12|4|2021

Patrulleros, agentes y equipos: el plan fino del Gobierno para el conurbano

26 de agosto de 2020

26 de agosto de 2020

El anuncio del programa para la seguridad bonaerense se postergó para la próxima semana. Todo se resolvió en la mesa de Olivos, plagada de intendentes.

La mesa de los martes, que encabeza el presidente Alberto Fernández y que que se reúne semanalmente en la residencia de Olivos, afinó detalles del plan de seguridad para el conurbano bonaerense. Esta vez, los intendentes (solo hombres y del Frente de Todos) participaron con mayor representación en el encuentro, en el que se acordó lanzar la semana que viene un "plan de saturación" en seguridad que incluye dos mil patrulleros, paradas seguras con cámaras y botones antipánico para todo el gran Buenos Aires, refacción y mejoras en 100 comisarías, la construcción de módulos carcelarios, un programa de reclutamiento de diez mil nuevos policías, un nuevo equipamiento para las fuerzas y la distribución ordenada de Gendarmería en el conurbano, tal como ocurriera en 2011 con el "Plan Centinela".

 

La mesa, además del Presidente, estuvo integrada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de la bancada oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof

 

La inseguridad gana terreno en la agenda del Gobierno, que intenta mostrarse activo con fuertes anuncios que se concretarían la semana próxima. El acuerdo al que se llegó este martes tras la reunión en Olivos evidencia también la injerencia de Massa en el tema, desempolvando viejos proyectos de su experiencia por la ancha avenida del medio en la que transitó de 2013 a 2019. También se evidenció la inclusión de intendentes del conurbano que buscan canalizar directamente con Nación la administración de los recursos materiales y económicos. 

 

Como contó Letra P, Massa tiene entre sus objetivos apurar la creación de la Agencia de Seguridad Metropolitana pero, por el momento, a Kicillof la idea no lo seduce demasiado. Tampoco a su ministro de Seguridad, Sergio Berni.

 

 


Una de las líneas de trabajo con las que se busca avanzar es la deficiencia estructural de la provincia de Buenos Aires. La refacción de las comisarías y la puesta en marcha de nuevos módulos de detención -podrían ser contenedores acondicionados- son consecuencia de la sobrepoblación en comisarías bonaerenses. Según la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), hay 5.480 personas alojadas en una estructura que está preparada para 1.119 detenciones. 

 

Diez mil agentes, se deslizó, ingresarán a la formación policial de manera escalonada. Las autoridades de Seguridad en territorio bonaerense apuntan que hay un faltante de alrededor de tres mil integrantes. 

 

La llegada en bloque de la Gendarmería a varios distritos complejos del conurbano también era una demanda de los municipios. Fernández contesta esa demanda con un relanzamiento del Plan Centinela.

 

Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Jorge Ferraresi (Avellaneda) fueron los intendentes que se sumaron a la mesa de decisión de este martes. Además del Presidente, el gobernador, Cafiero, Kirchner y Massa, participaron los ministros Eduardo "Wado" de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Mario Meoni (Transporte).