X

La imagen del Presidente sigue en caída, mientras el jefe de Gobierno porteño aparece como el dirigente más valorado. Fuerte rechazo a los exmandatarios.

Por 23/09/2020 8:53

La imagen del presidente Alberto Fernández cayó hasta niveles previos al inicio de la cuarentena, mientras que la de Horacio Rodríguez Larreta sigue subiendo. Es el resultado del último sondeo de la consultora Giacobbe & Asociados, que también dio cuenta de un amplio rechazo de la sociedad hacia Cristina Kirchner y Mauricio Macri. 

Según la encuesta, que se realizó entre el 15 y 17 de septiembre, la imagen negativa de Fernández (55%) supera por casi 20 puntos porcentuales a su valoración positiva (35,7%). De hecho, se incrementó 6,5 puntos respecto al sondeo de agosto. 

 

 

En marzo de este año, su imagen positiva se disparó a 67,8% y su percepción negativa rondaba el 12%. Con la extensión del aislamiento, sumada a medidas polémicas que impulsó el Gobierno, esos números cayeron más de 30 puntos en seis meses.

"El Presidente vivía hasta principios de marzo en el piso 37 de imagen positiva que le alquilaba a Cristina Kirchner, dueña del inmueble. Al disponer la cuarentena, una sociedad atemorizada y obediente le prestó el piso 68 de imagen positiva, pero a costa de la envidia y la desconfianza del consorcio. El cambio de humor social lo empujó hacia abajo nuevamente y en el piso 35 lo atajó la dueña nuevamente, que regentea los pisos 30 a 37. Aquí se encuentra Alberto hoy, frustrado por haber disfrutado brevemente la suite del 68, pero contento de no conocer aún el quinto subsuelo", analiza Jorge Giacobbe, director de la consultora.

 

 

El jefe de Gobierno porteño vive una situación totalmente diferente: sigue creciendo gracias a la visibilidad nacional que le dio su gestión en la pandemia. De hecho, su imagen positiva creció de 38% a 43,3% y su valoración negativa cayó medio punto en los últimos 15 días.

En su análisis, Giacobbe asegura que Larreta "aspira a llegar a la terraza", en referencia a la Presidencia, pero advierte que "montarse en la expectativa social de recambio antes de tiempo es un camino de riesgo". 

El trabajo, que se realizó en base a 2.500 casos a través de encuestas a dispositivos móviles y contempla un margen de error de  +/- 2%, también midió a la vicepresidenta Cristina Kirchner y a su rival Mauricio Macri de cara a las elecciones de 2023. 

 

 

El 63,2% de las entrevistadas y los entrevistados consideró que la exmandataria debería "retirse de la política", mientras el 19,5% opinó que debería "ser una representante más de Frente de Todos, pero sin ser candidata a presidenta en 2023" y el 17,1% respondió que debería competir por la Presidencia nuevamente. 

En cuanto a la figura de Macri, el 48,4% manifestó que debería dar un paso al costado y dejar la política, el 33,8% opinó que debería ser "un representante más de Juntos por el Cambio, pero sin ser candidato a presidente", y el 17,2% contestó que tendría que volver a pelear electoralmente por la Presidencia. 

"Que vayan calentando los motores los suplentes", dice el director de la consultora a la hora de analizar el rechazo de la sociedad a los dos dirigentes que representan a los sectores más duros de cada lado de la grieta. 

 

 

Sobre las legislativas del próximo año, el 53,7% quiere que el Frente de Todos pierda las elecciones, el 33,3% espera que la coalición gobernante gane los comicios y el 12,4% dijo que le da lo mismo.