10|1|2022

El lobby feroz contra la ley de envases pone en riesgo su debate en Diputados

28 de noviembre de 2021

28 de noviembre de 2021

Fuego cruzado contra la tasa que tiene un máximo del 3%, en una pulseada recargada por las cámaras empresarias. Duras acusaciones de Grabois y una sesión caída.

Faltan dos semanas para que la Cámara de Diputados cambie su composición y no hay certezas de que haya una sesión antes del 10 de diciembre. La negociación que llevaban el bloque del Frente de Todos (FdT) y la oposición para sesionar el próximo martes se estancó este viernes por las diferencias existentes en torno a la nueva ley de envases que, entre otros puntos, establece la creación de una tasa del 3% que deberán pagar las empresas que produzcan envases contaminantes para reforzar su reciclado. La iniciativa avanzó con fuerza después de las elecciones y ya cuenta con dos dictámenes de mayoría para llegar al recinto. Sin embargo, afronta una feroz ofensiva de lobby, impulsada por las firmas afectadas y los grupos de cabildeo que las representan, como la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) y la que reúne a la industria de bebidas sin alcohol (Cadibsa). A este complejo panorama, se suma la desconfianza de aliados esquivos del oficialismo sobre la naturaleza de la norma. 

 

Según confiaron a este medio en el FdT y en Juntos por el Cambio (JxC), había una hoja de ruta tentativa para sesionar el martes 30. La lista de temas, propuesta por el oficialismo, incluía entre otras una nueva ley de Violencia Institucional, el postergado texto de ley de Acceso a la Tierra y la ley que regula el cannabis medicinal e industrial.

 

Esos ejes reunían distintos niveles de acuerdo, pero la ley de envases concentró las diferencias más duras que, al cierre de esta nota, cristalizaron posiciones aparentemente irreductibles o la antesala de una negociación caliente que podrá definir el éxito o el fracaso del proyecto. Las posibilidades de una sesión el próximo martes se diluyeron. Solo quedó en pie la sesión preparatoria del 7 de diciembre para que juren las diputadas y los diputados electos, pero todavía existen chances de una ultima sesión con la composición actual para el jueves 9, último día de mandato para la mitad de ese recinto. 

 

El texto, que fue respaldado hace tres semanas por el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, lleva la firma del titular del bloque oficialista, Máximo Kirchner, pero fue redactada e impulsada por la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR). Uno de sus principales puntos es la creación de una tasa ambiental para las empresas y productores que coloquen envases en el mercado llamada "Tasa Ambiental de Responsabilidad Extendida del Productor (TAREP)". De acuerdo al proyecto, su monto no puede ser superior al 3% del valor de venta del producto envasado y premia a las firmas que fabriquen sus envases con materiales reciclables y que sean fáciles de reutilizar.

 

En las negociaciones, los bloques opositores presentaron distintos reparos sobre esa tasa que, a diferencia de un impuesto, es el pago por un servicio, en este caso, de reciclado. Tanto en JxC como en los bloques provinciales argumentaron que se trasladará a los consumidores y se negaron a bajar al recinto. El oficialismo tiene 120 escaños hasta el 9 de diciembre. Desde el día siguiente, tendrá 118, pero ni con la foto actual alcanzó a sumar las nueve voluntades necesarias para contar con el cuórum que le permita sesionar el próximo martes. 

 

En JxC guardaron silencio público sobre los reclamos que hicieron a cambio de aportar el cuórum y los votos. Sin embargo, testigos de la negociación confiaron a este medio que el mayor interbloque opositor exigió sacar la tasa variable que tiene un máximo del 3%. Desde hace una semana, los principales referentes de ese interbloque demuelen la propuesta por la tasa y siembran sospechas sobre el destino de su recaudación. Aseguran que impacta en los costos, golpea al bolsillo de los consumidores y perjudica a las empresas, que ya hicieron tronar su desacuerdo en las reuniones de las comisiones que tramitaron el texto. A ese planteo, el bloque Unidad y Equidad Federal para el Desarrollo, que lidera el mendocino José Luis Ramón, también sumó su negativa. También consideran que afecta a los consumidores con el traslado a los precios. 

 

A ese rechazo se sumó el interbloque lavagnista, que lidera Alejandro “Topo” Rodríguez. Su compañera de bancada, Graciela Camaño, ya presentó una iniciativa alternativa sin la tasa que tiene el respaldo de las cámaras y de algunas voces de JxC, como el diputado radical Gustavo Mena. Será una de las instancias que elegirán distintos representantes de la oposición para no votar la propuesta oficialista. El bloque Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, también confirmó que se opone.

 

Un informe elaborado por la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) sobre el impacto en el precio de los productos alcanzados sostiene que "si se obtiene una buena calificación por material reciclado contenido y ecodiseño" la tasa puede tener un impacto del 0,24% promedio en el precio, con un valor que varía entre los tres y los 50 centavos por envase. 

 

Hubo una acusación que subió el tono del debate. El referente de la UTEP, Juan Grabois, denunció en una nota publicada en elDiarioAR, que la AmCham les propuso a un grupo de diputados y diputadas de la oposición que viajen a Estados Unidos para participar de una serie de encuentros entre este sábado y el 4 de diciembre sobre la relación bilateral con Argentina. Estaban organizados por el Centro de Estudios Americanos (CEA), que realiza estos intercambios hace 20 años con financiamiento del Departamento de Estado o la AmCham. La lista, que incluía funcionarios, llega a los 50 nombres, pero no se filtraron. El viaje fue suspendido y, según reveló el diario BAE, el viceministro de Economía, Fernando Morra, estaba entre quienes habían aceptado la invitación.

 

Este viernes Grabois volvió a tirar munición gruesa. "En las próximas horas se está definiendo si la Argentina tiene ley de envases o no. Las grandes corporaciones inventaron que es un impuestazo. Producen envases contaminantes irresponsablemente. Los tiran y terminan en los océanos, los basurales o hay un cartonero o cartonera o niño que los recupera. Que termine el lobby corrupto que coimeando diputados esta frenando una ley histórica", lanzó el referente de la UTEP desde su cuenta de Instagram. 

 

Días atrás, la Amchan definió al proyecto como "una propuesta anacrónica, que no soluciona el problema de fondo", "genera una mayor carga tributaria al tejido productivo" y que no tiene "una clara contraprestación por los fondos que generaría este programa". Además de apostar a que no exista la tasa, el planteo empresario es que la norma les permita "optar con claridad por sistemas locales de gestión implementados y financiados por el sector privado, bajo el control y la supervisión de la autoridad de aplicación".

 

Los cuestionamientos, según supo Letra P, fueron acompañados por llamados de multinacionales con presencia en la Argentina a referentes de la oposición en Diputados para transmitirles que coinciden con distintos aspectos de la norma, pero siempre y cuando no incluya una tasa. Tampoco justifican el "apuro" en el tratamiento y deslizan que subirá los precios.

 

Uno de los diputados que no acuerda con la norma pero ha votado proyectos del oficialismo evaluó que la negociación se estancó porque el FdT no les consultó nada. Otros aliados esquivos del FdT redoblan las críticas contra la tasa y su recaudación. Consideran que es una forma de quitarle ese flujo a las intendencias, cuando la iniciativa busca aplicar el concepto de "Responsabilidad Extendida al Productor" para que impacte en los 150.000 trabajadores y trabajadoras del reciclado, que no tienen ninguna cobertura laboral y viven en condiciones de extrema vulnerabilidad. 

 

Esa comunidad es clave para aumentar el reciclado. Actualmente se recupera el 10% de toda la basura generada, en un país donde se producen 50.000 toneladas diarias de residuos. El 20% de ese total son envases. Una parte de esa montaña es recolectada por las empresas concesionarias del servicio de higiene urbana, que se quedan con grandes porciones de los presupuestos municipales, y otra parte termina en alguno de los 5000 basurales a cielo abierto que hay todo el país.