29|11|2021

Preocupación y hermetismo en el búnker de Tolosa Paz

20 de octubre de 2021

20 de octubre de 2021

La candidata de Todos esconde sus cartas. Llega al cruce con su verdugo Santilli en un escenario adverso. Cambio de agenda y tono. Los indicios que dio en IDEA.

Fuerte entrenamiento y hermetismo total. Esas son las dos consignas que se impusieron en el búnker de Victoria Tolosa Paz en la previa al debate televisado, este miércoles, de postulantes a una banca en el Congreso en representación de Buenos Aires, una instancia que genera inquietud y dispara temores en el comando de campaña del Frente de Todos.

 

La candidata oficialista se preparó para la contienda organizada por la señal de cable TN (Grupo Clarín) recostada en el equipo de comunicación y estrategia diseñado e intervenido por el “jefe de campaña con cama adentro”, su esposo Enrique “Pepe” Albistur, quien ajustó tornillos, modificó agenda de apariciones y disciplinó a la tropa de vocería.

 

Tolosa Paz llega a esta instancia en un escenario muy diferente al que imaginaba en aquel primer momento de la campaña de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), cuando toreaba a Diego Santilli (Juntos) con un cruce televisado. En última instancia, en la decisión de que sea ella la que encabece la boleta de la alianza oficialista pesó su desempeño en el último año como espada del gobierno en el prime time televisivo.

 

Lejos de lo que se imaginaba, la platense irá al debate en un escenario adverso, con el gobierno nacional y la figura de Alberto Fernández, el impulsor de su postulación, en los niveles más bajos de valoración positiva desde su llegada a la presidencia.

 

Los cambios en el perfil de campaña de Tolosa Paz son evidentes. Desde la derrota en las PASO y los posteriores reproches internos por algunos episodios considerados deslices, la candidata bajó ostensiblemente su exposición mediática, da entrevistas a cuentagotas y limita sus apariciones a actos junto a Fernández, el gobernador Axel Kicillof o apariciones puntuales en territorio, de la que se informa a los medios con poca antelación.

 

¿Podrá Tolosa Paz salir airosa del cruce televisado con el resto de los candidatos bonaerenses en el peor momento de popularidad del gobierno? ¿Será capaz de responder a los embates de la oposición?

 

La exposición del viernes pasado en el Centro Costa Salguero en el marco del Coloquio de IDEA ofrece algunas pistas. Con un tono más reposado, Tolosa Paz se ajustó al libreto: el eje es la agenda de recuperación productiva y el acompañamiento de un estado que quiere estimular la creación de empleo.

 

“Liberación de cargas patronales”, “promoción de la industria del software” y “estímulos a la producción” fueron algunas de las ideas fuerza que sostuvieron cada intervención de la candidata en el foro de empresarios. Enfrente, Santilli -un disciplinado que se couchea con sparrings- golpeaba en los flancos débiles: la seguridad en la Provincia, la administración de la pandemia y la situación económica.