10|4|2021

La discusión sobre las PASO abre grieta en el poker de caciques de JxC

10 de noviembre de 2020

10 de noviembre de 2020

Morales y Valdés avalarían una suspensión de las primarias abiertas. Larreta pide mantenerlas, con respaldo del PRO. Enigma Mendoza.

Horacio Rodríguez Larreta se queda solo dentro del laberinto opositor por el futuro de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de 2021 (PASO). Hasta ahora, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires plantea que las primarias deben mantenerse y pide respetar el cronograma electoral, pero sus correligionarios gobernadores de la Unión Cívica Radical (UCR) miran con buenos ojos la posibilidad de una suspensión provisoria que se agigantó por impulso de los mandatarios peronistas pero se estanca en la indefinición del presidente Alberto Fernández.

 

La pandemia por coronavirus y el costo que implica ($12 mil millones, según el Presupuesto 2021) la celebración de los comicios engordaron la versión de un 2021 únicamente con eleccones generales. A ese combo se le suma la voluntad política de gobernadores y gobernadoras de pulverizar las internas abiertas, que nunca les simpatizaron. Las primarias son ponderadas por la oposición, porque colaboran para resolver internas y definir candidaturas, pero representan un problema para los oficialismos, porque abren el juego a que cualquiera presente una lista dentro de cualquier frente electoral.

 

 

 

En Juntos por el Cambio (JxC), la propuesta divide aguas desde el primer minuto, pero el tema siempre se discutió tras bambalinas. El gobernador de Corrientes, el radical Gustavo Valdés, tiró la primera piedra al considerar que las primarias "no han sido eficaces". Su par jujeño, Gerardo Morales, opina igual y ambos se lo hicieron saber a la Casa Rosada. La postura de Mendoza es una incógnita.

 

En el caso del PRO, el fin de las internas abiertas es un baldazo de agua fría: implica, al menos hasta la llegada de un acuerdo general, competir golpe por golpe con la UCR para definir candidaturas en todos los distritos. Las PASO son, fundamentalmente, un instrumento vital para espacios con poca estructura.

 

Sin embargo, el problema para Rodríguez Larreta es mayúsculo, porque le desarma su estrategia de contener a todo aquel que quiera competir. Su objetivo era aprovechar las primarias abiertas para darles abrigo a candidatos y candidatas que durante la gestión Cambiemos quedaron fuera por el dedazo del tándem Mauricio Macri-Marcos Peña. El jefe de Gobierno planteó una estrategia en dos pasos: fortalecer la unidad de JxC con las primarias abiertas y quedar como el paladín de la libre competencia para luego unificar a toda esa tropa tras su proyecto presidencial. La suspensión de las PASO se convertiría en un golpe al corazón de esa lectura. En paralelo, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, lanzó una campaña de afiliación masiva ante un escenario de internas cerradas con los aliados de la UCR.

 

 

 

Hace diez días, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, le comunicó a Rodríguez Larreta que el Gobierno no evalúa suspender las PASO. Tiempo después, los pedidos públicos de los gobernadores para evitar las primarias se multiplicaron. Mientras tanto, la Casa Rosada hace mutis por el foro.

 

En 2021, se eligen representantes para el Congreso, para las legislaturas provinciales, para los concejos deliberantes y gobernador o gobernadora en dos provincias (Santiago Del Estero y Corrientes). Si prosperase la cancelación de la PASO, Juntos por el Cambio exploraría el camino de internas cerradas entre el PRO, la UCR y los lilitos para definir la integración de las listas.

 

 

 

ENIGMA CUYANO. El mendocino Rodolfo Suárez aún no definió su apoyo o rechazo al plan de suspensión de las PASO. No tiene apuro y tomará esa decisión junto a sus coterráneos de gravitación nacional, el senador Julio Cobos y el diputado Alfredo Cornejo, que también preside la UCR.

 

La definición estará atada a las candidaturas y el acuerdo interno del oficialismo de Mendoza para las elecciones de 2021, con o sin primarias abiertas. La especulación se centra en que, si el escenario marca una nacionalización de la contienda, el oficialismo provincial apuesta a cerrar filas, definir candidaturas sin internas y aprovechar el impulso de las otras provincias para subirse a la propuesta de eliminar las internas abiertas.

 

Mientras tanto, la diputada nacional Claudia Najul, del riñón de Cornejo, sugirió que sería recomendable la suspensión de las PASO 2021. “Yo creo en que en este momento todas las señales que se den en bajar los gastos de la política van a ser bienvenidas, porque es lo que la gente espera de la clase política, dijo la legisladora en diálogo con Diputados TV.