alrededor de 55 mil votos, con poco más de 515 mil electores), en el FdT de la Cuarta hay quienes miran de reojo el despliegue randazzista en su sección de base y cómo eso podría incidir en los anhelos legislativos del oficialismo. Ante eso, el llamado a la unidad se subraya en los principales bastiones, donde se buscará empujar la lista seccional y obturar fugas.