26|11|2021

Dos para triunfar en la batalla televisada

24 de julio de 2021

24 de julio de 2021

Los perfiles complementarios del dúo de polemistas que encabeza la lista grande del FdT. Distracción Kreplak y el coucheo de Victoria. Pase filtrado de Cafiero.

Este sábado 24 a las nueve de la noche, cuando la mayoría del universo de la política nacional esté enfrascado en el armado de las listas y el resto mire expectante esa definición, Victoria Tolosa Paz se sentará en el sillón de Sobredosis de TV como invitada central del programa que conducen Juan Di Natale y Elizabeth Vernaci en C5N.

 

Apta paneles. Tolosa Paz-Gollan, la fórmula.

Debutará, así, como primera precandidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos en un estudio televisivo, donde se desplegará buena parte de la primera campaña electoral en pandemia. Los mismos estudios y canales que empezó a recorrer hace poco menos de un año, cuando Santiago Cafiero le pidió que fuera a la TV a hablar de “todos los temas” y defender al Gobierno.

 

Por esas horas, Daniel Gollan esperará la definición del armado de las demás listas oficialistas en su casa de Ituzaingó, en el oeste del conurbano, donde vive hace más de 20 años, repartidos con su departamento porteño.

 

El ministro de Salud bonaerense, dicen quienes se mueven a su alrededor, tiene confirmado hace más de un mes que será el número dos en la boleta, por indicación de Cristina Fernández, aunque las versiones señalaron en ese lugar durante varias semanas al viceministro Nicolás Kreplak. “Lo de Kreplak fue una jugada. Se llevó todas las marcas, pero nosotros sabíamos que iba a ser Daniel”, dicen en la casa de Gobierno provincial.

 

Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan son las dos principales apuestas que la coalición oficialista pone en la cancha para jugar una elección difícil y con escenario abierto, más allá de la confianza que hay en el Gobierno en un triunfo en noviembre.

 

La platense titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales cerró el viernes su semana de mayor protagonismo político con encuentros reservados en los que recibió la confirmación que le faltaba sobre su futuro. Primero, visitó en el Senado a CFK. Después, almorzó con el Presidente en Olivos. Por la tarde, desembarcó en la Casa Rosada para una charla a solas con Cafiero.

 

En la Quinta presidencial de Olivos, la noche en que la Selección argentina venció a Brasil en la final de la Copa América, Tolosa Paz tuvo la primera confirmación de boca de Alberto Fernández de la decisión de que ella fuera el primer nombre puesto sobre la mesa para la lista. A su lado estaba su marido, Enrique Albistur, amigo del Presidente y nexo principal para la llegada de “Viky” a la mesa chica de Fernández.

 

La candidatura de Tolosa Paz fue, para el jefe de Estado, un movimiento preventivo en la silenciosa pulseada que mantuvo con Cristina y Máximo Kirchner para resistir la salida a la lista de Cafiero

 

Curioso o no tanto: fue el propio jefe de Gabinete quien, en agosto del año pasado, le dio pista a Victoria para que se convirtiera en vocera del Gobierno en los medios, una prueba de ensayo en la que la platense comenzó a medirse en las grandes ligas. 

 

Fue un movimiento de quiebre en la carrera política de Tolosa Paz, después de meses de perfil bajo tras su trabajoso desembarco en el gabinete, con un área creada a medida y sin geografía de acción específica. 

 

Cafiero es el principal interlocutor político de Tolosa Paz y, dicen, uno de los primeros en destacar que la platense cumplía varios requisitos clave, como representar al albertismo en la nómina sin ser una figura que generase rechazo en el núcleo duro del kirchnerismo ni en Cristina. 

 

Con la vicepresidenta, Tolosa Paz cultivó un buen vínculo. La última vez que hablaron de la marcha del Gobierno fue durante la gira de Fernández por Europa, cuando CFK la llamó al Senado junto a Luana Volnovich para que la informaran sobre los temas de sus áreas.

 

“Ella se viene preparando para esto desde hace un año”, dicen quienes trabajan codo a codo con Tolosa Paz. “Estudia todos los temas, casi obsesivamente, y se entrenó en medios yendo primero a los programas más difíciles, como Intratables”. 

 

En los estudios de TV, Tolosa Paz se mueve como pez en el agua y esa fue una de las principales fortalezas que vieron en Balcarce 50 para impulsar su precandidatura. Desde hace años, se couchea para ajustar el tono y el mensaje a la medida de las grandes audiencias. 

 

Para Tolosa Paz, que empezó en la actividad política en 2001 de la mano de la duhadista Nélida Doga en la cartera social bonaerense, la precandidatura será el punto más alto de su carrera política, que tiene como principal objetivo la intendencia de La Plata, el sillón que la obsesiona. 

 

¿Cómo se complementará la figura verborrágica y expansiva de Tolosa Paz con el tono un poco más cauto de Gollan? Ese es uno de los principales interrogantes en las horas previas al inicio de la campaña. Los dos tuvieron una reunión en la sede platense del ministerio hace poco más de un mes, pero juran que no hablaron de candidaturas.

 

La postulación del titular de Salud bonaerense fue dada por segura días atrás, después de semanas en las que el nombre que más sonó fue el de su segundo en la cartera, Kreplak. Los dos fueron las caras visibles de la gestión bonaerense de la pandemia, los que plantaron bandera en las sucesivas pulseadas con la administración de Horacio Rodríguez Larreta y los que mostraron los dientes en temas como reaperturas y clases presenciales. 

 

“Que vaya Daniel no es casualidad. Es consecuencia de la gestión que logró que el sistema sanitario no colapsara y que tenga casi nueve de los 12 millones de bonaerenses vacunados”, apuntan en la Provincia. 

 

Gollan se sumará a una campaña que tendrá roce mediático y polémica con una de las principales virtudes que le destacan quienes trabajan cerca de él: el aplomo. La misma que mostró desde el arranque de la pandemia, cuando en la Gobernación la mayoría del gabinete perdía los nervios proyectando escenarios catastróficos y él aportaba calma. “Daniel pasó por un centro clandestino de detención y por la tortura. No es fácil que algo lo mueva del eje”, dicen en el gobierno bonaerense. 

 

La inclusión en la lista fue por pedido expreso de Cristina, quien lo había llevado al Ministerio de Salud nacional en el último tramo de su segunda presidencia. El sobreseimiento en la causa Qunita, que llegó hace pocas semanas, fue, en términos personales, una reivindicación de aquella gestión.

 

En la campaña, nadie duda de que el rol de Gollan será el de ejercer de contrapunto a la figura de su colega médico Facundo Manes, la gran apuesta del radicalismo

 

El próximo 8 de agosto, cuando empiece formalmente la campaña, Tolosa Paz y Gollan saldrán al ruedo y comenzarán a medirse en una pulseada que definirá el futuro de la coalición oficialista.