26|2|2021

En campaña, Larreta vuela a Corrientes para afianzar el vínculo con Valdés

19 de febrero de 2021

19 de febrero de 2021

En plan unidad opositora, tendrá agenda de gestión y foto política con el mandatario radical, que busca este año su reelección. También estará con el PRO local.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, emprendió este viernes un viaje relámpago hacia Corrientes. En la agenda tiene prevista una reunión con el gobernador Gustavo Valdés en el marco de la relación bilateral entre ambos gobiernos, pero su estancia coincide con la campaña electoral correntina, que está en marcha desde 2020 aunque aún no hay fecha definida para las elecciones que determinarán quién ocupará el Ejecutivo provincial hasta 2025.

 

El objetivo de la gira de Rodríguez Larreta por Corrientes, en el marco de otras visitas a provincias que emprendió este 2021, es aceitar el vínculo con Valdés, que buscará la reelección en los comicios que podrían realizarse en septiembre. Los gobernadores opositores firmarán un convenio de Educación e Industrias Creativas y otro relacionado al Turismo, pero el eje será la foto política del respaldo al mandatario de la Unión Cívica Radical (UCR). Hace semanas, viajó Diego Santilli con una agenda y un mensaje político similar: el vicejefe estuvo en Corrientes para respaldar al exdiputado nacional y, al mismo tiempo, confirmar la química del binomio que gobierna la Ciudad y busca engrosar su músculo político hacia dentro del PRO, donde conviven con Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

 

Rodríguez Larreta desembarcó en la provincia mesopotámica junto al secretario General y Relaciones Internacionales, Fernando Straface; el secretario General del PRO, Eduardo Macchiavelli; y el subsecretario de Cooperación Urbana Federal, Lucas Delfino. Al margen del respaldo a Valdés, reunión privada de por medio, Rodríguez Larreta recorrerá obras y caminará por la peatonal del centro de la ciudad. En la agenda del sábado tiene previsto un encuentro con el PRO de Corrientes, cuyas líneas internas están en tensión hace meses.

 

Al margen del respaldo político a la relección de Valdés, la visita de Rodríguez Larreta se da en el marco de una agenda de reuniones con el sistema político de cada territorio que pisa. Así sucedió en sus viajes a Salta y Mar del Plata, donde se encontró con el gobernador Gustavo Sáenz y el intendente Guillermo Montenegro, respectivamente. En su estadía en el norte también se reunió con la intendenta de la capital, Bettina Romero, y en la ciudad balnearia con Maximiliano Abad, candidato a presidir la UCR bonaerense y competidor del eje Gustavo Posse-Martín Lousteau. El senador, aliado interno en JxC, conocía el encuentro de antemano. No es casual que en las costas de los halcones opositores bautizaron al alcalde PRO como "Señor Prudencia".

 

Una agenda calibrada específicamente para no herir susceptibilidades y posicionar el diálogo político por encima del armado electoral. De todas formas, los caciques PRO del interior reclaman, ávidamente, por definiciones. Tendrán que armarse de paciencia porque Rodríguez Larreta se mantiene en la fase de reforzar alianzas y mostrarse como paladín de la unidad de JxC, en un juego de ajedrez para no alterar la paz con Macri, Bullrich y los popes del radicalismo que también piensan en las listas de 2021 y 2023.

 

Valdés y Rodríguez Larreta afianzaron la relación en los últimos años y, junto a Gerardo Morales (Jujuy) y Rodolfo Suárez (Mendoza), buscan reforzar la liga de mandatarios de Juntos por el Cambio (JxC). Sin embargo, esa unidad tuvo bemoles: el jujeño y el correntino se plegaron a los mandatarios oficialistas que propusieron suspender provisoriamente las PASO 2021, mientras que el porteño es el principal defensor de las primarias del conglomerado de JxC. Esa discusión abrió una grieta en el póker de gobernadores opositores, pero finalmente la Mesa Nacional de JxC jugó fuerte y abroqueló a todas las tribus por la negativa a la propuesta del Frente de Todos de "unificar" las PASO y los comicios generales. No obstante, la Casa Rosada aún no define qué sucederá con el cronograma electoral en el marco de la pandemia por coronavirus.