X

En la mesa chica del GEN admiten charlas informales con las palomas y toman distancia de los halcones. El bifrentismo, la tercera vía y el fantasma testimonial.

Por 03/08/2020 18:30

La diáspora del espectro progresista a partir del nuevo ordenamiento del esquema de poder empujó al GEN de Margarita Stolbizer a un debate interno en torno a cuál será su posicionamiento político en las próximas rondas electorales. La lapidaria experiencia reciente de Consenso Federal –donde ni siquiera logró colocar dirigentes en casilleros competitivos dentro de las listas legislativas– y los sondeos que sectores de Juntos por el Cambio hacen para ficharlo dentro del frente opositor forjaron en el GEN una corriente de opinión que explora un acercamiento con el ala moderada de JxC. Admiten charlas informales, aunque se aclara que aún no hay estrategia definida y que mucho está supeditado al peso que tenga el macrismo duro en las propuestas electorales del frente. Mientras, observan “con expectativa” la interna cambiemista entre halcones y palomas.

En la mesa chica del GEN la tendencia mayoritaria es avanzar en el diálogo con dirigentes como Martín Lousteau, María Eugenia Vidal, Horario Rodríguez Larreta y Emilio Monzó. “El sistema está consolidado como bifrentista, no hay espacio para terceras vías”, argumentó a Letra P una de las voces consultadas, que hace votos por una confluencia en “un Cambiemos renovado” donde no se impongan liderazgos duros como los de Patricia Bullrich, Miguel Ángel Pichetto o el propio Macri.

 

 

Si prevalece el macrismo de paladar negro, los margaritos no ven posibilidad de desembarco en JxC. “No formamos parte del Gobierno y no nos vamos a hacer cargo ahora de la mochila”, indicaron para recordar que Stolbizer planteó “fuertes diferencias” con el gobierno anterior, como durante el intento de designación de jueces de la Corte por decreto o por la venta de acciones del Grupo Macri en Autopistas del Sol, causa que complica por estos días al expresidente.

De todos modos, no hay uniformidad de criterio ni una decisión tomada. Aún permanecen con los pies dentro del plato del GEN algunos dirigentes que nada quieren saber con acordar una inserción en JxC y siguen poniendo énfasis a una tercera vía en compañía de fuerzas de raigambre progresista.

Y mientras buscan evitar que el barco margarito atraque en puerto amarillo, no dejan de mantener el contacto abierto con recientes compañeros de espacio que ya tomaron la decisión de despegarse del GEN para articular en la incipiente estructura de “Progresistas en Red”, junto con alfonsinistas, socialistas y espacios que simpatizan con el gobierno del Frente de Todos.

 

 

Como contó Letra P en febrero, entre los exmargaritos que impulsan Progresistas en Red aparecen el extitular del Instituto GEN Marcelo Ferreira y los exlegisladores bonaerenses Juan Carlos Juárez y Pablo Farías. “El GEN va a terminar abrazado a Cambiemos y nosotros con la derecha no tenemos nada que ver”, dijo Farías a este medio.

Los proacuerdo con JxC retrucan a los que insisten en construir una tercera opción: “Ya hicimos ese camino y si insistimos en hacerlo corremos el riesgo de convertirnos en testimoniales. Para cambiar las cosas hay que llegar al poder, y para llegar hay que formar parte de un polo alternativo en el que puedan existir coincidencias programáticas y competitividad electoral”.

 

 

Bajo esa tesitura, argumentan que con espacios como Evolución –liderado por Lousteau– se puede avanzar “en una pincelada socialdemócrata de una propuesta”, a la vez que se esperanzan con un radicalismo con “un rol más protagónico” y un PRO donde gane terreno el ala moderada.

Aunque por el momento los canales de comunicación son informales, la articulación entre el GEN y Juntos por el Cambio ya viene exponiendo algunos casos concretos en el llano. Desde recurrentes presentaciones conjuntas entre ambos bloques en el Concejo Deliberante de Quilmes hasta proyectos elaborados coordinadamente en Morón.