10|10|2021

El puente chino que Morales construye con paciencia oriental

21 de mayo de 2021

21 de mayo de 2021

Jujuy comprará un millón de vacunas Sinopharm al gigante asiático, que tiene inversiones en parques solares y eólicos en la provincia. Litio, la próxima parada.

En Argentina eran las dos de la tarde y en China la una de la madrugada cuando el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, cortó la comunicación con el embajador Sabino Vaca Narvaja. El propio mandatario se comunicó varias veces con el joven diplomático que mantiene conversaciones con distintos mandatarios que buscan vacunas. Morales llamó a Beijing después de conseguir la firma de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al pie de los papeles que debía presentar ante la Cancillería china. Después del anuncio de este jueves, apenas amaneció, Vaca Narvaja presentó la documentación en forma oficial y dio inicio formal al proceso de compra de un millón de dosis de Sinopharm. Con once horas de diferencia horaria hizo los trámites mientras Morales dormía en su provincia.

 

La conexión china la activó en persona el gobernador que en cinco años de gestión viajó diez veces al gigante asiático. Tiene un abultado álbum de fotos que así lo acreditan. Incluso acompañó al entonces presidente Mauricio Macri en su gira en 2017. Precisamente con el apoyo de Macri logró además el único crédito concesional otorgado al país, a tasa muy baja, para el Parque Caucharí. En 2018 le tocó recibir al jefe de Estado chino, Xi Jinping, en su visita a Buenos Aires para el G20. Aunque no hay supermercados regenteados por ciudadanos de origen chino en territorio de su provincia, hay por lo menos ocho empresas activas y decenas de ingenieros y altos directivos que acercaron distintas donaciones de insumos y equipamiento médico en el inicio de la pandemia el año pasado.

 

En el Gobierno reconocen que Morales tuvo una llave para encontrar una salida "creativa" a la necesidad de vacunas. Sin embargo, el mandatario jujeño mantiene la confidencialidad al respecto para que no se caiga la operación. Solo contó que negoció sin brokers ni intermediarios, aunque sí con ayuda de los vínculos que profundizó entre el empresariado influyente chino.

 

2016. Morales en la Gran Muralla China.

En tierra jujeña, Power China invierte 1000 millones de dólares en parques solares y eólicos. También tiene sede en Salta, Chubut y la bonaerense Miramar. En Jujuy son el puntal de Caucharí I, II y III, el parque solar más grande de América Latina. Morales sigue sumando inversores chinos: la semana pasada firmó un memorandum de entendimiento con Ganfeng Lithium, que en principio extraerá litio y fabricará baterías. El radical también tuvo apoyo nacional y respaldo para el acuerdo, al punto que en el acto hubo elogios mutuos con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sentado a su lado, y con Vaca Narvaja, que festejó con ambos brazos en alto conectado vía Zoom desde China. Detrás del joven diplomático se veían tres fotos: una de Néstor Kirchner, en el medio una de Alberto Fernández con la banda presidencial y la tercera, de Cristina Fernández de Kirchner.

 

Todas las gestiones para las vacunas las encabezó el propio gobernador, que apenas vio una luz verde llamó al Presidente. Tres semanas atrás, un domingo cerca de las 23, Morales le dio detalles al jefe de Estado. Fernández le dijo que avance. El mismo día de la firma del acuerdo con Kulfas y Ganfeng, Morales pasó por la Casa Rosada y charló a solas con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero. Luego, siguió las conversaciones con Vizzotti y el equipo de Salud, que le indicaron algunos cambios a la propuesta de compra: Sinopharm había aceptado vender un millón de dosis para la Fase 3 que ya está cumplida en Argentina, por lo que debió cambiarse la condición de ensayo clínico a aplicación general.

 

El año pasado, la Justicia ordenó un embargo de 150 millones de dólares contra una petrolera china que explotaba 35 pozos hidrocarburíferos y dejó el país y la provincia. En su momento, Morales buscó un acuerdo que no dañara el vínculo con China, prioridad en su gestión.

 

Hoy, además de las inversiones, las vacunas son la prioridad en la gobernación y los fondos que se destinarán a su adquisición son producto de ahorros en dólares depositados en varios plazos fijos en el banco Macro, que es el agente financiero local, y en otros bancos que pagan tasas más altas.  

 

En la reunión con autoridades provinciales de esta semana, el Presidente se dirigió en clave a Morales. "¿Cómo va tu tema?", le preguntó. La respuesta del gobernador fue favorable. "Cualquier cosa avisame", agregó Fernández. Horas después, Vizzotti firmaba la propuesta del gobernador opositor más amigable del Ejecutivo.

 

2018. Morales, entre Xi y el entonces presidente Macri en el G20.

El trámite puede ser largo. Primero, el gobierno asiático debe otorgar su aval. Luego, Sinopharm debe firmar un acuerdo con Jujuy. El optimismo del gobernador se debe a que en China se espera cumplir la meta de 500 millones de ciudadanos vacunados el próximo mes, lo que permitiría la liberación de más partidas a otros países. Aún así, es prudente y así se lo dijo a Letra P: "Seguimos con precaución, se trata de un trámite que no es fácil, no hay que generar sobreexpectativas", avisó horas después de dar la noticia.

 

Un dato político: el anuncio se hizo el mismo día de la presentación de listas para las próximas elecciones legislativas provinciales del 27 de junio. De ser exitosa la gestión, las vacunas llegarían antes de 60 días en dos partidas: una de 450 mil para inmunizar a 225 mil personas con las dos dosis, y una segunda de 550 mil. Al mismo tiempo, las personas que tienen la primera dosis de otras marcas seguirán siendo inoculadas en Jujuy con las vacunas que envía la Nación. El resto de las dosis que llegarían más adelante las "prestaría" la provincia a la Nación o, en caso de que el Gobierno accediera, serían vendidas a las provincias del Norte Grande. También falta organizar la logística. Una posibilidad es que las vacunas lleguen a Jujuy en vuelos de Aerolíneas Argentinas.