25|6|2021

Oficialismo silvestre en Diputados: germinó otro proyecto para correr las PASO

05 de mayo de 2021

05 de mayo de 2021

Un legislador del FdT buscó llenar el hueco que deja la ausencia de un texto del Gobierno para postergar las primarias. El mar de fondo de las desconfianzas.

En medio de las indefiniciones del oficialismo sobre qué hacer con las primarias, el diputado entrerriano del Frente de Todos (FdT) Marcelo Casaretto presentó un proyecto de ley que propone postergarlas por un mes. Se trata del tercer texto redactado en ese sentido, pero es el primero que lleva la firma de un grupo de integrantes del bloque que preside Máximo Kirchner. La iniciativa pareció ser parte de una decisión coordinada para dar el retrasado debate sobre las primarias. Pero no. Según pudo saber este portal, es un impulso de Casaretto pensado para empujar una decisión, mientras crece el debate interno entre quienes prefieren suprimirlas y los que adhieren a una postergación con tal de mantenerlas.

 

El proyecto es parecido al borrador que el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, le entregó a la oposición para explorar un acuerdo. Fija las primarias para el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre, pero acorta la campaña electoral de 50 a 40 días y agrega la invitación a las provincias para que adhieran a esa norma y unifiquen sus calendarios electorales para evitar la multiplicación de los comicios ante la pandemia. 

 

"Como en el Ejecutivo dijeron que iban a mandar un proyecto y no lo mandan, elegí tomar el guante", explicó el legislador oficialista. A su iniciativa se suma la que presentó la semana pasada el gremialista Pablo Ansaloni, que integra el interbloque Unidad y Equidad Federal para el Desarrollo, encabezado por José Luis Ramón. La tercera lleva la firma de los radicales Carla Carrizo y Emiliano Yacobitti y es la primera que planteó la postergación para evitar que fueran suprimidas, como lo propone el peronista Pablo Yedlin

 

Hasta este martes, la propuesta de Ansaloni encarnaba la iniciativa del Gobierno a partir de un impulso que le adjudican al titular de la Cámara baja, Sergio Massa, que prefiere la suspensión a la postergación. El sindicalista fue aliado del interbloque de JxC hasta el año pasado, es amigo de Massa y su texto sorprendió a algunos integrantes del FdT, que hasta el viernes pasado aguardaban una propuesta del Ejecutivo, hasta que De Pedro dijo que el tema quedaba en manos del Congreso. 

 

En el medio quedó trunca una eventual reunión del ministro con los jefes parlamentarios. La reunión estaba prevista y había sido anticipada a la prensa, pero luego el oficialismo negó tal encuentro. El giro aumentó las suspicacias sobre una creciente tensión interna dentro del oficialismo entre quienes buscan postergar y aquellos que no descartan la suspensión, como la decena de gobernadores norteños. 

 

En el oficialismo dicen que el tema quedó en manos del Congreso cuando JxC reclamó incluir una cláusula cerrojo que establezca un compromiso de que la postergación no sea cambiada en los meses siguientes. "Es un disparate legal", contestó un integrante del bloque del FdT para descartar que haya una respuesta positiva a ese pedido. En el conglomerado opositor insisten que aún no recibieron una respuesta formal al reclamo, pero en sus entrañas tampoco hay consenso. La jefa del PRO, Patricia Bullrich, pide mantener todo como está. Otro sector de la alianza impulsa la postergación. Sin embargo, desde la semana pasada crecen los rumores de un eventual pacto, encabezado por el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, para aceptar la suspensión.

 

La propuesta de Casaretto se metió en medio de ese tembladeral. El próximo 10 de mayo vence el plazo previsto por la ley para que el presidente Alberto Fernández firme la convocatoria a las PASO. Tal como viene haciendo De Pedro desde el año pasado, el Gobierno mantendrá el calendario vigente y el llamado será firmado dentro de cinco días. La decisión también buscará confirmarle a JxC el interés oficial por realizar las PASO, aunque siempre existe la posibilidad de que una nueva ley cambie la vigente. Para eso, admiten dentro del FdT todavía queda un mes, pero la biblioteca está dividida. Algunos diputados dicen que es aconsejable que las modificaciones se hagan antes del 9 de junio, cuando vence el plazo para la inscripción de alianzas transitorias y confederaciones, y otros apuntan al 19 de junio, fecha límite para la presentación de precandidatos.