21|7|2021

La esperanza radical: rebeldes anti-Santilli se cuelgan de Manes

24 de junio de 2021

24 de junio de 2021

Pese a sus diferencias, Jorge Macri, De la Torre y Monzó, lo buscan para la resistencia bonaerense. La decisión de Vidal, la salida con Randazzo y la interna.

Después de que la cúpula de la Unión Cívica Radical en pleno le abriera de par en par las puertas del comité nacional a Facundo Manes, con la esperanza de que se transforme en un machete que le abra un camino protagónico en la espesa interna opositora, varios de sus socios bonaerenses en Juntos por el Cambio (JxC) también comenzaron a ver en la figura del médico y en el armado del histórico partido un arma para fortalecer la resistencia bonaerense contra la avanzada del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que pretende instalar a su vice, Diego Santilli, como primer precandidato a diputado nacional por la provincia.

 

El acto en la sede partidaria de la semana pasada y el pedido de su candidatura en la reunión de la mesa nacional cambiemista de este miércoles fueron suficientes para instalar su nombre más allá del radicalismo, sobre todo después de la definición de María Eugenia Vidal de no volver a competir en la jurisdicción que gobernó cuatro años. Además, tal como dio cuenta Letra P, si bien cerca del neurólogo lo corren de aspiraciones particulares y destacan que su intención, primero, es “discutir un programa de país” y, luego, una eventual candidatura, quienes participan de otras orgánicas también lo quieren ver en competencia directa. Los objetivos de corto plazo con los que coinciden tanto el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri; como el exministro bonaerense, Joaquín De la Torre; y el expresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, son los de llegar a un acuerdo para resistir una postulación porteña en la provincia.

 

A un mes del cierre de listas, la dirigencia de los principales partidos de la alianza saben que De la Torre tiene un pie y medio afuera del espacio. De hecho, tuvo contacto en los últimos diez días, en oportunidades distintas, con Vidal, Rodríguez Larreta y Mauricio Macri para hablar sobre el tema. Pese a que intentaron contenerlo y le ofrecieron un lugar para él dentro de la nómina de diputados o senadores provinciales, la respuesta del exintendente de San Miguel fue exponerles una hipótesis que maneja hace tiempo: hay que construir una tercera fuerza que coopte el voto peronista descontento con Alberto Fernández para beneficiar de manera colateral a JxC.

 

La salida por arriba es a través de un acuerdo con Florencio Randazzo. Ambos se reunieron este jueves en las oficinas que el exministro de Transporte de la Nación tiene en Puerto Madero, y por las que deambularon también en los últimos días jefes comunales vecinalistas y sueltos de las estructuras tradicionales. "El techo de la oposición hoy es el piso del peronismo", le escucharon razonar a De la Torre, para avanzar con su estrategia, aunque en su entorno saben que sin Vidal en la provincia lo único que podría contenerlo es una lista de unidad detrás de Manes. 

 

Quien también celebró la incorporación del radical al barro de la política fue Monzó. El exintendente de Carlos Tejedor cree que su figura suma federalismo a un territorio invadido por conducciones digitadas desde la Ciudad de Buenos Aires. Lo ve también como un canal posible de acuerdos para avanzar con sus intenciones de suceder a Axel Kicillof en 2023. Si bien no hubo avances en este sentido, se enviaron distintos mensajes políticos en esa línea. “Facundo es un líder social; él convoca y la gente concurre. Eso nos permite pensar un país”, comentó en una entrevista reciente con este medio, Gastón Manes, y aseguró que su hermano es “un líder que puede unir”.

 

Fuentes cercanas a Jorge Macri no descartaron un posible acuerdo entre el PRO bonaerense que conduce, la UCR y otros espacios opositores. Incluso tamizaron las diferencias con Monzó, que en los últimos días incluyeron cruces y acusaciones de todo tipo. Es que mientras el intendente amarillo había asegurado que Monzó no era de JxC, en el monzoísmo lo acusaron de "tratar de ser candidato por descarte". Ahora el escenario es otro. Y tienen un enemigo político común: Santilli. 

 

En otros términos lo planteó la mesa bonaerense de la oposición el jueves pasado en un comunicado que firmaron Macri por el PRO, De la Torre por Peronismo Republicano, Maximiliano Abad por la UCR y Andrés De Leo por la Coalición Cívica. "Los partidos políticos y espacios que integramos Juntos por el Cambio vamos a delinear el mejor marco de acuerdos programáticos y electorales, para nuestra provincia y para los bonaerenses", remarcaron en el documento que publicaron en las redes sociales 24 horas después de haberse conocido la cumbre Larreta-Bullrich para ampliar la interna en la provincia.