23|6|2022

Lousteau resiste con sus 12 apóstoles y se pinta la cara para 2023

10 de diciembre de 2021

10 de diciembre de 2021

Sostiene la ruptura en Diputados pese al fuego de la cúpula UCR. La cocina de la carta-bomba. Un plan y dos destinos: ¿Uspallata o Balcarce? Su amigo Horacio.

"Me parece muy bueno, es una señal importante a los que se quieren sumar", apoyó Martín Lousteau la elección de Carolina Losada como su reemplazante en la vicepresidencia del Senado. Sólo aclaró que el cargo se renueva recién el 24 de febrero y hasta esa fecha él será el vice. La conversación en la reunión del martes siguió. Losada reflexionó: "Cuando me preguntaron, yo respondí que creía que me ibas a apoyar". "¡Por supuesto, Caro! Si es lo que venimos diciendo todo el tiempo: dirigentes nuevos, con respaldo de buenas elecciones!", exclamó el porteño, que decidió responder en una carta pública a las críticas y cruces con el gobernador Gerardo Morales y el jefe del bloque radical en Diputados, Mario Negri, las caras visibles de la pelea mayor. En el bloque hizo gestos para mostrar que no le importa que no le renueven el cargo.

 

Lousteau no se hace cargo del "castigo", pero resiste los planteos orgánicos de la UCR de La Pampa, Neuquén y Entre Ríos que piden que vuelvan al bloque de la UCR los diputados electos y las diputadas electas que se fueron al bloque Evolución Radical, con Emiliano Yacobitti y Rodrigo de Loredo a la cabeza. Son una docena, seis hombres y seis mujeres, a quienes el economista promete ayudar y respaldar con la mira en 2023.

 

El excandidato a jefe de Gobierno porteño saca cuentas: sus apóstoles representan a algunas de las provincias que más pesan en el padrón nacional: la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, San Luis y Entre Ríos. El propio Negri tuiteó la exhortación a la representación neuquina, pampeana y entrerriana.

 

Después de la reunión de bloque en el Senado y tras los fuertes dichos de Morales desde Jujuy, Lousteau rumió su respuesta. En la tarde del miércoles feriado, día de su cumpleaños número 51, mandó un largo mensaje a sus colaboradores, un borrador de la carta que publicó en el diario Clarín este jueves. Luego corrigió la desgrabación que tipeó su equipo y se las reenvió a un intendente y a dos diputados nacionales para consultarles sus opiniones. Antes de irse a dormir, ya había decidido hacer pública su respuesta sin dar entrevistas para evitar respuestas editadas.

 

Su plan, aseguran, sigue adelante. En el Senado no tendrá ningún cargo porque, está convencido, la pelea se da extramuros. "El poroteo del Congreso o en las estructuras partidarias no refleja lo que pasa en la sociedad", insisten en su entorno y señalan que Negri "se encaprichó" con ser precandidato a senador nacional y llevó a Mauricio Macri y a grandes dirigentes del radicalismo a apadrinar una estrategia de derrota. Le ganaron la PASO Luis Juez y Rodrigo de Loredo, que contaron con el apoyo de Lousteau y Patricia Bullrich, y luego se impusieron ampliamente en las generales. De Loredo no es un recién llegado a la política y es la apuesta fuerte en Córdoba del exministro de Economía de Cristina Fernández y ex embajador en Washington del gobierno de Macri. "Negri partió la UCR y por eso perdimos la intendencia de Córdoba", recordaron sobre la disputa de 2019. Por eso, entre otras razones, Lousteau serguirá con su estrategia de construcción en la provincia mediterránea, como detrás de Alejandro Cacace en San Luis (donde el macrismo adoptó a un peronista, Claudio Poggi) y de otros propios y leales en cada distrito. 

 

Según dicen, no dará un paso atrás aun con el alineamiento de la cúpula radical detrás de Negri y Morales. En Evolución preparan, incluso, un encuentro nacional y un mitín de dirigentes para contar delegados de cara al plenario del Comité Nacional. Todavía no confirman si Lousteau enfrentará en ese ámbito a Morales. Si los números no le dan, hay chances de una lista de unidad integrada por todos los sectores. Parece extraño en este contexto, pero es una posibilidad en análisis.

 

Aunque el larretismo desconfía de las movidas autónomas y prefiere dar señales de unidad, quien respondió las críticas de Morales fue Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad. Negó que Rodríguez Larreta haya motorizado la ruptura del bloque y les bajó el precio a las peleas. "Hay matices" en la alianza opositora, relativizó, mientras el jefe de Gobierno vocea a favor de la unidad.

 

Lousteau planea recorrer el país, respaldar a los dirigentes de Evolución y militar palmo a palmo la Capital con la aún vigente intención de ser candidato a jefe de Gobierno dentro de dos años, aunque hay quienes crean que quiere ser precandidato a presidente. A los comunicados de la UCR de tres provnicias intimando a volver a sus representantes al bloque de la UCR en la Cámara de Diputados le responderán con otros. Arrancaron con un documento firmado por un nutrido grupo de radicales del Comité Central de Córdoba. Mencionan la "necesidad de trabajar para unificar los bloques legislativos y expresar una sola voz opositora frente al gobierno kirchnerista" y le reclaman a Negri "un renunciamiento a la pretensión de conducir el bloque de la UCR, a los efectos de generar la unidad que necesita la UCR". Sobre esos apoyos resisten los seis diputados y las seis diputadas separatistas.

 

En territorio porteño y a pesar de la autonomía de Evolución en la Legislatura de la Ciudad, el pacto con Rodríguez Larreta sigue intacto. Al frente del Banco Ciudad está (y sigue) el banquero Guillermo Laje, amigo y estrecho colaborador de Lousteau. En el Legislativo porteño, teje con Yacobitti, igual que en el Congreso, pero con mejor convivencia. Además, prepara un gabinete en las sombras, un equipo técnico que asesore a la docena de espadas de Evolución en la Cámara baja, algo que quiso hacer en el Senado cuando asumió. Entonces no aceptaron su propuesta, pero ahora la pondrà en marcha en Diputados. Insistirá en armar un plan de gobierno para 2023. De eso, entre otras cosas, habla frecuentemente con Rodríguez Larreta.